Resolución del Consejo de Seguridad

Resolución del Consejo de Seguridad

“No habla sobre DH, crímenes de lesa humanidad o víctimas”

En el Consejo de Seguridad las resoluciones se cocinan en un caucus donde, de manera amplia y de cierta manera informal, se discuten los proyectos. Lo decidido allí se lleva a la reunión del Consejo en la que se vota formalmente. Esa es la sesión de la foto, que usualmente dura pocos minutos, y que se hace frente al público y la prensa. La ministra Holguín y la representante permanente de Colombia asistieron a la ceremonia en la que el Consejo aprobó la Resolución 2261 (2016) de 25 de enero 2016 según un proyecto presentado por el representante permanente del Reino Unido, a solicitud del gobierno colombiano, que el 19 de enero había enviado notas idénticas al Secretario General y al presidente del Consejo solicitándoles aceptar la petición bipartita del gobierno y las Farc.

La Resolución atiende, casi al pie de la letra, lo que el gobierno y las Farc aceptaron en La Habana, según el comunicado conjunto no. 65 de 19 de enero que se adjuntó a las solicitudes del gobierno. Según ella “el Gobierno de Colombia y las FARC-EP prevén que el Acuerdo Final de Paz incluya un mecanismo tripartito para vigilar y verificar el cese del fuego y de las hostilidades bilateral y definitivo, y la dejación de las armas”. El mecanismo estará conformado por el gobierno colombiano, las Farc y la ONU y será una misiónpolítica de observadoresno armados de países miembros de la Celac. El significado de “dejaciónde armas” no está definido (las Farc han dicho que no significa entregade armas) y se verificará en los términos y con las debidas garantías que se establezcan en los protocolos del acuerdo. La Resolución del Consejo menciona expresamente “la responsabilidad de Colombia en la aplicación del Acuerdo Final de Paz”.

La misión estará encabezada por un representante especial del Secretario General cuya función será coordinar el mecanismo tripartito que se encargará de vigilar y verificar la dejación de las armas y el cese del fuego y de las hostilidades, bilateral y definitivo.

Por ahora el Secretario General debe solamente presentar al Consejo para su examen y aprobación recomendaciones en relación con el tamaño y los aspectos operacionales y el mandato de la Misión, que empezará a operar cuando se firme el acuerdo de paz.

Nada menciona la resolución sobre derechos humanos, crímenes de lesa humanidad o víctimas. Si alguien habló de ello en el caucusno lo sabemos.

El gobierno celebró, con razón, la expedición y sobre todo la celeridad con la que actuó el Consejo. Méritos de la ministra. Las Farc debieron hacerlo en las playas de Varadero al sol y con vaso de ron en la mano. De “terroristas” pasan sin mayor esfuerzo -todo lo hizo el gobierno- a ser socios y beligerantes reconocidos por la ONU. Obligados sí a respetar el Derecho Internacional Humanitario, pero probablemente no lo harán.

***

Coda: Sugerencia a Peñalosa: Lo mismo que se hizo en la 72 se necesita en la 62 y la 61 con carrera 13.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar