Colombia, entre la Ocde y las Farc

Colombia, entre la Ocde y las Farc

La Ocde -Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico- fue fundada en 1961 para promover las políticas que mejoren el bienestar económico y social de los seres humanos. A esta pertenecen hoy los 34 países más ricos del planeta. Por Latinoamérica participan solamente México y Chile. La sede se encuentra en París.

Como sospechamos algunos colombianos, el presidente Juan Manuel Santos pretende que Colombia ingrese a esta organización a oscuras. Entre las recomendaciones de la Ocde, las hay excelentes, regulares y nefastas para Colombia. Conviene advertir que este exclusivo club se caracteriza por preconizar las ideas liberales como el capitalismo con igualdad de oportunidades, la separación de poderes en el Estado… Sus recomendaciones no son vinculantes; pero terminan siendo obligatorias para quienes ingresen.

En entrevista del economista Andrés Espinosa Fenwarth al programa radial La Hora de la Verdad, le informó él a los colombianos que el gobierno de Santos ha enviado ya 1.600 funcionarios durante los últimos cuatro años a París, para que asistan a unas 600 reuniones, en 23 comités, para abordar temas relacionados con nuestra economía, a saber: reformas tributarias, agricultura, aranceles, pensiones de jubilación, estadísticas, seguros, acuerdos comerciales…

Más aún, en enero pasado ya presentaron 82 recomendaciones relacionadas con algunos de los temas aludidos, con base en dichas reuniones, las cuales, infortunadamente, se han adelantado sin transparencia y sin concertación. Del sector privado parece que no asiste sino el presidente de la Andi, cuyo nombramiento fue sugerido por el propio presidente Santos y quien es mirado con recelo por casi todos los otros sectores de la economía.

Al decir de Espinosa Fenwarth, figura la Ocde como el principal proponente de la reforma tributaria integral que a regañadientes aceptó el Gobierno, porque no comprenden que, en el galimatías del ministro Mauricio Cárdenas, existan empresas que soporten tasas de tributación efectivas cercanas al 76% de sus ingresos gravables. En opinión del experto Santiago Pardo, existen empresas que tributarán por el 2015 más del 100% de tales ingresos. Por esto aconseja la Ocde elevar el IVA y reducir los impuestos a las empresas.

En dichas recomendaciones – agrega Espinosa- propone el club de quienes más subsidian sus propios sectores agrícolas, liberar totalmente el mercado agrícola de Colombia. Nefasto. Recomiendan realizar todas las reformas a las pensiones de jubilación que no pudo hacer el señor Rafael Pardo cuando era ministro del Trabajo, por ejemplo, elevar a 65 años la edad para pensionarse tanto los hombres como las mujeres, gravar las pensiones muy elevadas, conceder mesadas de pensión bajo el salario mínimo… En fin, así como hay recomendaciones nefastas también las hay excelentes.

Llama la atención, finalmente, que pretenda nuestro errático presidente Juan Manuel Santos hibridar las recomendaciones socialistas y retrógradas de las Farc en La Habana, con el capitalismo progresista y totalmente opuesto de la Ocde en París.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar