Photo Uribe
Logo Small

Viernes 15 de Diciembre del 2017

“Buscaremos un mecanismo de participación ciudadana para honrar la defensa de los puntos que el Gobierno no quiso aceptar”: Uribe

Publicado en:

FCPPC  | 

Autor(a): Centro Democrático  |

Fecha: 25/11/2016

Intervención del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez durante la sesión plenaria

“Voy a referirme a algunos temas del NO; a las negociaciones que tuvieron lugar con el Gobierno; a algunos puntos que consideramos esenciales y no se aceptaron, otros que mejoraron a la posibilidad que todavía albergamos de que pueda haber una concertación, senador (Luis Fernando) Velasco, en un alto nivel en el Congreso; a la diferencia entre el Pacto Nacional y el pacto de implementación; al proceso de refrendación; al tema del Alcalde del Caguán, y por supuesto, al acto legislativo del cual no se ha hablado hoy.

Primero tengo que decirle esto al senador (Iván) Cepeda: cuando yo dije en aquel momento, voten mientras los metan a la cárcel, hombre, cometí una imprudencia.

Se lo he dicho Senador, ya no tengo edad para estar defendiendo aquello en que me hubiera equivocado, por fortuna lo que le estábamos pidiendo al Congreso que votara no era una impunidad total para terroristas. Es muy distinto senador Cepeda, pero tiene razón usted y cuantas veces me recuerdo eso, les ruego el favor de tener en cuenta que es la segunda vez que acepto que fue una imprudencia mía.

El No:

Cuando ganó el NO vinieron unas palabras del doctor Juan Carlos Vélez y en esto hay que ser anecdótico. La verdad es que en unas palabras que yo dije la noche que ganó el NO omití mencionarlo en un protocolo, omití una regla del presidente Turbay que decía: el más importante en muchas ocasiones el protocolo que el contenido, y él se puso bravo conmigo y después en una tertulia hicieron esas declaraciones. Que sí, que habíamos hecho una campaña de mentiras, que una cosa y la otra; no se necesitaba que Juan Carlos Vélez en una rabieta dijera eso.

A lo largo de la campaña del NO el Gobierno y algunos de ustedes siempre decían que nosotros estábamos diciendo mentiras, todo argumento que proponíamos nos decían que estábamos diciendo mentiras.

Ganó el NO por una estrecha mayoría numérica, pero con un gran valor. ¿Por qué? La semana entrante en el debate de fondo veremos cifras, veremos publicidad, gastos.

El NO ganó a pesar de que el Gobierno impuso que se redujera del 50 al 13 por ciento el umbral. El NO ganó a pesar de que condensaron en una pregunta 297 páginas.

El NO ganó a pesar de que el Ministro de Hacienda al momento de entregar proyectos de regalías les decía a los alcaldes y gobernadores que tenían que votar por el sí.

El NO ganó a pesar de que el Presidente de la República al entregar casas les decía a los ciudadanos, a los compatriotas que felices recibían la llavecita de su casa: tienen que votar por el sí.

El NO ganó a pesar de que el Gobierno creyó que con una oferta presidencial de soborno a la noble ciudadanía de Barranquilla, era suficiente para que ganara el sí.

El NO ganó, no obstante, que en un país que tiene un porcentaje tan importante de católicos el Santo Padre horas antes dijo que había que votar el sí ¡Qué difícil! Ese viernes antes del plebiscito, cuando me abordaron unos periodistas en Cartagena, yo no sabía que decir sobre lo del Santo Padre, ustedes no saben lo complicado eso.

Y al otro día, el sábado doctor Horacio, yo creo que ninguna de las ofuscaciones mías ha alterado nuestra amistad, ni ninguna de las diferencias o estados de ánimos suyos en algún momento la van a alterar.

Usted no sabe, apreciado senador Horacio, lo difícil ese sábado cuando en la primera entrevista radial me pregunta un periodista: ¿y lo del Santo Padre? Yo no tuve más de otra que echar mano de un recurso, yo le rezo a la Virgen, y no le rezo por beato sino porque vivo sobregirado, y le dije al periodista, hombre, nos tocará rezarle a la Virgen a ver cómo nos ayuda en esto.

El NO ganó a pesar del presidente Obama, la opinión pública latinoamericana menos adversa a los Estados Unidos ha sido la colombiana, pero el Presidente norteamericano, después de Kennedy, con más aceptación en la opinión pública colombiana ha sido el presidente Obama.

El NO ganó a pesar de la ONU.

El NO ganó a pesar de ese acto de Cartagena. Habrá que estudiar que ya la firma se había hecho y cómo definieron un segundo evento con toda la comunidad internacional un lunes cuando el plebiscito estaba convocado para un domingo.

Yo creo que ahí hay unos méritos, advierto esto: procuré, si falto a la verdad me corrigen y ofreceré excusas, voy a hablar en primera persona, procuré en todas las intervenciones de esa campaña no proferir una palabra que hiriera a compatriotas del sí.

Muchos de mis compañeros y mi persona repetíamos que nosotros los del NO como los del sí también queríamos la paz, pero que no estábamos de acuerdo con esos textos.

Ahí están las grabaciones, como cualquier palabra mía en esta vida pública la graban, fui muy cuidadoso para que también grabaran estas y no hubiera lugar a tener que hacer posteriores explicaciones.

A pesar de que ganó el NO, y que para muchos, como para Jaime Castro, eximio jurista, era claro que la consecuencia sería la inexistencia del acuerdo, nosotros honramos la palabra, y desde esa noche dijimos puede haber con lógica la interpretación de que el acuerdo es inexistente, pero vamos a honrar la palabra, proponemos un Pacto Nacional, que le haga unas modificaciones a ese acuerdo, nos dedicamos a eso, sectores del NO, sectores de víctimas, encabezados por Herbin Hoyos, por Diana Sofía Giraldo, y por la ilustre colega nuestra, la senadora Sofía Gaviria, participaron allí, muchos sectores religiosos que entiendo van a venir algunos aquí, a los debates que ustedes han propuesto.

Y nos dedicamos de muy buena fe a buscar modificaciones con el Gobierno.

Cuando se hizo el último día de esas negociaciones, una reunión ya reducida, porque habían pedido que fuera reducida para hacer la bitácora, el índice de temas que se llevarían a La Habana, de la cual yo me aparté por respetar que no fuera tan amplia y que fueran apenas delegados, el informe que tuve de mis compañeros es que los delegados del Gobierno habían dicho que una vez examinaran el tema con las Farc vendrían y hablarían nuevamente con los del NO, eso se negó.

El Presidente de la República a mí un sábado a las 2 de la tarde me dijo que ya habían cerrado con las Farc, que habían incorporado unos temas que otros no y que era definitivo, lo único que yo hice fue implorarle como lo dije en público, que permitieran una revisión de lo que ellos llamaban ese acuerdo final con compatriotas del NO, que nosotros teníamos la mejor intención de contribuir a un Pacto Nacional. Nos cerraron esa posibilidad.

Todavía en la reunión del Ministerio del Interior el lunes, seguimos insistiendo nosotros en el Pacto Nacional y nos expusimos o en ese caso me exponía yo, a una respuesta que yo la esperaba y que se dio de las Farc, cuando se dijo que aprovechando que las Farc tenía en Colombia a sus líderes, nosotros en busca de ese Pacto Nacional también queríamos hablar con las Farc, la respuesta fue una respuesta para llamarla con el mejor calificativo, muy dura, en contra de mi persona, y la excusa que mandaron a través de unas personas es que el Gobierno no les permitía reunirse con nosotros.

Y lo dijeron, se sabrá a través de personas con quienes hablé, muchos afectos a ustedes, que contribuyeron en esas negociaciones. Creo que faltó un poquito de flexibilidad del Gobierno y en las Farc para haber llegado a ese Pacto Nacional.

Más aún señor Presidente, el pasado miércoles, cuando usted amablemente aceptó y la plenaria, que ese debate se aplazara y que debió darse ayer, nosotros volvimos a insistir que se hiciera ese Pacto Nacional y que de pronto se reunieran los voceros de los partidos a examinar las diferencias que teníamos y a buscar construir opciones que las zanjara, eso tampoco se oyó, incluso propusimos que en ese Pacto propusimos que estuviera la justicia porque hoy hay diferencias en la justicia, que estuviera Acore (Asociación colombiana de Oficiales en Retiro) porque todavía hay diferencias.

Yo no sé qué va a pasar con lo del doctor (José Miguel) Vivanco porque lo acusan que fue quien introdujo el artículo 28 de la Corte Penal Internacional y que por haberlo introducido él dijo que aprobaba, y hoy el Gobierno en las 18  fe de erratas en una de ellas dice que eso ya está corregido y modificado. ¿Entonces el doctor Vivanco va a corregir, va a modificar? Uno no sabe qué pasará con él.

Senador Galán, incluso en ese comunicado del lunes propusimos que en ese Pacto estuviera el Vicepresidente, porque nosotros también hemos escuchado las objeciones del Vicepresidente, algunos de estos temas, su desacuerdo con el tribunal de justicia transicional, nos parecía de la mayor importancia, eso no se aceptó.

Veamos los puntos que resultaron de esa negociación:

Hay puntos que se mejoraron, uno en esto tiene que bregar a tener la menor subjetividad posible. Cuando Tad Szulc acudió a Cuba, mi generación estaba joven, a preguntarle a Fidel Castro si podía escribir una biografía sobre él, Fidel Castro contestó, pero es que tú eres periodista del imperialismo, tú no me vas a tratar con objetividad, y Tad Szulc dijo, yo no le garantizo objetividad  total, pero sí la menor subjetividad posible.

En aras del respeto a ustedes, y creo que de pronto alguna respuesta mía en algún momento no comedida al senador Cepeda, con excepción de eso, creo que ninguno de ustedes se ha sentido ofendido por mí aquí y ha habido discusiones profundas, pero yo declaro que he sentido respeto de ustedes y he procurado respetarlos.

Por respeto a ustedes y a la opinión pública, nosotros no tuvimos inconveniente en reconocer que se mejoraron unos puntos, inclusive llegamos a decir que había unos temas y voy a citar ejemplos aunque se debería decir el martes o miércoles.

Por ejemplo en ese órgano para la protección de las Farc con cuyo principio estamos totalmente de acuerdo, nuestro desacuerdo era por la competencia para que ese órgano revisara informes de inteligencia, supervisara empresas de vigilancia, hojas de vida de servidores públicos. ¿Qué corrección le hicieron a eso? que ya no harán parte de ese órgano integrantes de Farc, pero sí dos personas en cuyo nombramiento participará Farc.

Nosotros no estuvimos de acuerdo totalmente con eso, pero dijimos se puede discutir en el Congreso discutamos eso en el Congreso.

Sobre el tema agropecuario, dijimos, mire, ahí hay unas mejoras. Se acepta que la cultura campesina pueda coexistir con la agricultura empresarial, etcétera, etcétera.

Dijimos, ahí hay otros temas que se pueden discutir en el Congreso, esto es cuando propusimos que había temas que se habían mejorado hicimos en nombre de la menor subjetividad y por respeto a ustedes y a la opinión pública.

Y también para ser constructivos aceptamos que algunos temas, en los cuales podrían subsistir algunos desacuerdos, era posible discutirlos aquí, pero quedaron unos temas y el Gobierno dijo que eran inmodificables. Entonces dijimos nosotros ¿si el Gobierno dice que son inmodificables, cómo se van a modificar en el Congreso? y eso fue lo que nos llevó a apartarnos.

Quiero citar algunos a manera de enunciados simplemente: el bloque de constitucionalidad, ayer vino el doctor Leyva aquí. Entonces, el lunes de fiesta de la semana pasada hubo una gran discusión en las redes sociales entre el Gobierno, algunos miembros de las Farc, dirigentes políticos y abogados.

El Gobierno decía que había quedado por fuera el bloque de constitucionalidad, los otros no, el mismo doctor Leyva ayer nos confirmó a algunos que era claro que el bloque de constitucionalidad quedaba, que no hay que llamarlo como tal, eso lo podemos discutir el martes, y el Gobierno no aceptó modificación.

¿Y saben qué? El doctor de la Calle en las reuniones con nosotros nos había dicho que esos temas no irían a la Constitución. Fueron a la Constitución.

Otro tema, en el tema también diremos porque creemos que no hubo modificación en el tema que hemos llamado sanciones simbólicas que son equivalentes a impunidad total.

Miren, un ejemplo de que aún en temas sumamente sensibles nosotros presentamos alternativas, la mayoría de los del NO, mis compañeros del Centro Democrático dijeron: ‘facilitemos esto, que los responsables de delitos atroces puedan ser elegidos, pero después de cumplir la pena, que son benignas’, yo dije, bueno, por ayudar a esto en contra de mis convicciones yo lo acepto. Ni eso aceptaron.

Porque la verdad es que nosotros, equivocados o acertados, pero de muy buena fe, tratamos de construir opciones, de proponer alternativas, habrá que discutir aquí cuando esté ese tema y preguntarles a ustedes qué va a pasar con los que van a invocar igual derecho ¿será una norma por una sola vez?

Sobre todos estos temas que ahora les estoy mencionando el Gobierno nos dijo el lunes, nos confirmó, que no podía haber modificación; entonces el Gobierno dice eso ¿qué esperanza hay de que el Congreso lo pueda modificar?

Nosotros partimos del supuesto que el Congreso no lo va a modificar porque así perentoriamente lo notificó el Gobierno.

El tema del narcotráfico, también diremos por qué creemos que no hubo reforma, y nos parece muy delicado ese tema como precedente para el país ante las nuevas generaciones de colombianos y ante la comunidad internacional.

Mire, un tema bien fácil: todo el mundo apoya la reivindicación de los derechos de mujer. ¿Por qué no suprimieron las menciones que crean confusiones con la controversia de género, tan fácil de resolver? ¿Si el fondo era reivindicar a la mujer por qué se mantuvo esa alocución que genera tanta controversia? No era necesario, casi que se lo imploramos al Gobierno; compañeros que han estado con nosotros, que son pastores religiosos, se lo imploramos al gobierno en la noche del lunes.

El tema de las Fuerzas Armadas, también diremos como aquí queda un asunto muy delicado por resolver.

Yo creo que el acuerdo, lo vamos a explicar el martes, abre la posibilidad de que la mayoría de los integrantes de las Fuerzas Armadas que están en la cárcel, salgan, o que aquellos que están procesados no los lleven a la cárcel, pero las condiciones son graves para la honra.

¿Y sabe qué falta? y ojalá ustedes lo puedan corregir, digo ustedes, nosotros estaremos en los debates, pero ustedes tienen la mayoría, no se ha querido construir la posibilidad de que se luche por la honra. Y si bien todos en las Fuerzas Armadas quieren su libertad, muchos quieren tener una oportunidad de luchar por su honra.

El Gobierno nos dijo que el tratamiento a los militares era autónomo, no negociado en La Habana, pero lo último lo negociaron en La Habana; y el Gobierno nos dijo que iban a tramitar aquí un acto legislativo autónomo para las Fuerzas Armadas. Desde ya les dejamos a ustedes la inquietud de que pueda haber la oportunidad de que luchen para recuperar la honra que hasta hoy está cerrada.

El proceso de refrendación, yo diría lo siguiente: si ustedes dicen que el artículo 244 de la Ley Quinta le permite al Congreso de la República pronunciarse favorable o desfavorablemente sobre una política del Gobierno, tienen la razón; que pueden votar las mayorías y decir, la aprobamos, tienen la razón. ¿Qué efectos produce eso? Un efecto político.

¿De ahí qué sigue jurídicamente? O que incorporen los acuerdos por actos legislativos y leyes. ¿Por qué vía? por la ordinaria o la extraordinaria.

Yo discrepo, y lo vamos a denunciar el martes, que algunas personas del Gobierno estén buscado que la Corte Constitucional diga que sin refrendación plebiscitaria queda activo el acto legislativo extraordinario.

Nosotros pensamos que eso sería un desafío a la democracia colombiana.

Ahora: ¿cuál es nuestra diferencia con el procedimiento? La Constitución de 1991 definió muy claramente que nuestra democracia tiene un equilibrio entre la representación y la participación; en este proceso, desde el Presidente de la República, las normas que aquí se aprobaron hablaron de una refrendación no por la vía representativa, sino por la vía participativa. Así lo entendió el pueblo colombiano.

Entonces, sí, el Congreso es expresión del pueblo, es la expresión representativa, pero aquí se adoptó un instrumento de democracia participativa. Cuando la Corte Constitucional en su sentencia dice que para revivir la aplicabilidad del acto legislativo extraordinario se necesita una refrendación popular, nosotros en el contexto de todo este proceso entendimos que esa refrendación era de acuerdo con lo que se había propuesto por el Presidente de la República, a través de un mecanismo de democracia directa.

Pensamos que aquí se le queda mal al pueblo colombiano. Inclusive lo que llegamos a proponer fue: si tienen que reducir esa consulta al pueblo a los puntos sobre los cuales existen diferencias, ¡háganlo!

Seguramente encontrarán una vía jurídica para decir que la refrendación queda correcta. Ojalá no sea para decir que el acto legislativo especial se pueda aplicar con una refrendación del Congreso. Seguramente encontrarán esa vía, pero queda una falta grave ante la historia, cuando se le dijo al pueblo que la refrendación sería por la vía de democracia directa, de acuerdo a los instrumentos de la Constitución del 91, las reglas se le cambiaron.

Y uno de los pretextos es la violencia. ¡Por favor! ¿Por qué se tiene que un Gobierno dejar acosar de ese pretexto? ¿Por qué es las Farc las que tienen que imponer esos tiempos? Si a los señores de La Habana el Gobierno les concedió el beneficio de que los reconociera la comunidad internacional, de darles toda la protección y todas las garantías. Y todos los colombianos, empezando por nosotros los del NO, dijimos que había que darles toda la protección a los 5.600, 700, que están en Colombia.

Y entonces buscaron el argumento de decir que la violencia era responsabilidad de los del NO. Yo veo que por un lado dicen: ‘cómo está de pacificado el país’, y por el otro lado dicen: ‘miren qué violencia desatada por los del NO’.

No olviden que este año ha habido 62 atentados terroristas contra la infraestructura del país. El martes veamos la lista de asesinatos de policías y piensen que si esto se ha hecho con las Farc, ¿qué va a hacer el país entonces con sus disidentes, qué va a hacer con el Eln, qué va a hacer con las 3.500 bandas criminales, con 150, 170 mil hectáreas de narcotráfico?

Señor Presidente, termino con esto, con algunos de ustedes se ha hablado la posibilidad de encontrar acuerdos sobre unos temas en el Senado, en la Cámara. Nosotros tenemos disponibilidad. Sobre otros temas, en los cuales ya he hecho una enumeración, si hubiera posibilidades cuánto mejor, si no ahí subsiste una profunda diferencia.

¿Cuál es nuestra arma? Apelar al pueblo. Nosotros hemos anunciado que vamos a proponerle un referendo, sobre unos de esos temas básicos, de iniciativa popular.

Yo no creo que se haga mal diciendo: este no es el camino de la refrendación; participaremos en los debates, lo que se pueda mejorar con la voluntad de ustedes, lo acompañaremos; hay unos temas sobre los cuales existen unas diferencias de fondo.

El Gobierno prefirió descartar el pacto nacional que habría sido tan conveniente y nosotros con toda claridad tendremos que decirles a ustedes, que por responsabilidad política con muchos ciudadanos, buscaremos un mecanismo de participación ciudadana para honrar la defensa de los puntos que el Gobierno no quiso aceptar.

Muchas gracias señor Presidente”.

Este es el video de la intervención del expresidente Uribe: http://www.pens…

Otros artículos en

Acuerdo de Paz

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido