Photo Uribe
Logo Small

Domingo 25 de Agosto del 2019

Ciudadanos cómplices

Publicado en:

El Nuevo Siglo  | 

Autor(a): Hugo Quintero Bernate  |

Fecha: 11/08/2015

 

Foto: las2orillas.co

Una madre en La Guajira que reclama airada ante las cámaras cuando descubre que la bazofia servida a los niños en los hogares de Bienestar Familiar no tiene nada que ver con el nutritivo y balanceado menú que unos contratistas le han vendido en un jugoso negocio a ese Instituto. Un extraño cortejo de hombres y mujeres que deambulan como zombis con baldes y tarros buscando agua en la ardiente Santa Marta. Familiares de nacionales presos en el exterior quejándose del abandono en que los cónsules los tienen. Tres asuntos que tienen un único enlace: la mala política.

No hay actitud más ofensiva que la de personas en pleno ejercicio de sus derechos políticos y ciudadanos que se ufanan de no votar. O que reivindican que la política los tiene sin cuidado. Tal vez sí hay una más ofensiva, la de quienes venden el voto.

Son comportamientos francamente insensatos. Votar no es solo un derecho. Es una verdadera obligación de cualquier ciudadano responsable. Aunque algunos teóricos sostengan que no votar es tan democrático como hacerlo. Y eventualmente simboliza rechazo contra todos los candidatos, me parece más un acto de cómoda cobardía, cuando el propio sistema electoral ofrece la opción de hacerlo en blanco con un peso específico fundamental.

Peor aún es creerse al margen de la política y suponer que sus consecuencias no lo tocan. Para fraseando a Clemenceau, la política es un asunto demasiado serio para dejársela a los políticos. Las madres guajiras que lamentan la muerte de hambre de sus niños o que aguantan en silencio cómplice que a sus hijos se les “alimente” con cualquier cosa en los hogares del ICBF, no son extrañas ni ajenas a su tierra. Son de las mismas familias que se encaraman en los buses a cambio de una gaseosa, un mal almuerzo y cincuenta mil pesos para elegir al político que respalda al contratista que mata de hambre a sus hijos.

Cada voto que los habitantes de Santa Marta le ha vendido, regalado, empeñado o alquilado a cualquiera de las dinastías familiares que han arrasado con esa ciudad, es el que los obliga a caminar cabizbajos y en silencio en busca de agua potable. La corrupción que les ha robado el agua es la que ellos han elegido corrompiendo su voto.

La pereza electoral de los que no votan. De los que ni siquiera se levantan el día de elecciones es una forma de corrupción ciudadana. Es un acto de inmoralidad que avala a los políticos corruptos que han estructurado la actual “contratocracia” para robarse el presupuesto. El que no vota termina respaldando que el servicio exterior de la República esté en manos de políticos quemados, amigos del ejecutivo y otros etcéteras y no en manos de funcionarios de carrera que por lo menos visiten a los presos nacionales en el exterior. O patrocina que la posición jurídica del país en los grandes pleitos internacionales estéal vaivén de cada elección.

En los próximos dos meses, como dicen los Hermanos Zuleta “Reflexione, hombe, reflexione”. Y si no, a quejarse al mono de la pila.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed