¿Cuáles son los nexos entre el Cártel Jalisco Nueva Generación, “Los Cuinis” y las FARC?… según un ex socio del “Mencho”

¿Cuáles son los nexos entre el Cártel Jalisco Nueva Generación, “Los Cuinis” y las FARC?… según un ex socio del “Mencho”

Oscar Nava Valencia fue jefe de Nemesio Oseguera en el Cártel del Milenio y hoy es un testigo clave de EEUU en contra del más buscado narcotraficante mexicano y de su cuñado "El Cuini", preso en México

En las investigaciones que Estados Unidos tiene abiertas contra el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y sus socios "Los Cuinis" ha salido a la luz el testimonio de un antiguo socio que refuerza el vínculo de esos grupos criminales con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Es el caso de Óscar Nava Valencia, identificado como "El Lobo", detenido en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, en 2009 y extraditado en 2011 a Estados Unidos, donde un año después se declaró culpable de narcotráfico ante una corte federal de Texas.

"El Lobo" es familiar del clan de los Valencia, fundadores del Cártel del Milenio que dominó en los años 90 y en el que comenzó su carrera delictiva Nemesio Oseguera, "El Mencho", ahora líder del CJNG.

El Cártel del Milenio también es el tronco de origen de "Los Cuinis", una estirpe de 18 hermanos de apellido González Valencia –entre ellos la esposa del "Mencho"– que se convirtieron al paso del tiempo en los principales socios del CJNG.

Al frente de "Los Cuinis" estuvo el mayor de los hermanos, Abigael González Valencia, conocido como "El Cuini" o "El Cachetes" y con quien "El Mencho" comenzó a traficar drogas sintéticas a Estados Unidos.

Detenido en Puerto Vallarta, Jalisco, en 2015, Abigael González Valencia está preso hoy en el penal del Altiplano, a la espera de que un tribunal resuelva en última instancia el amparo que presentó contra su extradición ya concedida a Estados Unidos.

Fue en las investigaciones en contra de Abigael, en Estados Unidos, que aparecieron los presuntos vínculos de "Los Cuinis" y el CJNG con las FARC, desde 2015.

Ahora, los testimonios revelados de "El Lobo" y su colaboración con las autoridades de aquel país refuerzan esa hipótesis, reporta una nota publicada por el diario Reforma.

Según su testimonio ante la Corte Federal del Distrito de Columbia, en Washington, Abigael González Valencia fue responsable de traer a México a guerrilleros de las FARC para entrenar a miembros del CJNG.

"El Lobo" aseguró ante las autoridades estadounidenses que integrantes de la guerrilla colombiana proporcionaron adiestramiento militar de sicarios del CJNG entre 2010 y 2012, antes de que las FARC aceptaran las conversaciones de paz y cese al fuego en Colombia.

"Yo también sabía que (Abigael) González Valencia tenía conexiones con las FARC y que se aprovechó de las mismas para traer al menos cuatro combatientes de las FARC para entrenar a los integrantes del CJNG y 'Los Cuinis' en técnicas de fabricación de bombas y asesinato", declaró "El Lobo" en el proceso 1:14-cr-51, a partir del cual se ordenó la captura de "El Cuini".

Nava Valencia incluso aseguró que dos de los combatientes de las FARC murieron en enfrentamientos con policías en México.

Sus dichos coinciden con las declaraciones del ex gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, quien hace unos meses afirmó que el CJNG había contratado a guerrilleros colombianos.

No obstante en 2015, días después que miembros del cártel derribaron un helicóptero de las Fuerza Aérea mexicana, el líder de las FARC, Timoleón Jiménez, "Timoshenko", rechazó cualquier vínculo con el CJNG, a propósito de reportes que citaban fuentes de inteligencia estadounidense.

En aquel año, el semanario mexicano Proceso publicó acerca del adiestramiento que recibía el CJNG de las FARC según fuentes del gobierno de Estados Unidos.

"Nuestros sistemas de inteligencia en Colombia detectaron desde hace varios meses que algunos integrantes del narcotráfico mexicano habían recibido adiestramiento en ese país por parte de las FARC", comentó a Proceso un alto funcionario estadunidense de inteligencia.­

"Los informes que obtuvimos en Colombia señalan que jefes del grupo (sicarios) y varios jefes del escalafón de mando del Cártel de Jalisco Nueva Generación y de 'Los Cuinis' fueron adiestrados por las FARC en tácticas de asalto a militares", agregó la fuente consultada por Proceso.

Ahora se sabe que los testimonios de Óscar Nava Valencia fueron claves para que el 13 de marzo de 2014 la Corte Federal estadounidense ordenara la aprehensión de Abigael González Valencia, "El Cuini", por los cargos de asociación delictuosa, involucrarse en una empresa criminal, delitos contra la salud y posesión de armas de fuego.

El puente con Colombia

El testimonio de "El Lobo" sirvió también a las autoridades estadounidenses para documentar la relación de "Los Cuinis" y el CJNG con narcotraficantes colombianos como Diego Pérez Henao, identificado como "Diego Rastrojo", líder de las Rondas Campesinas Populares o "Los Rastrojos", un grupo armado que estuvo al servicio del Cártel del Norte del Valle de Colombia.

Según "El Lobo", "El Rastrojo" fue el enlace de Abigael González Valencia en la compra de cocaína en Cali, Colombia.

"En 2000 también sabía que González Valencia estaba moviendo cargamentos de entre 1.000 y 2.500 kilogramos de cocaína desde Colombia hasta México cada dos o tres meses", declaró.

"Diego Rastrojo" fue detenido el 3 de junio de 2012 en Barinas, Venezuela, el mismo año en que "El Lobo" Valencia se declaró culpable en Estados Unidos.

Nava Valencia también habló de las operaciones de "El Cuini" en Colombia. Relató que por el año 2000 "yo era uno de los principales líderes del Cártel Milenio, del cual González Valencia era un integrante de menor rango".

"El Lobo" aseguró que entre 2006 y 2007 invirtió en tres cargamentos de drogas cuyo traslado de Colombia a México operó Abigael González Valencia. Cada uno era de 1.500 kilos de cocaína y todos llegaron a buen puerto.

"González Valencia era el encargado de coordinar con el proveedor colombiano de la cocaína", relató Nava Valencia, quien señaló a "Los Rastrojos" como sus proveedores.

Para pagar sus servicios de transporte y venta, "El Lobo" se reunía personalmente con González Valencia en Guadalajara y le entregaba maletas repletas de dólares. Después "El Cuini" mudó su "caja de cobro" a la Ciudad de México.

"Durante las reuniones que sostuve con González Valencia, me decía que después de llegar a México se enviaba una parte importante de las drogas que él movía a Nueva York y Los Ángeles", aseguró.

Negocios trasnacionales

A mediados de 2007, "El Cuini" y su cuñado "El Mencho" invirtieron junto con "El Lobo" en un cargamento de cocaína que debía salir de Colombia.

"La cocaína se estaba moviendo desde Sudamérica hasta México a bordo de una nave sumergible. El plan era que la nave sumergible viajaría hasta un punto predeterminado fuera de la costa, donde varias lanchas rápidas se encontrarían con la nave y llevarían la cocaína hasta México", relató Nava Valencia.

Pero en aquella ocasión todos perdieron su dinero porque las autoridades colombianas detectaron el submarino y los tripulantes prefirieron hundirlo antes que permitir su incautación.

Esta operación fallida sucedió cuando "El Lobo" y "El Cuini" manejaban en sociedad una ruta de tráfico de cocaína a través de portacontenedores de Colombia a Panamá o Costa Rica y luego a México.

"El Lobo" dijo que por esta vía, cada dos o tres meses, transportaban un cargamento de 500 a 1.000 kilos cada uno. Nadie se los impidió durante un periodo de dos años.

En 2008 los narcotraficantes michoacanos empezaron a transportar con la misma frecuencia alrededor tres cargamentos de cocaína de Colombia a Guatemala en aviones, cada uno con un peso que iba de los 300 a los 1.200 kilos.

"González Valencia se encargaba de comprar la cocaína en Colombia y de pagar los vuelos, mientras yo me encargaba de recibir la cocaína en Guatemala", dijo.

"El Lobo" aseguró que ese mismo año "El Cuini" le propuso enviar cocaína directamente de Panamá a Los Ángeles, California, a bordo de un barco de contenedores.

Nava Valencia rechazó la propuesta porque le pareció insegura, aunque después "El Cuini" le presumió que en esa ruta introducía de dos a tres toneladas de cocaína a Estados Unidos, aunque no menciona la frecuencia.

"Poco antes de mi captura, me coordiné con González Valencia para transportar un cargamento de 3.000 kilogramos de cocaína de Colombia hasta México, utilizando una aeronave matriculada en Estados Unidos. Se programó el cargamento, pero finalmente no se llevó a cabo debido a mi captura", narró "El Lobo".

Una vez que Nava Valencia fue capturado en octubre de 2009, el negocio quedó en manos de "El Cuini" y su cuñado "El Mencho", hoy el más buscado narcotraficante.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar