Plagiados por Farc reviven su drama en la JEP

Plagiados por Farc reviven su drama en la JEP

Se cumplió en la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) la segunda sesión de esta semana de la entrega de informes por parte de políticos y uniformados que fueron víctimas de secuestro con fines políticos por las Farc.

El turno en esta oportunidad fue para el exdiputado del Valle del Cauca, Sigifredo López; el exgobernador del departamento del Meta, Alan Jara; y para el general (r) Luis Mendieta. Sus testimonios servirán en los procesos que esta instancia adelanta contra 31 ex comandantes de la entonces guerrilla dentro del caso 001, por secuestro.

Como sucedió en la primera sesión el pasado lunes, en la que participaron el exsenador Luis Eladio Pérez y el actual representante a la Cámara, Óscar Tulio Lizcano, la emoción al recordar esa tenebrosa experiencia en sus vidas avasalló a López, Jara y Mendieta el rendir su testimonio ante los magistrados que componen la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas. Sus voces se quebraron e incluso rodaron lágrimas al relatar cómo permanecieron retenidos con cadenas, incluso amarrados a un árbol y sufriendo todo tipo de penalidades, siempre ante la mirada de hombres armados que los vigilaban.

La sesión comenzó a las 8 a.m. y finalizó a la 1:42 p.m, cuando la Sala de Reconocimiento de la JEP dio por terminada la segunda entrega de informes sobre secuestro político.

López expresó a los magistrados al presentar su informe que le agradece a la “JEP la oportunidad de estar aquí y decirle que la sociedad colombiana espera mucho de ustedes”. “He sido un defensor del acuerdo de paz. Pero no puede ser considerada una incoherencia que también exijamos garantías de verdad, justicia y reparación”, agregó.

El exdiputado del Valle relató sobre su cautiverio que “nos contábamos nuestras historias. Era la forma de sobrevivir en nuestro cautiverio…eran marchas muy largas. Recibíamos tratos crueles e inhumanos. Tenían una orden de dividir los grupos para que en caso de un rescate no se perdiera todo el botín de guerra”.

Acerca de la forma como fue plagiado, dijo que “a mí y a mis compañeros nos secuestraron el 11 de abril de 2002. Nos sacaron en plena asamblea cuando íbamos a empezar sesión”.

Sin embargo en 2007, 11 de sus compañeros fueron asesinados en un extraño incidente que las Farc explicaron, fue producto del ataque de un grupo no identificado.

“No me explicaron qué pasó. Ocho días después escuché en la radio la voz de Fabiola Perdomo, esposa de Juan Carlos Narváez, leyendo un comunicado de las Farc, en el que aseguraban que en medio de un enfrentamiento fueron asesinados mis compañeros”, relató Sigifredo López.

Por su parte Lucas López, hijo de Sigifredo López, dijo que “el costo de la guerra es la sangre de los inocentes. Exigimos la verdad sobre el secuestro de los diputados del Valle. Hacemos esta solicitud en nombre de mi familia… para nosotros la verdad sería una gran satisfacción. Como mi padre lo dijo, un secuestro de esta magnitud no sucedió porque sí. Aquí hubo cómplices”.

Mendieta

El general Mendieta exigió verdad, justicia, reparación y no repetición. “El perdón y la reconciliación sucederán cuando nos den estas garantías. No sabemos en qué momento podremos sanar nuestras heridas”, advirtió.

Añadió además, que “solicitamos que nos reparen a las víctimas. Esperamos que la JEP trabaje por las víctimas”.

Relató sobre su experiencia en la selva con las armas de las Farc apuntándole: “Después de recuperarme, seguimos avanzando de campamento en campamento. A nuestro sitio llegaron Clara Rojas, Íngrid Betancourt y Luis Eladio Pérez. Después llegaron los tres norteamericanos”.

“Uno de los compañeros míos de cadena fue Alan Jara. Ahí, encadenados, pensamos muchas veces en el trato humanitario que no nos dieron”, aseveró.

Dijo también el general (r), que “después estuvimos mucho tiempo sin la radio. Quedamos incomunicados y yo estaba preocupado por saber de mi hijo”.

Jara

El exgobernador Jara sostuvo: “Creo en esta Jurisdicción. Desde mi perspectiva una de las cosas que yo quisiera es que lo que nos pasó no se olvidara para que nunca más se repita”.

Agregó durante la entrega de su informe a la Sala de Reconocimiento de la JEP, que “queremos saber la verdad de los hechos sobre mi secuestro. ¿Quiénes estaban involucrados? ¿Quiénes dieron la orden? También no sabemos por qué no se realizó el acuerdo humanitario”.

“Duele profundamente que lo humanitario no se consideró durante años. Vivimos ese desprecio por la vida que genera un sentimiento entre el dolor, la tristeza y la rabia. Me pregunto por qué la vida no era importante”, sentenció.

Relató Jara, que “durante mi cautiverio yo oí crecer a mi hijo a través de la radio, que fue indispensable para la búsqueda de la libertad y para que nosotros sobreviviéramos sabiendo que nuestras familias no estaban solas”.

Y así continuó: “Vivíamos con un miedo permanente a morir, a ser asesinados. Hacían que fuera extremadamente inhumano el hecho de sobrevivir allá”.

Por su parte, el magistrado Óscar Parra al recibir el testimonio de Sigifredo López, le dijo que “agradecemos su testimonio, esto nos permitirá avanzar en nuestra tarea de esclarecer la verdad”.

Mientras que la magistrada de la Sala de Reconocimiento de la JEP, Catalina Díaz, señaló después de que el general (r) Mendieta terminara de presentar su informe, que “tomamos atenta nota de su testimonio y lo consideramos muy valioso. Esto nos permitirá trabajar en nuestro compromiso con esclarecer la verdad”.

Turno para Betancourt

La Sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP recibirá hoy la versión de la excandidata presidencial Íngrid Betancourt, quien gracias a la operación Jaque adelantada por el Ejército en 2008 fue liberada junto con 14 secuestrados más, entre políticos y militares, de las garras de las Farc.

Esta sala recibirá las versiones de al menos 25 personas entre hoy y el 8 de noviembre.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar