Bestialidad chavista, en todo su furor

Bestialidad chavista, en todo su furor

Indudablemente el régimen Chavista que preside el irracional de Maduro, pretende imitar a la dictadura castrista de Cuba, buscando la perpetuidad en el poder y por eso sus áulicos gritan que los líderes de la oposición “no volverán” entonces con la detención del alcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma, se emprende un camino hacia el totalitarismo, basado en dictaduras sanguinarias Marxistas como la de URSS con Stalin, en Camboya con Pol Pot y en la China de Mao Zedong, recordando que la esencia de la camarilla que desgraciadamente gobierna a Venezuela es Marxista, así se ponga la máscara del Bolivarianismo.

Subrayando que el difunto presidente de Venezuela Hugo Chávez, siendo un nostálgico de la guerra fría, soñaba con una Unión Soviética Latinoamericana, por ello los crímenes, detenciones y las torturas que sufren los miembros de la oposición en el hermano país, es el preámbulo de un absolutismo que mediante la represión busca eternizarse en el poder y por eso es muy probable que no hayan elecciones legislativas este año, para consolidar el régimen neocomunista que busca incidir con su engendro del socialismo del siglo XXl en toda la región.

El gobierno de Maduro se invento la fabula de una supuesta conspiración de Estados Unidos, que se llamaría “operación Jericó” la cual ocurriría el pasado 12 de febrero, en donde un avión Tucano, piloteado por oficiales supuestamente traidores, bombardearían unos objetivos, entre ellos el palacio de Miraflores y como por arte de magia, se caería el régimen, semejante locura solo la pueden concebir mentes enfermizas como las de los sucesores de Chavez, quienes al ser alumnos del sátrapa de Fidel Castro que en 56 años de parasitar con el estado Cubano ha vivido creando fantasías de atentados y golpes de estado como pretexto para perseguir a los opositores, por eso en Venezuela siguiendo el ejemplo del tirano en su paroxismo, encarcelaron a Antonio Ledezma y persiguen rabiosamente a María Corina Machado.

Porque no hay que olvidar que el tal golpe de estado que ocurrió en Venezuela el 11 de abril de 2002, fue obra de la camarilla chavista que copio la versión de la noche de los cuchillos largos de Hitler en Alemania en 1934, para depurar el ejército y así detectar a los militares que no eran afectos al régimen de Chávez, posteriormente las consecuencias demostraron con toda claridad que dicho golpe fue una farsa, por eso así como el castrochvismo monto toda esa parafernalia hace 13 años, ahora echa el cuento de la conspiración para aplastar la protesta ciudadana, que crecerá ante el fracaso de caricaturas como la del socialismo y la revolución, que son dos causas perdidas en la tierra de Bolívar y en toda América Latina.

Otro sofisma del gobierno de Maduro es el de la agresión económica, cuando durante 15 años ha gozado de una bonanza petrolera, que le ha servido para comprar gobiernos y mantener la burocracia Cubana, mientras los Venezolanos tiene que aguantar el desabastecimiento y la pobreza que es cercana al 50% y, hasta la misma Cepal(comisión económica para América Latina y el Caribe) que se basa en informes oficiales no oculta las cifras, de la misma forma la caída del Pib es enorme y se habla de que la inflación en Venezuela estará en el 2015 por encima de los tres dígitos, por lo tanto no hay ninguna guerra económica, pues USA no ha dejado de comprar el crudo del país vecino, lo cual podría hacer, así que se debe de reconocer sin temor a ser desmentido, que el modelo del socialismo del siglo XXl está muerto en Venezuela y no se puede seguir insistiendo con un cadáver insepulto como guía.

En Colombia hay que aclarar frente a los últimos sucesos de Venezuela, el papel mediador del gobierno Chavista con respecto a los diálogos en la Habana, ya que un régimen dictatorial similar al Cubano no es garantía de imparcialidad, porque busca expandir su fracasado sistema, de ahí que todos los Demócratas del continente Americano tenemos que solidarízanos plenamente con la sufrida nación Venezolana para que no sea otra víctima eterna del Castrismo, sin embargo no hay que pasar por alto que el pueblo Venezolano tiene reservas libertarias que saldrán a relucir para emanciparse de las cadenas oprobiosas del Chavismo, contrario a lo que sucede con Cuba ya que la isla fue el último país que se independizo de España, lo cual demostraría históricamente que ese pueblo se somete fácilmente a sus verdugos, caso el de Fidel Castro, mientras que Venezuela fue adalid de nuestra independencia por ello se tendrá que liberar de la esclavitud que le ha traído el comunismo totalitario.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar