Una ofensiva militar con desarrollo para la región

Una ofensiva militar con desarrollo para la región

El general Antonio María Beltrán, comandante de la Trigésima Brigada del Ejército, quien durante dos años ha tenido el mando de la unidad militar con sede en Cúcuta, resaltó que con esfuerzo y dedicación ha contribuido con la seguridad de Norte de Santander.

“Es una lucha constante contra el enemigo que delinque en la región. A diario damos una ofensiva militar pero también nos acercamos mucho más a la comunidad”, dijo el oficial.

Entre los pilares de la gestión de Beltrán está la lucha contra el narcotráfico, principal financiador de las acciones criminales de los grupos armados ilegales que confluyen en Norte de Santander.

En las cifras del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci), figura que en 2017 se incrementaron los cultivos de coca a 28.144 hectáreas en la región.

Sin embargo, la Trigésima Brigada del Ejército erradicó desde 2016 al menos 872 hectáreas, siendo este año el que mayores volúmenes registró con 625.

Asimismo, en lo corrido de 2018 los soldados al mando del oficial destruyeron 587 laboratorios artesanales productores de drogas ilegales. Entre esas estructuras se encontraban 543 dedicadas al procesamiento de  pasta base de coca, mientras que 44 eran para la producción de clorhidrato de cocaína.

Entre tanto, este año fueron incautados 4.573 kilos de cocaína, afectando las finanzas de los grupos armados ilegales, según el reporte del oficial.

El comandante de la Brigada XXX dijo que las acciones del Ejército, especialmente en la región del Catatumbo, permitieron capturar a 329 integrantes de bandas delincuenciales, 48 del Ejército de Liberación Nacional (Eln), 69 miembros de Los Pelusos y Clan del Golfo, conocidos como Grupos Armados Organizados y al menos 20 personas señaladas de cometer el delito de narcotráfico.

El general Beltrán afirmó que implementó estrategias para combatir y contrarrestar las actividades delictivas de al menos 1.908 hombres que integran los diferentes grupos ilegales en Norte de Santander.

Frontera disputada

La guerra que mantiene el Eln con Los Pelusos en el Catatumbo, trasciende al poder en el dominio de las rutas de narcotráfico que se utilizan en la zona de frontera con Venezuela para llevar la cocaína hacia el vecino país.

Sin embargo, en Hacarí tienen fuerte presencia las disidencias de las Farc, que en los últimos días se han manifestado con acciones violentas.

No obstante, la Trigésima Brigada desplegó hasta ese municipio a sus hombres para garantizar la seguridad y la tranquilidad de los habitantes de esta zona del país.

Los militares también hallaron 43 refinerías ilegales donde los grupos armados procesaban el petróleo hurtado del oleoducto Caño Limón Coveñas, para producir pategrillo, insumo necesario para procesar cocaína.

Contrabando

Otro de los aspectos en los que la Trigésima Brigada ha centrado sus acciones es en la incautación de mercancías de contrabando.

Según el general Beltrán, en lo corrido de 2018 se destruyeron 62 trochas por donde los contrabandistas pasaban desde Venezuela gasolina, carne y demás elementos.

Asimismo, el oficial aseguró que en 361 procedimientos de contrabando, se incautaron 114.408 galones de gasolina y al menos 124 personas fueron capturadas por el delito de favorecimiento al contrabando.

Rueda de negocios

El general Antonio Beltrán también resaltó que entre las estrategias del Ejército se creó la rueda de negocios que busca articular las instituciones del Estado con los campesinos de la región, con el objetivo de expandir los mercados hacia el territorio nacional.

“Estamos haciendo que la comunidad tenga confianza en nosotros y además, buscamos el beneficio para los campesinos”, dijo Beltrán.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar