El artículo que enfureció a Maduro

El artículo que enfureció a Maduro

El pasado 27 de agosto del año corriente, publicó el diario The New York Times un excelente artículo sobre el cierre de la frontera con Colombia y la expulsión despiadada de los colombianos que habitan en su país que enfureció a Maduro. A continuación la traducción lo más exacta posible de los párrafos más destacados. El artículo está firmado por William Neuman.

“El viernes pasado, el señor Maduro les ordenó a sus tropas cerrar la frontera, los puentes y casi todo el tráfico y comercio con Colombia. Y declaró el estado de emergencia en una franja de su territorio, en la cual autorizó las requisas y les puso restricciones a las reuniones públicas y a las protestas”.

“Autorizó, al mismo tiempo, a sus soldados en la frontera para requisar casa por casa en un suburbio subnormal muy pobre, allí les solicitaron los papeles de identidad a incontables ciudadanos que han vivido en Venezuela durante años, los sentaron en un campo de fútbol bajo un sol ardiente durante horas, antes de enviarlos al puente y patearlos fuera del país. Más de mil personas fueron deportadas”.

“Adujo el señor Maduro para su cierre de la frontera que estaba él respondiendo a un episodio en el cual tres soldados venezolanos habían recibido balazos y habían sido heridos. Los detalles son nebulosos, pero Maduro sostuvo que el ataque provenía de un grupo paramilitar bajo las órdenes del expresidente Álvaro Uribe, tratando de derrocar su gobierno izquierdista”.

“Sostuvo Maduro que el cierre de la frontera perduraría por tiempo indefinido, y que planeaba expandir su estado de emergencia a otras partes del país… La popularidad de Maduro es extremadamente baja, debido a los problemas económicos y el país se está aproximando a una crucial elección legislativa en diciembre que bien podría resultar en que la oposición gane por una amplia mayoría por primera vez en años”. Motivo por el cual nada raro acontecería si el estado de emergencia lo empleara Maduro para cancelar tal elección.

“Los inmigrantes colombianos incluyen en opinión del señor Maduro a los contrabandistas que sacan bienes de su país, empeorando los desabastecimientos crónicos, el mercado negro que eleva la inflación y los grupos paramilitares de derecha que atacan a su gobierno”.

“Se enfoca Maduro, por el momento, en destacar unos centenares de solados en los asentamientos subnormales localizados a la orilla del río Táchira, frontera entre los dos países, área que promete arrasar por ser esta, según él, nido de grupos paramilitares, burdeles, criminales y contrabandistas…Vamos a destruir todas las casas allí, ni una sola permanecerá”.

El resto del artículo se dedica a reproducir algunos comentarios de los colombianos desplazados. Una señora afirmó que ella quisiera dormirse y no despertar jamás, su casa la demolieron con una retroexcavadora y la obligaron a ella, a su esposo e hijo a sacar sus pertenencias bajo la luna.

Un conductor de taxi dijo: “si ellos pretenden terminar el contrabando deben admitir que la guardia nacional está involucrada”. Ojalá que otros diarios de Latinoamérica publicaran artículos tan objetivos como el anterior.

Nota FCPPC: Vea el artículo original (Inglés) de William Neuman en el New York Times, AQUÍ

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar