“Líneas rojas”, pero de tinta borrable

“Líneas rojas”, pero de tinta borrable

Téngale miedo a cualquier “línea roja” o inamovible que el presidente fije en las aberrantes negociaciones con el cartel narcoterrorista Farc, porque unos meses más tarde, él y sus amigos por contrato de los medios, comienzan a decir que dicho límite es un obstáculo para la “impunipaz”, y que en vez de mantener la línea roja, es mejor ponerles tapete rojo a las exigencias de los delincuentes. Si todavía creen que no van a darse una “constituyente” y un “cese bilateral”, mejor se bajan de esa nube.

Si quieren saber cómo “negocia” el narcocartel Farc, voy a resumir lo que el lúcido y experto como pocos en negociación, José Ignacio Tobón, describe en su libro “Negociando con un HP sin morir en el intento”, como un “Negociador Soviético”: “Lo primero que hace es quitarle algo a usted. Usted se molesta, protesta o suplica, pero el soviético no se conmueve. Después de mucho tiempo y esfuerzo, el soviético accede a empezar las negociaciones como si fuese una gran concesión y eso le da a usted mucha esperanza. Hace que las negociaciones duren el mayor tiempo posible, concentrándose en exceso en la negociación de protocolos y agenda; una definición que normalmente tomaría días, la hacen durar meses. Hace que usted invierta cuantiosos recursos en las fases previas de la negociación para generar el llamado “poder de inversión”. Entienda que mientras más invierta usted en esas fases previas, menos poder tendrá en la negociación, pues estará muy poco dispuesto a pararse de la mesa y abortar el proceso. Cuando él está perdiendo la imagen frente a los demás, inicia sus avances en la negociación y esto implica iniciar procesos de intercambio. Le devuelve a usted lo que le quitó y a cambio de esto usted debe entregarle algo suyo. No pone en la mesa nada que le pertenezca a él. Siempre trabaja con el dinero y los activos de los demás, así como también con las necesidades del acuerdo”. Más claro no se puede.

El senador Iván Cepeda, educado tras la cortina de hierro como el Comisionado de Paz, es un ejemplo del método de negociación descrito por José Ignacio Tobón. A raíz de las atrocidades que el narcocartel Farc ha venido acrecentando en número a partir de la terminación de la falsa “tregua unilateral” con que engrupieron a muchos, el senador dijo: “la vía para resolver esta situación es seguir avanzando en el proceso de paz de La Habana, seguir logrando acuerdos como los alcanzados hasta ahora y discutir, como ocurre en la comisión integrada por militares y guerrilleros, el cese de hostilidades. Cuál es el modelo para llegar, cuanto antes, a un cese bilateral de hostilidades. Ese es el único camino que nos puede sacar de esta situación. Lo ocurrido pone de relieve lo importante que fue el alto el fuego de las Farc durante los pasados meses. De diciembre 20 a mayo de 2015, el país no experimentó un solo atentado a la infraestructura petrolera. El contraste, con las acciones que estamos viendo, muestra lo importante que fue alcanzar esa tregua en los meses pasados”.

Más claro no se puede.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar