Los Vargas Lleras, Saludcoop y otros detalles

Los Vargas Lleras, Saludcoop y otros detalles

Enrique Vargas Lleras, el hermano del vicepresidente y próximo candidato presidencial, ha celebrado contratos por $3.400 millones con el grupo Saludcoop. Según él, en entrevista con Caracol Radio, esa EPS ha tenido muy buenos resultados gracias a sus asesorías.

Vale aclarar que Enrique trabaja con ese grupo de la salud desde hace ocho años, es decir, desde la época de pleno esplendor de Carlos Palacino.

Para entender esto, es necesario hacer un ejercicio de memoria. Cuando Álvaro Uribe estaba en su segundo periodo de gobierno, Germán Vargas Lleras le pidió que le diera la dirección de la Superintendencia de Salud. Lo que quería el hoy vicepresidente era entregársela a su amigo José Renán Trujillo, que había perdido su curul en el Senado. Y eso fue lo que ocurrió. De la mano de Trujillo y Vargas Lleras, llegaron a Saludcoop el hermano Enrique, el actual fiscal Eduardo Montealegre, el abogado Jaime Lombana y el exmagistrado Rodrigo Escobar, entre otros.

Hace cuatro meses el Gobierno anunció la liquidación de Saludcoop pero la mayoría de abogados del combo siguió allí. Ahora lo que pretende la junta directiva de Cafesalud, que absorbió los líos de esa EPS, es determinar, a través de una auditoría, cuál es el total de lo que le han pagado a esos abogados y cuál es la explicación para haber contratado litigantes externos si Saludcoop había creado en su momento su propia compañía de defensa judicial.

El cálculo, de acuerdo con lo consultado con una fuente que conoce el proceso, es que no es menos de $14.000 millones lo que la EPS de Palacino les ha venido pagando a sus amigos abogados. Mientras tanto, y desde hace tres años, hemos visto el deterioro absurdo de lo que fue en su momento una especie de emporio faraónico de la salud, que desde que entró en proceso de intervención ha dejado en evidencia la carencia de enfermeras y médicos especialistas que ahora renuncian en masa porque no les pagan sus honorarios.

Le pregunté al fiscal delegado ante el Tribunal de Bogotá Jorge Rojas, encargado de la investigación sobre Saludcoop, en qué va el proceso y me contestó que “ha sido muy grande el volumen de documentos” que él y su equipo han tenido que analizar desde el 2012. Hay dos procesos por parafiscales por los cuales han hecho más de 300 inspecciones a Saludcoop, con el fin de determinar si es cierto que despilfarraron $1 billón 300 mil millones, como lo denunció la excontralora Sandra Morelli.

El fiscal Rojas me confirmó que en noviembre del año pasado cuando oyeron a Carlos Palacino en versión libre, aportó tres estudios contables con los que pretendió demostrar que el monto mencionado fue usado legalmente. Adicional a eso, también lo están investigando desde el 2012 y a su entorno familiar por presunto enriquecimiento ilícito. En un par de meses, señaló el fiscal, entregarían el cotejo de toda la información y de eso depende básicamente la suerte de Palacino. Claro, confiando también en que el fiscal Montealegre no meta más palos en la rueda antes de irse como embajador a Alemania.

Completamos este 2016 cuatro años desde la apertura de las investigaciones, la EPS se quebró y fue tardíamente liquidada, y Guillermo Grosso, quien fue su interventor y después el frustrado gerente de Cafesalud, también está investigado por denuncias presentadas en los medios. Pero tranquilos, los Vargas Lleras, otros amigotes abogados y los partidos políticos nos seguirán garantizando el mejor manejo de la salud. ¿O no?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar