Detrás del Arco Minero del Orinoco se esconde la deforestación, el contrabando y la muerte

Detrás del Arco Minero del Orinoco se esconde la deforestación, el contrabando y la muerte

Explotación, deforestación, mafias, contrabando de oro y muerte es lo que se esconde al sur del río Orinoco en una extensión de 111.843 kilómetros cuadrados llamado Arco Minero del Orinoco, territorio ubicado en el estado Bolívar donde yacen las riquezas minerales más importantes del mundo como el oro, bauxita, coltán, diamante, cobre, entre otros minerales de valor industrial.

En los últimos meses diferentes personalidades del ámbito político han denunciado un pliego de irregularidades que suceden diariamente no solo en el estado bolivarense, sino en el estado Amazonas, Apure, Delta Amacuro, Anzoátegui, Guárico y Barinas.

Entre ellos el diputado a la Asamblea Nacional (AN) Américo De Grazia, quien fue denunciado junto al integrante de La Causa R, Andrés Velásquez por el presidente Nicolás Maduro de financiar las mafias que explotan de forma ilegal el oro venezolano en el estado Bolívar.

La reacción del jefe de Estado se produce el mismo día, en que ambos dirigentes denunciaron que detrás de la empresa de minería “La Vanguardia”, señalada como fantasma por el fiscal designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, se encuentra el ex director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), General Gustavo González López, y que todo formaría parte de una retaliación política.

AMO: Un proyecto a la deforestación

Ese dibujo que un día el expresidente Hugo Chávez remarcaba a trazos libres en el 2011, hoy es un hecho que se ha materializado y es un tema que está a la opinión pública, debido a que muchos han denunciado los daños que esto ha generado en los últimos años al ecosistema venezolano.

El Arco Minero del Orinoco empezó como un plan estratégico para promover los derechos económicos de la nación, por lo que para febrero del año 2016, el presidente de la República Nicolás Maduro, concretó este proyecto y decretó este territorio como Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco (AMO).

Dicha Zona de Desarrollo Estratégico es parte fundamental del Motor Minero, uno de los quince motores que conforman la Agenda Económica Bolivariana lanzada en enero del año 2016 por el Mandatario Nacional, con el objetivo de seguir impulsando el crecimiento y el desarrollo económico de la nación y así romper con el rentismo petrolero del cual ha dependido tradicionalmente el país.

Para el financiamiento del proyecto de minería a gran escala el Gobierno de Nicolás Maduro aseguró haber convocado a 150 empresas venezolanas y extranjeras, pero solo 16 compañías formalizaron convenios y posteriormente se crearon cuatro empresas mixtas de las cuales solo una tiene presencia visible en el Arco Minero del Orinoco.

Sin embargo, detrás de este proyecto lo que se ha denunciado es todo lo contrario al plan de recuperación económica que esta siendo implementado por el Gobierno Nacional, sino más bien la destrucción de las riquezas naturales de la nación y la propagación de enfermedades que se habían erradicado en Venezuela.

AMO: La gran estafa de Chávez y Maduro

“El Arco Minero del Orinoco yo lo califico como la gran estafa del Gobierno de Chávez y ahora de Maduro, pero además con grandes consecuencias de enfermedades como el paludismo. Esta concentra el índice de malaria más alta del mundo”, afirmó el diputado Américo De Grazia.

En ese sentido, explicó sobre “el modus operandi en el Arco Minero”, lo cual según sus declaraciones “es que los mineros de manera salvaje y brutal explotan el oro a cielo abierto y discriminadamente, sin estudio geológico ni de impacto ambiental de ninguna naturaleza, contaminando nuestros ríos y sedimentando la represa del Guri. Por eso es que no tenemos electricidad, entre otras cosas. El Gobierno, a través de sus organismos, les compra el oro a los mineros comunes y luego lo procesan”.

“El Arco es explotado por la “barbarie”. El Banco Central recibe apenas un 6 – 10% y el resto se lo quedan las élites militares, la boliburguesía, entre ellos está Tareck El Aissami, Diosdado Cabello y Cilia Flores”, resaltó.

De Grazia destacó que en octubre del 2019 se dará un Sínodo “donde el tema va a ser la amazonia como tal y cómo se ha venido deteriorando por el impacto que ha ocurrido”. “El propio Maduro reconoce que hay una campaña de descrédito, pero no es del todo verdad, porque no existe una campaña de descrédito sino un alerta y hay un deterioro ambiental, ya lo estamos sufriendo”, precisó.

La violencia reina en el Sur de Venezuela: Tumeremo en dos masacres

Aunado a esto, Tumeremo, estado Bolívar ha sido escenario durante los dos últimos años de matanzas terribles por el control del oro. De Grazia, ha dicho que desde 2006 se han registrado por lo menos 47 masacres entre pranes, grupos irregulares, indígenas, Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), cuerpos de seguridad del Estado venezolano y Ejercito Liberación Nacional (ELN) de Colombia.

“El marco del Arco Minero del Orinoco es un territorio gigantesco. Desde el mes de noviembre del año pasado, el ELN mejor conocido como la guerrilla colombiana, ha venido ocupando el trabajo de los pranes, que era el control de la minas, y desde entonces las masacres están a la orden del día”, expresó al indicar que desde el año 2017 estos actos de violencia se han intensificado por la presencia de la guerrilla colombiana quienes controlan el oro en la zona.

El parlamentario dio cuenta de que en Tumeremo están activados todos los cuerpos de seguridad conocidos, “en persecución de todos los pranes capitaneados por ‘El Coporo‘, quien sustituyó a ‘El Topo’, después de la masacre del 4 de marzo del 2016?, que dejó por lo menos 28 muertos.

“El pueblo completo de Tumeremo está al tanto de la presencia del ELN y los pranes, y según el Gobierno, ellos no tienen conocimiento de lo que está sucedido en la zona. Desde el 26 de septiembre de 2006 hasta la fecha van 47 masacres, es una historia que no lleva dos días, es desde hace años”, comentó. “Todas las masacres ocurridas son por el oro que está ubicado en esa zona, el cual es transportado ilegalmente para otros países”.

De Grazia también denunció que en la zona se “cobra vacuna” a todos los mineros venezolanos y que dicho “negocio” fue implementado por “El Topo” – hasta que fue liquidado –, pero que en la actualidad continúa el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza.

El pasado 16 de octubre, una nueva masacre se registró en Tumeremo. Al menos 16 fallecidos y 6 heridos se contabilizaron luego de la masacre que tuvo lugar en la mina Los Candados, ubicada en Tumeremo, estado Bolívar. Esta sería la segunda masacre que se cuenta ante la opinión publica.

Al respecto, el legislador por el estado Bolívar denunció que las víctimas eran mineros en la zona. Al parecer estos habrían sido emboscados por miembros de la guerrilla colombiana con el consentimiento del régimen para seguir beneficiándose de la minería ilegal en el Arco Minero del Orinoco.

La violencia se extiende hasta el Amazonas

El pasado domingo 4 de noviembre se registró nuevamente una emboscada, pero esta vez en el estado Amazonas. Al menos 3 funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) murieron y 10 resultaron heridos, luego de ser emboscados por miembros de grupos irregulares en la comunidad indígena Picatonal, a 15 minutos de Puerto Ayacucho, estado Amazonas.

Habitantes del sector dijeron al portal Waka Noticias que escucharon el intercambio de disparos y a un helicóptero sobrevolar por el lugar.

El ataque se habría dado tras la detención de Luis Felipe Ortega Bernal, de nacionalidad colombiana y presunto líder del ELN en la zona.

Los militares muertos fueron identificados como: sargento primero Alfredo Antonio Zolano Guevara; Sargento primero Robert José Artahona Diaz y Sargento Segundo José Jean Pierre Martínez Bolívar y el Capitan José Alexander García.

Los heridos fueron llevados al Hospital Dr. José Gregorio Hernández de Puerto Ayacucho, donde los uniformados controlan el acceso al área de emergencia, y al Ambulatorio Militar de Puerto Ayacucho cercano al Comando de Zona Nº 63 de la GNB que permanece con fuerte custodia.

Ante esto, Romel Guzamana, diputado de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) electo por la representación indígena de la Región Sur, denunció el asesinato de los funcionarios y señaló que “el ELN está entrenando a los indígenas de Amazonas para que realicen los ataques”.

En ese sentido, aseguró que esos ataques “pueden terminar en una guerra civil, porque los militares tienen orden de proteger a la guerrilla”. Además, sostuvo que el ELN esta tomando todo el territorio Amazonas y detalló que las personas que integran el las guerrillas colombianas están casados con las mujeres indígenas en Venezuela y poseen Carnet de la Patria.

Con respecto a la información que maneja el diputado Guzamana sobre los paramilitares en territorio venezolanos es que estos “se están cobrando una operación militar en la región y los asesinatos ocurridos en el estado Amazonas son culpa del ELN que están apoderándose del territorio”, por lo que exigió la expulsión inmediata del territorio venezolano de estos grupos irregulares.

Padrino López excusa presencia del ELN con “guerra interna” de Colombia

Veinticuatro horas después de la emboscada contra un comando de la GNB al sur del estado Amazonas, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, se dirigió al país para confirmar las muertes de tres soldados y la detención de varios implicados en el suceso.

Sin dar condolencias a los familiares, sin mencionar al Ejército de Liberación Nacional y sin decir que entre las personas capturadas estaba un jefe de esa guerrilla; Padrino López aseguró que los 3 soldados “fueron asesinados por un grupo criminal que es producto de la guerra interna que vive Colombia”.

El ministró reiteró la detención de 9 personas, entre ellos Luis Felipe Ortega Bernal, sin mencionar que es uno de los líderes del ELN. “Se ha reforzado el estado Amazonas con tropas y vamos a buscar a los delincuentes paramilitares dondequiera que estén. Váyanse de Venezuela. No hay espacio para ustedes. Nunca lo habrá”, sentenció el ministro.

Además, advirtió a la Fuerza Armada tener “prudencia”, debido a que hay una “estrategia” que busca “provocarlos” a través de “falsos positivos” en la frontera con Colombia. Esto luego de varias detenciones a miembros de esa guerrilla en Venezuela.

Aunque se descubrió que el jefe del ELN capturado tenía cédula venezolana y hasta Carnet de la Patria y que Padrino López admitió que grupos armados colombianos “han incursionado en nuestro territorio”, igual el ministro señaló a Colombia como responsable por negarse a un diálogo.

“Esa es una solución que pudiera llegar a través con un diálogo pero Colombia se niega. El Gobierno de Colombia se ha negado a conversar sobre temas que son comunes”, insistió el ministro.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar