“Eln tendría 15 mil hombres en Venezuela”

“Eln tendría 15 mil hombres en Venezuela”

EN LA MADRUGADA de ayer aparecieron unas pintadas del Ejército de Liberación Nacional (Eln). Nada nuevo; ha sido algo cotidiano en las últimas décadas en municipios de Arauca o Nariño. Sin embargo, estas siglas fueron vistas en Rubio, Venezuela, un poblado ubicado en la provincia de Junín en el Táchira, donde viene amenazando a los líderes opositores al régimen de Nicolás Maduro.

Franklyn Duarte, diputado por el Táchira y víctima de un atentado hace unas semanas, presuntamente ejecutado por el Eln, dijo sobre las pintadas que en ellas se lo señala a él y a “otro grupo de dirigentes políticos reconocidos porque han estado al frente de la lucha por conquistar la democracia y la libertad en el país”.

Como en otros 12 estados, la guerrilla colombiana hace presencia en esta nación no solo como un grupo irregular que explota recursos naturales y se dedica al narcotráfico, sino como una agrupación que cumple funciones de adoctrinamiento y control contra todo aquél que se oponga al chavismo.

“Hay una alianza del régimen de Maduro con el Eln con el objetivo de intimidar a opositores para que no hagan protestas. Esto está buscando desincentivar la protesta del 1 de mayo”, dijo a EL NUEVO SIGLO Javier Tarazona, director de FundaRedes, una organización en Venezuela que busca la promoción y defensa de los derechos humanos.

Desde el inicio del gobierno interino de Juan Guaidó la cúpula chavista ha enviado una serie de delegados a la frontera, especialmente al Táchira, como parte de su operación “antiimperialista”. Entre estos, según el diputado Duarte, están el alcalde Ángel Márquez y Freddy Bernal, este último la cabeza de las acciones para evitar que la ayuda humanitaria entrara a Venezuela el 23 de febrero.

Grupo transnacional

La presencia del Eln en Venezuela no es nueva. Desde hace décadas diferentes presidentes de Colombia han denunciado la movilización de tropas en varias regiones de este país. Pero hoy es claro que se trata de una estructura transnacional con poder de mando en territorio venezolano a través de “frentes rurales, urbanos, rutas de minería y campamentos”, comentó Tarazona.

En un artículo publicado hace un mes en Semana, Phil Gunson, analista de Crisis Group, escribía que “El Eln sigue siendo el actor con más fuerza en el terreno, abarcando 13 de los 24 estados venezolanos. Especialmente en el sur, donde saca 60% de sus ganancias y se disputa las minas de Bolívar con los sindicatos, grupos criminales venezolanos”.

Lejos de ser un lugar exclusivamente para huir de las autoridades colombianas, hoy el vecino país se ha convertido en una fuente de ingresos importantes para el Eln. Allá controla minas ilegales (oro, cobre y coltán) en los estados de Bolívar y Apure, principalmente, y secuestra y extorsiona en varias zonas. También participa en el narcotráfico, no solo produciendo alcaloides sino transportándolos desde aeropuertos de diferentes municipios, ha denunciado la oposición.

El proceso de adoctrinamiento lo adelanta -el Eln- en instituciones educativas, principalmente. Según Insight Crime, “ha difundido material didáctico sobre sus actividades guerrilleras en entes educativos de seis estados del país (Zulia, Táchira, Barinas, Apure, Bolívar y Amazonas); ha financiado la reparación de infraestructuras escolares desatendidas por el gobierno venezolano”.

Las estructuras de la guerrilla y, sobre todo, la libertad con la que se moviliza en el vecino país, hace que su presencia se entienda diferente a la que tiene en Colombia. “La guerrilla en Venezuela no tiene el mismo esquema que en Colombia. Aquí son aliados. Trabajan conjuntamente”, contó Tarazona a este Diario, demostrando la connivencia con el régimen de Maduro que le permite a este grupo guerrillero adelantar operaciones sin restricción alguna.

En varios estados, sobre todo los fronterizos de Táchira y Apure, el Eln posee emisoras locales que cumplen funciones de adoctrinamiento y trabajo social. “Tienen cinco emisoras y dan cobertura a 36 municipios del país. 3 millones de personas podrían estar recibiendo la información del Eln”, dijo el director de FundaRedes.

La falta de datos oficiales sobre presencia de grupos irregulares en Venezuela hace difícil calcular el número de hombres que tiene en ese país esta guerrilla colombiana. Para Tarazona, de acuerdo a estimaciones hechas por su organización, aproximadamente tendría “15.000 personas”, entre directas e indirectas.

“Es la primera empresa empleadora en la frontera venezolana. Son los que en este momento pagan mejor para un desempleado o para un venezolano que teniendo un empleo no le alcanza y termina trabajando directa o indirectamente para ellos”, explicó.

El último informe de FundaRedes detalla que no solo el Eln viene empleando a muchos venezolanos de forma irregular, sino que otros grupos ilegales, como las disidencias del Ejército Popular de Liberación (Epl) y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) también aplican esta práctica. “Como pago reciben en promedio $50.000 diarios (unos US$18)”, dice Tarazona.

Aparte de Apure -el estado fronterizo con mayor presencia de grupos ilegales colombianos-, el Táchira se ha convertido en una región de influencia del Eln. Allí tiene tres frentes y en “más del 50% del estado tiene presencia”, comentó Tarazona. En especial, el que ha llevado a cabo las amenazas contra los diputados opositores es el frente “Gustavo Villamizar”, que ha estado activo en la persecución contra dirigentes contrarios al régimen de Maduro en ciudades como San Antonio del Táchira y Ureña.

En esa zona también operan las disidencias de las Farc, que han tenido una estrecha relación con el “Colectivo del Pueblo”, uno de los grupos paramilitares chavistas, cuyo líder es ‘Belisario’, disidente de esta guerrilla colombiana.

Fortalecido por las actividades ilegales y la poca persecución de las autoridades chavistas, el Eln se ha convertido en una organización que hoy, después de varias décadas de presencia en el vecino país, ha llegado a tener el mismo poder que en Colombia. Algunos dicen que es mayor.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar