Presidente Santos su desempeño es una vergüenza

Presidente Santos su desempeño es una vergüenza

La oposición colombiana tiene un terreno fértil por delante en su objetivo de convertir en votos el enorme descontento popular que señalan todos los estudios de opinión, y podrán sentar este mismo año las bases para un cambio político en el País, porque la nación entera requiere de un hombre que sepa gobernar y sepa representar dignamente la majestad presidencial para la que es electo, y no uno  como el actual que lleva al país al borde del abismo y si no han caído, es porque el pueblo tiene  mucha dignidad y no le van a permitir que los arrastre.

A los Colombianos les sobran razones para sacarlo del palacio de Nariño y les voy a decir por qué: Su gestión es sinónimo de estafa, de fraude, de timo, de engaño, de escamoteo, de uso ilegal de los bienes públicos y todo eso lo demuestran algunos integrantes del grupo de adulantes a los que les ha entregado cargos para ocupar posiciones  en el poder judicial, en el Congreso de la República y en funciones de gobierno, y son utilizados solo para perseguir y atropellar al presidente Álvaro Uribe y a los dirigentes del Centro Democrático y mienten a placer cada vez que abren la boca y callan cuando se les denuncian por estar involucrados en negocios turbios.

Será en los departamentos y municipios donde el 25 de octubre se decida con el voto a quien eligen, entre el binomio Farc-Santos o la seguridad democrática Uribista, es la oportunidad de escoger entre el terrorismo o la democracia para evitar que continúe el desastre que ha significado este quinquenio, tenemos que decirle con nuestro voto no más al engaño si a la verdad, no a la división si a la unidad, no a la arbitrariedad si a la legalidad, no a la corrupción si a la honestidad, no al narco-terrorismo si a la democracia, no a la legitimación de la violencia, no a la entrega del país a los terroristas de las Farc, no a los traficantes de drogas, no al derecho para los terroristas de gobernar a Colombia, no a la complicidad del fiscal con los violentos, no a los negocios turbios y a los contratos fraudulentos del gobierno, no al montaje de expedientes contra dirigentes del Centro Democrático, si a la reivindicación de las víctimas del terrorismo, si al Centro Democrático, si al estadista y gran colombiano Álvaro Uribe.

Es incomprensible, ilógico, confuso y absurdo, el tiempo y las ventajas concedidas por el presidente a los terroristas de las Farc, para que ahora lo manejen como a un paciente agravado por problemas mentales, o como a un enfermo de poder en estado avanzado, para el que todas las soluciones a los problemas nacionales pasan por el acuerdo del proceso de paz, supeditado a lo que determinen Timochenko, Márquez y Catatumbo, lo que les ha permitido a los terroristas recuperación política, sostenibilidad y fortalecimiento a su estructura armamentista. Pero a usted también le llegó la hora Dr. Juan Manuel Santos, porque conceder privilegios a narco – terroristas, permitirles el asesinato de civiles y militares y sentarse a negociar con ellos haciéndoles ofertas en perjuicio del pueblo colombiano, es una canallada que no tiene perdón de Dios y oportunamente el pueblo sabrá cobrar.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar