Tendencia uribista en la montaña y en la llanura

Tendencia uribista en la montaña y en la llanura

Con un sereno despertar y sin los afanes de las elecciones, las bases y muchos dirigentes del Partido Centro Democrático se están sacudiendo de la parálisis física e intelectual en que quedan los militantes y simpatizantes después de las actividades electorales. Los partidos en Colombia entran en receso y solo se ven los más activos representantes de los cuerpos colegiados. La Tendencia Uribista plantea que el partido debe permanecer vivo y actuante en toda época y con sedes estables, lugar de encuentro y amistad y en muchos casos e sitio para la capacitación política.

La TU no tiene enemigos al interior del Partido. Por el contrario reivindica la importancia del diálogo y el uso de la palabra entre todos los socios de esta comunidad que llamamos Partido, el cual tiene unos estatutos que debemos conocer y aplicarlos como instrumento orgánico. Los estatutos deben ser una llave maestra para la disciplina y educación de la militancia. No son un libro sagrado que solamente los interpretan los dirigentes. Pero hay algo más: la personalidad de los directivos del PCD, sus opiniones, sus trinos, sus declaraciones son materia de orientación. La Tendencia Uribista exalta la labor de quienes ocupan cargos electivos en el Congreso, en las asambleas departamentales y concejos municipales. Ellos deben tener asiento en las instancias directivas regionales y mantener la llama viva del pensamiento uribista.

La TU es la línea crítica al interior del Partido y es la voz de la más amplia opinión sin sectarismos, sin estridencia y con el compromiso mantener la fuerza creativa de los uribistas. No solo declaramos la unidad alrededor del Presidente Fundador del Centro Democrático, sino que alentamos la tarea de construir un partido republicano y una sociedad pluralista para Colombia, sin los vicios tradicionales de burocratismo, clientelismo, contratismo y corruptelas. La Tendencia no es una disidencia, sino fuerza de la conciencia ciudadana, protagónica de una política democrática, abierta y sin prejuicios. La Tendencia Uribista no presume de salvavidas del CD, sino el acopio y la práctica pedagógica que pone en marcha los postulados de Uribe, sin agredir a nadie, porque entendemos que los verdaderos enemigos están en otras toldas, en el Palacio de Nariño y en los violentos que practican el marxismo en diferentes formas de lucha.

Finalmente la Tendencia Uribista del CD (TUCD) es una corriente de hombres y mujeres que reclaman desde las regiones, la participación en la difícil tarea de la solidaridad política entre colombianos, vivos y laboriosos que habitan las montañas y las llanuras, que observan en el Centro Democrático un partido con una figura sin claudicaciones y sin pactos deleznables, como es Álvaro Uribe.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar