Por las buenas o por las malas

Por las buenas o por las malas

Los gobiernos de Colombia y Venezuela marchan unidos y en alianza hacia el fracaso, la crisis por inseguridad, desempleo, costo de la vida y el deterioro en la ejecución de programas sociales, preocupa a toda la población de dos países hermanos carentes de gobernantes con identidad nacional, credibilidad, objetividad y principios de solidaridad y justicia para con sus semejantes y ahora nos amenazan con imponerse en los próximos procesos electorales por las buenas o por las malas.

Maduro y Santos ya no gozan del respaldo popular, están navegando en aguas turbulentas en el sector económico y tienen que enfrentarse este año a procesos electorales en condiciones adversas, las multitudes que lograron engañar tienen ahora sentimientos de frustración y rabia,  están dispuestos a pelear por sus derechos, por supuesto que ahora la protesta tiene más sentido que nunca tanto en Colombia como en Venezuela, para convertirla en una  enorme fuente de energía que nos acompañe en los  procesos electorales que los demócratas de las dos Naciones tenemos que enfrentar.

Los gobiernos de Santos y Maduro se sostienen sobre unas instituciones incondicionales a sus ideales Estalinistas, los ciudadanos de las dos Naciones perdieron su fe en ellos, en sus organizaciones políticas y en el proyecto Castrochavista que los impulsa, es en este momento cuando tenemos que aprovechar esta brecha gigante en contra de los dos gobiernos, buscando alternativas electorales que nos permitan cambiar los dos modelos que han fracasado en sus pretensiones de mantenerse en el poder por las buenas o por las malas como lo afirmara el presidente Nicolás Maduro el pasado 2 de Febrero del presente año a los 198 años del natalicio de Ezequiel Zamora y lo confirmaran Juan Manuel Santos y el fiscal general de la nación con la persecución que mantienen contra Álvaro Uribe Veles y el centro democrático.

Esta batalla electoral no será fácil, estos gobiernos recurrirán como en el pasado a utilizar los poderes del Estado: Dinero, fiscalía, funcionarios públicos, vehículos, cuerpos de seguridad, milicianos armados, presión y toda clase de ventajismos para tratar de frenar la avalancha de votos que acompañará a una oposición unificada en torno a sus mejores representantes, porque no tengo la menor duda somos la mayoría de la población tanto en Venezuela como en Colombia que le diremos; No, en las urnas electorales, a las intenciones del gobierno de Colombia que pretende dar participación y carácter legal a los narco- terroristas de las Farc y el de Venezuela que nos conduce por el precipicio del Castro- chavismo.

Los Venezolanos y Colombianos estamos en la obligación de participar y hacer respetar este momento electoral, hacer lo que nos manda la constitución nacional, solo con el voto mayoritario las grandes naciones han terminado con los malos gobiernos y si nos organizamos, votamos y estamos dispuestos a defender en las urnas electorales hasta con nuestra vida ese voto; Habrá un nuevo renacer para la democracia, la justicia y la libertad en nuestras dos grandes Naciones.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar