General (r) Bedoya pide que no se utilice su nombre para apoyar el proceso de paz

General (r) Bedoya pide que no se utilice su nombre para apoyar el proceso de paz

El general (r) Harold Bedoya Pizarro le solicitó al también general Hernán José Guzmán Rodríguez, comandante División Cordova, que no utilice su nombre ni el de los oficiales activos del Arma de Infantería en comunicados que anuncien apoyos al proceso de paz que se adelanta en La Habana, al considerar que estos diálogos son ilegítimos y van en contra del país.

En la misiva firmada por el alto oficial, dejó clara su posición con respecto al proceso que adelanta el Gobierno con las Farc y enfatizó que como militar y colombiano juró defender y respetar la Constitución hasta el día de su muerte.

El siguiente es el texto de la carta enviada y firmada por el general Bedoya:

Bogotá, 11 de julio de 2016

Señor General
Hernán José Guzmán Rodríguez
Comandante División Córdova
E.S.M.

General Guzmán:
He leído su carta del 1 de julio 2016 donde asume la vocería de los oficiales activos y retirados del arma de infantería dándole respaldo a las actuaciones del General Jorge Mora Rangel quien facilitó ser plenipotenciario en unos diálogos no consultados por el pueblo, donde se está negociando la patria con los narco-terroristas del cartel más tenebroso que pueda existir en Colombia y el mundo.

Quiero expresarle el desacuerdo con lo allí manifestado por usted, porque choca con mis principios, valores y el juramento a la bandera que como soldado, militar, colombiano y general de la República me comprometí ante Dios y la constitución cumplir hasta el fin de mi existencia.

El General Mora Rangel es una de las fichas políticas escogidas por Juan Manuel Santos para lograr el objetivo de las FARC de desintegrar el país y tomarse el poder negociando una paz utópica, sacrificando al Ejército, a las Fuerzas Militares e impidiéndoles ser garantes y velar por la soberanía, independencia, integridad territorial, orden constitucional, la vida, la honra, los bienes, los derechos y las libertades y así someter al pueblo a una esclavitud que logramos extirpar durante la gesta libertadora hace 200 años en la Batalla del Puente de Boyacá.

Le agradecería no llevar mi vocería en futuros comunicados de respaldo a las negociaciones de paz, ni tampoco lo haga con los oficiales activos del Arma Infantería por no ser estos deliberantes ni estar comprometidos en actos de deshonor y de traición a la patria como a diario observo que se suceden en Cuba.

Para terminar, repito la arenga que en la Batalla de Ayacucho inmortalizó al General José María Córdoba, quien hoy como ayer sigue inspirando el cumplimiento del deber de los infantes del Ejército de Colombia: “Soldados, no hay marcha atrás, armas a discreción, de frente, paso de vencedores”.

Con mis sentimientos de consideración y aprecio.

HAROLD BEDOYA PIZARRO
Infante-General de la República

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar