La ‘tormenta’ política de Cúcuta

La ‘tormenta’ política de Cúcuta

En Cúcuta la política está que arde. Las denuncias por las irregularidades que se están presentando son pan de cada día. Sin embargo y pese a que distintos sectores y medios de comunicación ponen en manifiesto todos los manejos non sanctos de algunos líderes de la región, en el resto del país los oídos son sordos y las autoridades no miran para la frontera.

Y es que las denuncias no son de poco calibre. Se dice que hay sombras que manejan a la recién posesionada administración desde la cárcel La Picota y que en el Concejo hay maniobras oscuras que, incluso, tienen hoy a la capital nortesantandereana con un Contralor encargado.

El primer episodio es vox populi en la ciudad fronteriza. Un reciente informe del portal La Silla Vacía denunció que el exalcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez Corzo -quien se encuentra purgando una pena de 27 años por ser el autor intelectual del homicidio del asesor de la Alcaldía, Alfredo Enrique Flórez en 2003- está gobernando la capital nortesantandereana “en cuerpo ajeno”, debido a que ya ha colocado en el gabinete a sus fichas para el cuatrienio.

En paralelo a lo anterior, fuentes revelaron a FCPPC que gracias a la campaña que hizo desde la cárcel La Picota a favor de César Rojas, avalado por Opción Ciudadana, la cuenta de cobro no se hizo esperar, en la medida en que en Cúcuta sectores de opinión y políticos saben que el mandatario elegido es ‘heredero político’ del condenado exalcalde y que desde las rejas le impuso el gabinete.

Es más, los manejos en la elección de su equipo más cercano Rojas anunció la creación de una nueva Secretaría, la del Posconflicto, la cual, según manifestó, estará en manos de Omaira González Vera, esposa del exalcalde detenido por homicidio.

Pero las cosas no se quedan únicamente en este tenor. Por los lados del Concejo Municipal, la polémica también tiene su espacio.

El escándalo surge por la elección del nuevo Contralor Municipal. Aquí, se hizo un concurso para determinar el nombre del nuevo titular del organismo de control fiscal, proceso que fue ganado por Yirley Vargas, quien hasta el sol de hoy no ha sido posesionada.

El agravante del problema radica en que la afectada instauró una tutela en contra del Concejo Municipal, la cual fue fallada a su favor, pero el actual presidente de la corporación, Víctor Suárez, acude a artimañas para no cumplir con la sentencia.

De hecho, recientemente el concejal Suárez tuvo una imprudencia con algunos periodistas de Cúcuta, quienes no dudaron en ponerlo en evidencia.

En una grabación, revelada por Cúcuta 7 Días, Suárez contó cómo iba a ser su estrategia para dilatar la elección de Vargas como contralora e incluso dijo que colocaría un titular del organismo de control en encargo, que duraría –por lo menos- un año. 

Estas declaraciones apuntan a que Suárez beneficiará al subcontralor Pedro Acosta, quien actuaría a nombre de su nominador, en este caso el cabildante.

En este sentido, Suárez, al responderle a un periodista que le dijo que la ciudad se quedó sin Contralor, el concejal respondió: “Noo… con Contralor encargado. Por eso yo me la jugué y llamé a Pedro Acosta y le dije: ‘Mire lo que está pasando, ¿Usted quiere ser el Contralor? Dígame que sí o soluciono mañana” y paso seguido aseguró: “El tipo llegó y me dijo que sí. Eso fue en cinco minutos, no lo dejé ni afeitar: ‘levante la mano’ (le dijo) y tome… posesionado”. 

Luego le comentó  al periodista: “La verdad y quiere que le deje una buena chiva… Diga que al paso que vamos, Cúcuta va a tener Contralor encargado por más de un año“.

Pero las declaraciones no se quedaron únicamente en este tenor y el Concejal reveló su estrategia de dilación para incumplir el fallo de tutela que ordena la posesión de Yirley Vargas como Contralora.

“Yo voy a impugnar, si quiere lo chiveo, pero no diga que yo voy mañana para Bogotá a sentarme con mi abogado. Ojo con los tiempos que le voy a decir para que vea lo que está pasando: Ya estamos a enero 26, si yo incumplo, debe ir al Tribunal Superior. Tengo tres días para impugnar, el tribunal tiene 10 días hábiles para fallar. El Tribunal falla; si yo gano, ella impugna y se va a la Corte. ¿Cuándo viene la corte?”, reveló el Concejal.

Adicionalmente, el panorama ha tomado un rumbo más delicado, debido a que la Yirley Vargas es víctima de amenazas, según lo reveló ella misma, quien dijo que a su celular han llegado mensajes intimidantes. Uno de ellos dice: “Desista de la contraloría y no ha pasado nada x por su bien” y otro que advierte: “no es jugando, no se busque problemas”. Ella ya colocó las respectivas denuncias.

Este es el panorama de lo que sucede en Cúcuta y lo único que quieren sectores políticos que no son de la línea de Suárez Corzo, del alcalde César Rojas y del concejal Suárez es que las autoridades tomen medidas y no solo se quede en el ámbito regional sin que nada pase.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar