Álvaro Uribe, piedra de tranca contra cobardes y bandidos

Álvaro Uribe, piedra de tranca contra cobardes y bandidos

Ante la pérdida de credibilidad y el descalabro de su imagen en la opinión pública Colombiana, Juan Manuel Santos y sus nuevos aliados tratan de sobrevivir mediáticamente, ordenan la detención de Santiago Uribe y lanzan una ola creciente de amenazas de cárcel contra la familia del ex-presidente, demostrando hasta donde están dispuestos a llegar para remover esa piedra de tranca contra el narco-terrorismo, la corrupción, la delincuencia organizada y los irregulares de la guerrilla, como lo es el Dr. Álvaro Uribe.

El pueblo Colombiano no merece ser arrastrado por un presidente sumiso con delincuentes y terroristas, que traiciono los principios e ideales de su mentor y en medio de titubeos no es capaz de decir la verdad a sus gobernados, los resultados de sus políticas están a la vista, por un lado le entrega contratos millonarios a parientes de sus ministros y allegados y por el otro el país a las Farc, no es difícil comprender el manejo que hace del Fiscal y vice-Fiscal General de la República, así como de otros entes judiciales, para perseguir a quien es una fuerza inquebrantable frente a los grupos criminales.

Juan Manuel Santos se ha ganado para la historia el triste mérito de ser el presidente que se arrodilló ante los delincuentes de las Farc, y con una actitud cobarde y entreguista, genera un escándalo mediático atropellando a la familia Uribe solo para tapar su impopularidad, utiliza algunos medios de comunicación social tarifados por su gobierno, para callar: La grave crisis económica, el colapso del sistema eléctrico, el conflicto en Ecopetrol, el desempleo creciente, la desgracia humanitaria en la Guajira, la caída de la exploración petrolera, la crisis de la salud pública, la toma y asaltos terroristas en ciudades y carreteras y el más alto nivel de desempleo, que según estadísticas superó este mes el nivel de respaldo a su gestión como Presidente de la República.

Esconderse detrás del gobierno y de las instituciones, utilizando el poder judicial para perseguir a quienes en el pasado le brindaron su confianza y le tendieron la mano para lograr el poder, es un acto de cobardía, perseguir a quienes han sido críticos a sus políticas de seguridad y paz con impunidad a los delincuentes, es un acto de cobardía, mandar a meter presos al entorno familiar del ex-presidente Uribe, por asumir posiciones firmes desde el Senado de la República contra políticas herradas que saltan a la vista, es un acto de cobardía, de tal manera que remover esta piedra de tranca, con el peso moral y político que le acompañan, no será tarea fácil para los cobardes y bandidos hoy aliados contra el Dr. Uribe y el Centro Democrático, que representan la más firme esperanza de progreso para Colombia.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar