Acercamientos con el Eln están en un punto crítico

Acercamientos con el Eln están en un punto crítico

Cuando en septiembre del año pasado Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino”, anunció que solo faltaba “un tres por ciento” para iniciar las negociaciones formales con el Gobierno, la opinión pública comenzó la cuenta regresiva para ver al Eln sentando en la mesa.

Lea aquí: Eln anunció paro armado de 72 horas en dos departamentos

Ese anhelo, sin embargo, se fue diluyendo en la última semana, al punto que el defensor (e) del Pueblo, Alfonso Cajiao Cabrera, declaró que “mirábamos con esperanza el acercamiento del Eln al proceso de paz, pero hemos perdido la fe en esa voluntad”.

Entre el 3 y el 11 de febrero, ese grupo protagonizó una escalada terrorista que incluyó un atentado a una central eléctrica y el secuestro de un soldado en Segovia, Antioquia; el asesinato de un policía en El Tambo, Cauca; un ataque con explosivos a la sede de una brigada militar en Arauca; la voladura de un tramo del oleoducto Caño Limón-Coveñas, en Boyacá; un atentado con otro artefacto explosivo que dejó ocho policías heridos en un parque lineal de Cúcuta; y el anuncio de un paro armado en conmemoración de los 50 años de la muerte de su ideólogo Camilo Torres.

Lea aquí: Grupos étnicos no quieren zonas de concentración

Esta oleada estuvo precedida de mutuos señalamientos entre el Coce (Comando Central del Eln) y el Gobierno, endilgándose el uno y el otro la culpa por retrasar el comienzo de la etapa pública de las conversaciones.

Ahora el presidente Juan Manuel Santos dice que a ese grupo ilegal “lo está dejando el tren de la paz” y ordenó a las FF.MM. atacarlo con todo.

Siguiendo ese mandato, el general Alberto Mejía, comandante del Ejército, comentó que las operaciones contra ese enemigo se concentrarán en Norte de Santander, sur de Bolívar, Chocó, Cauca y Nariño.

¿Qué está pasando? ¿Será esto una señal de que los acercamientos entre las partes tambalean? ¿O acaso es una estrategia insurgente para llegar a la mesa fortalecidos?

Lea aquí: Atribuyen al Eln el ataque en Cúcuta

Momento crítico

León Valencia, exmiembro del Eln y director de la Fundación Paz y Reconciliación, explicó que los bandos han estado distantes desde noviembre, cuando se reunieron por última vez. Desde entonces solo han habido recriminaciones.

A su juicio, del actual recrudecimiento del conflicto “no puede salir nada bueno. La equivocación es del Eln, por más ataques que haga, eso no le dará más poder de negociación en la mesa; tampoco lo tendrá el Gobierno si aumenta las operaciones militares”.

Para Valencia, la situación en el plano militar ya está resuelta, porque esa guerrilla no tiene capacidad para desestabilizar al Estado, y porque las FF.MM. tampoco tienen la manera para destruir al rival en el corto plazo.

De modo que lo que queda es el diálogo, que a su parecer podría descongelarse si alguno de los dos “hace una movida audaz. Es que no tendrían que empezar de cero, ya hay una agenda consolidada y un acuerdo sobre cuáles serán los países garantes y acompañantes. Lo que les falta definir es la sede de la mesa, si es Caracas o Quito, pues no habría problema en que hagan la apertura simbólica en una ciudad y continúen en la otra”.

El docente Darío Acevedo, historiador y analista del conflicto, considera que esta oleada de acciones subversivas podría tener dos explicaciones: el aniversario de la muerte de Camilo Torres o “algo que han hecho siempre cuando negocian con el Gobierno de turno, para mostrarse fuertes”.

Agrega que la coyuntura política es complicada para el Jefe de Estado, de cara a tomar una decisión de frenar o seguir los acercamientos, pues si bien muchos sectores aplauden el esfuerzo de paz con las Farc, otros tantos le critican los componentes de justicia y derechos humanos a los acuerdos parciales. “Es difícil predecir a Santos, hoy puede estar enérgico y mañana como una gelatina”, dice.

Acevedo cree que en estos momentos podría haber dos posturas en el Coce: los que están a favor de dialogar ya, y quienes prefieran esperar “para aprovechar el vacío que van a dejar las Farc, copar sus territorios y fortalecerse, para lograr después una negociación más favorable”.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar