Photo Uribe
Logo Small

Viernes 19 de Enero del 2018

“Colombia debe mirarse en nuestro espejo retrovisor”: Tiziana Polesel, Cedice Libertad Venezuela

Publicado en:

La Silla Vacia  | 

Autor(a):   |

Fecha: 15/12/2017

 

Foto: AFP - lasillavacia.com

La Red Líder habló con Tiziana Polesel y Rocío Guijarro de Cedice Libertad, quienes participaron en el conversatorio sobre democracia y libertad económica convocado por el Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga en la celebración de sus 30 años.

¿En qué consiste la iniciativa de liderazgo de Cedice?

Es una institución que se fundó hace más de 30 años en Venezuela, dedicada a la defensa del libre mercado y la propiedad privada. Tenemos dos líneas de trabajo, una enfocada en la divulgación, donde realizamos una serie de publicaciones, foros y debates y otra de investigación donde se hace observatorio legislativo y desde donde generamos conocimiento en torno a las ideas que promovemos.

¿De dónde surge o qué los llevó a iniciarla?

Varios aspectos coincidieron para crear Cedice. Primero un grupo de empresarios venezolanos vinculados a organismos internacionales, que promovían las ideas liberales, se dieron cuenta que en Venezuela no existía una institución que defendiera estos conceptos.

En ese momento se empezaba a sentir que en el país las ideas liberales tenían un buen discurso, pero no se ponían en práctica. Así es que otros empresarios se dieron a la tarea de defenderlas y promoverlas.

Estos dos grupos se unen para oponerse a miembros del Gobierno y empresarios que, frente a la libre competencia y la libertad del consumidor para elegir, preferían el proteccionismo.

Tiziana, usted fue una de las fundadoras, ¿cómo fue su participación?

Yo era estudiante en una universidad jesuita y mi gran dilema era que ni en la biblioteca ni en la librería conseguía libros de economía de mercado, todos eran libros socialistas o marxistas. Entonces quise traer libros que hablaran de las ideas liberales.

Esa fue una de las primeras tareas de Cedice, importar libros para que por lo menos se diera un debate de ideas. Ahí comienza una relación muy importante, que continua hasta estos días, con una editorial de España, que traduce los grandes clásicos de los pensadores liberales.

¿Lograron generar un cambio?

Los primeros cinco años fueron difíciles, pero después empezamos a ver que profesores y estudiantes se acercaban a nosotros. Se abrieron entonces las instalaciones de Cedice para que los jóvenes hicieran sus trabajos y consultaran nuestros textos y eso ayudó.

A pesar de lo que pasó en Venezuela, creo que no fracasamos totalmente, la prueba está en esas más de tres millones de personas que han salido del país, que están buscando esas ideas de libertad.

Lo que está pasando actualmente contribuye a que nuestras ideas cobren cada vez más valor. El socialismo, con la experiencia de quien lo ha vivido en carne propia, es un fracaso total.

¿Por qué a pesar de estos empresarios y de estos académicos de pensamiento liberal llega Venezuela al punto en el que está hoy?

Lo que pesó mucho fue el discurso anti político de ese momento, que fue acabando con los partidos políticos. Los medios también tuvieron parte en esto, pues arremetían contra todo, señalando de corruptos a empresarios, miembros del gobierno y de la rama judicial por igual.

Colombia debe mirarse en nuestro espejo retrovisor. Cuando se le empieza a dar golpes a todo, hay una consecuencia.

A Chávez lo pone en el poder la clase media, que ve en él la posibilidad de un país seguro, sin robos, ni secuestros, y también alguien que iba a terminar con la corrupción.

Los venezolanos pensamos: si no funciona, en cinco años escogemos a otro. No nos dimos cuenta del trabajo de filigrana que estaba haciendo este grupo de personas para mantenerse en el poder, aprovechando el dinero del boom petrolero.

Los medios no le dieron a la audiencia la opción de ver las dos caras de la moneda, no formaron una opinión pública crítica. Al contrario, silenciaban a la oposición, hubo una complicidad. Ellos vieron que Chávez iba a ganar y decidieron alinearse con él.

¿Cómo han logrado mantener una voz de protesta y de promoción de los principios de libre mercado en medio del régimen de Maduro?

Contamos con el apoyo de empresarios que permiten que continuemos nuestros programas y proyectos.

Divulgamos nuestras ideas a través de foros y debates, en ese sentido las universidades han sido un gran aliado y son ahora un muro de contención contra el Gobierno y las ideas socialistas.

Las librerías se han convertido también en centros de tertulia, donde discutimos nuestras ideas. Realizamos eventos los sábados y domingos, en las tardes, pues las reuniones en la noche, por seguridad, no se pueden hacer. Después de las 6 de la tarde no se puede salir.

En Cedice combatimos con ideas, no atacamos personas y cuando esto ocurre nos volvemos más difíciles de detener. No estamos insultando a nadie, estamos hablando en contra del sistema.

También estamos entrando en los sectores populares, lo que los estadounidenses llaman “grassroots”, a través de organizaciones comunitarias hacemos talleres y seminarios y de una manera muy sencilla les transmitimos las ideas liberales, explicándoles que la riqueza hay que crearla no distribuirla.

¿Quiénes han sido sus principales aliados en esta labor?

Tenemos una red de aliados internacionales que nos apoyan con recursos y conocimiento. Pertenecemos a distintas organizaciones como la Red Liberal de América Latina (RELIAL), Atlas Network, Alliance for Property Rights, Fraser Institute, entre otros.

Ellos nos ayudan a demostrar, a través de sus índices de estado de derecho, libertad económica, transparencia internacional, de calidad institucional, cómo los países que están en los primeros lugares han progresado siguiendo los principios del libre mercado y cómo Venezuela que ha tomado un rumbo contrario está en los últimos lugares.

Tras las recientes elecciones municipales, boicoteadas por la oposición, Maduro ha amenazado con inhabilitar a los partidos opositores. Frente a esto, ¿qué posibilidades tendría la oposición en las presidenciales de 2018?

El camino es sentarse y generar una estrategia. Hoy no existe una comunicación fluida entre la gente que tiene experiencia de gobierno y los jóvenes. La Unidad Democrática debe hacer un ejercicio de escucharse unos a otros para que se genere una estrategia bien pensada, abandonando los egos y las aspiraciones inmediatas y cortoplacistas.

Los políticos deben fijarse en lo que han hecho las empresas que aún hoy resisten esta envestida. Ellas no desecharon a los mayores con toda su experiencia, ni subestimaron a los jóvenes con todo su potencial. Si se le da a cada uno su puesto y no se termina simplemente borrando lo que no es cómodo, podemos construir algo importante.

No se trata de pedir que un líder empresarial sea presidente, por el contrario, preguntémosle qué ha hecho para mantenerse a flote en esta difícil situación. Fijémonos en los modelos de empresas y países exitosos.

Teniendo en cuenta que el 2018 es un año de elecciones presidenciales en Colombia ¿Cuál es su percepción de lo que está pasando aquí?

Cuando Hugo Chávez se lanza a la presidencia mucha gente dijo, “no va a ganar”. Después, “tal vez si va ganar, pero a los cinco años tenemos oportunidad de escoger a otro”. Así es que uno de los mayores errores que cometimos fue no reconocer la capacidad que tenían estas personas, las alianzas que habían hecho, con Cuba, con el narcotráfico.

Lo que le diríamos a otro país, teniendo en cuenta nuestra experiencia es que tengan cuidado de ese mensaje populista. Ese mensaje populista lo utilizan para llegar al poder y cuando finalmente lo logran no hacen nada de lo que dijeron, pero sí se encargan de destruir las instituciones.

¿Cuál es el camino para restablecer una verdadera democracia en Venezuela?

En este momento estamos estancados, a pesar de que se está dando una negociación entre el Gobierno y la oposición. La próxima semana se reunirá el grupo negociador en República Dominicana. Sin embargo, el Gobierno ha demostrado que aquellas cosas que se acuerdan no se cumplen. Hay un clima de incertidumbre.

¿Cuál debe ser el papel de la comunidad internacional en esto, incluyendo Colombia?

Nadie puede hacer por nosotros lo que nosotros no podamos hacer por nosotros mismos. Pero también es verdad que es imposible que salgamos solos. Nosotros estamos secuestrados, y cuando se está en esa situación es necesario que haya negociadores expertos que faciliten una salida. Pero finalmente la decisión es solo nuestra.

INFORMACIÓN DE LAS LÍDERES –

Tiziana Polesel, es académica y empresaria de medios venezolana. Profesora y Ex Directora de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello en Venezuela. Actualmente es Presidente de la Junta Directiva del Centro para la Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (CEDICE Libertad).

Rocio Guijarro, es filósofa y magister en Gerencia Empresarial. Actualmente es gerente General del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad) y Presidente de la Red Liberal de América Latina (RELIAL).

Otros artículos en

Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido