Photo Uribe
Logo Small

Lunes 20 de Agosto del 2018

Bienvenido el DEBATE

Un fantasma recorre a América Latina: la censura. La sombra de la mordaza que por más de 50 años ha oscurecido a Cuba, se desplazó primero a la Venezuela chavista y luego a otros países con ideologías afines, como Ecuador, Bolivia y Argentina. Allí, el trato dado a la prensa y a los periodistas es oprobioso y denigrante, y las embestidas del oficialismo son tan frecuentes que ya son parte del paisaje.

Chávez no ha tenido —o no tuvo, para decirlo mejor— el menor recato a la hora de cerrar o nacionalizar medios de comunicación, a los que obligaba a encadenarse para transmitir sus peroratas interminables, a través de todas las emisoras de radio y todas las estaciones de televisión.

Rafael Correa los descalifica a punta de insultos y ha impulsado leyes que coartan el trabajo periodístico. Por su parte, Cristina Kirchner tiene una pelea casada con el grupo Clarín, el más grande conglomerado de medios de Argentina y la más notoria voz disidente, que la ha llevado a tratar de controlar el papel periódico mediante ley.

Sobra decir que lo que se busca con estos atropellos es afianzar el pensamiento único y doblegar la crítica acallando las voces divergentes, con el fin de preservar el poder de forma aparentemente legítima mediante un despotismo mal disimulado que es contrario a los valores democráticos.

Lamentablemente, en Colombia hay señales inquietantes de que podríamos estar recorriendo el mismo camino. Mientras el gobierno de Álvaro Uribe dio garantías a la oposición y se alcanzó que regresaran decenas de exiliados que no habían podido hacerlo por temor a perder la vida, hoy tenemos un gobierno que no admite disenso y que ante cualquier discrepancia se viene lanza en ristre con toda clase de epítetos, como ‘mano negra’, ‘tiburones’, ‘rufianes’, ‘vacas muertas’ o ‘truculentos’.

Es cierto que Uribe también tuvo roces con algún sector de la prensa y de líderes de opinión, pero hay diferencias ostensibles pues fue un gobierno austero, poco dado a ofrecer halagos a través de la pauta publicitaria, y un gobierno del que no puede decirse que llamaba a las direcciones de los medios a vetar periodistas, columnistas o temas en particular. En contraste, la administración de Santos no puede decir lo mismo.

Cuando creíamos que las limitaciones al ejercicio periodístico habían desaparecido al haber recuperado la soberanía de casi todo el territorio nacional gracias a la Seguridad Democrática, nos encontramos con la reaparición de la censura y el veto, con cortapisas a la crítica, al develamiento de la verdad y a la libre opinión, y esto proviene, paradójicamente, de donde se debería garantizar todo lo contrario. Una censura que, hoy más que nunca, tiene tintes políticos.

Hace unos días, al suscribir el Acuerdo de Chapultepec, Juan Manuel Santos dijo: “No hay buen gobierno sin libertad de prensa”. Tal vez por eso el suyo no lo sea y, por lo mismo, el que tenga tanta pertinencia la aparición de nuevos medios, como este, donde haya lugar para el debate abierto y con altura que cualquier democracia requiere para su fortalecimiento.

Así, pues, bienvenido sea el DEBATE.

Otros artículos en Sin categoría

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed