Photo Uribe
Logo Small

Viernes 20 de Abril del 2018

Catatumbo: ¿conflicto sin freno?

Publicado en:

El Colombiano  | 

Autor(a): Editorial  |

Fecha: 23/03/2018

 

Ilustración: elcolombiano.com

Año a año, en la última década, esa región de Norte de Santander sufre “paros cívicos y armados”, choques entre ilegales, emergencias humanitarias… y un etcétera de problemas que no se resuelven.

Colombia tiene hoy en el mapa dos regiones en las que se escenifica una violencia frente a la cual el Gobierno Nacional pareciera incapaz de proveer soluciones: Tumaco y Catatumbo, en los extremos Suroccidental y Nororiental del país. La última semana ha sido bastante dura para la población civil en Norte de Santander, dada la confrontación entre facciones del Eln y los llamados “Pelusos” o “Epl residual”. La reacción desde Bogotá resalta por su ausencia o, si la hay, por su debilidad manifiesta.

Los problemas complejos y variados del Catatumbo, que componen una mezcla explosiva de insatisfacciones, frustraciones y hostilidades, tienen una página asegurada de noticias de muertos y delitos, mes a mes, año a año, en la prensa colombiana. El Catatumbo es lugar común de orfandad institucional y de ineficacia en el control del territorio por parte de las Fuerzas Armadas y de los organismos de gobierno en todas las escalas.

La guerra a muerte que se declararon el último mes el Eln y el Epl, según datos de Naciones Unidas, deja 5.000 personas con su movilidad restringida y 11.836 estudiantes y 553 docentes con limitantes y amenazas para atender sus jornadas educativas. Incluso los líderes consultados por este diario se abstuvieron de dar detalles sobre la situación, que califican de gravísima.

Hay desplazamiento de familias en la zona rural de los municipios que conforman el Catatumbo: San Calixto, El Tarra, Teorama, Convención, Tibú y Hacarí. Los factores que desencadenaron el enfrentamiento resuenan de memoria: el control de los cultivos ilícitos y de la población civil y sus actividades, utilizados como escudo y fuente de financiación mediante extorsiones y despojos.

En diciembre de 2017 el vicepresidente Óscar Naranjo se reunió con los alcaldes del Catatumbo. Se planteó la gestión de recursos directos con los ministerios para redes de electrificación, acueducto y alcantarillado, infraestructura educativa y vial. Además, a comienzos de febrero pasado se hizo una feria para mostrar otra faceta de los municipios de esa provincia de Norte de Santander, bajo el lema con olor a caña y café.

No obstante esa visión esperanzadora y decidida a deshacer los estigmas que carga el Catatumbo, estuvo presente la idea de que “en la región siempre hay un problema potencial de orden público”. Lo refrenda la actual disputa entre guerrillas y bandas que nubla el hecho de que de allí salga el 45 % de la producción agrícola de Norte de Santander. Es decir, tantas oportunidades son espantadas por los fusiles y la ilegalidad.

Aunque la Fuerza Pública garantiza que no hay vías bloqueadas en los 11 municipios de la subregión y que están en marcha planes de control, se trata de 17 mil personas atrapadas en el fuego cruzado de las bandas criminales y las guerrillas llamadas residuales.

No hay que olvidar que el Catatumbo es parte de la extensa frontera con Venezuela, y que allí se amplían los problemas propios del desplazamiento forzado de decenas de pobladores locales y de los migrantes del país vecino.

Esta extendida e indefinida afectación de un territorio tan importante de Colombia merece soluciones estructurales (de largo plazo y contenido social), pero también respuestas puntuales (inmediatas y de orden público) que permitan sacar al Catatumbo del conflicto desastroso y lamentable que lo sacude, casi que a diario, y que desgasta a su gente.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed