Photo Uribe
Logo Small

Domingo 18 de Agosto del 2019

CRÓNICA DE UN ASESINATO ANUNCIADO

Publicado en:

El Colombiano  | 

Autor(a): Rafael Nieto Loaiza  |

Fecha: 13/04/2014

 

Adán Quinto fue asesinado el 09 de abril, “Día de las víctimas”. Es una paradoja que precisamente ese día el país sume como víctima a un líder de ellas, desplazado de sus tierras por las Farc y sus compinches y amenazado de muerte. La contradicción es aun más grave porque a Quinto el Gobierno que debía protegerlo le redujo al mínimo su esquema de seguridad.

Conocí a Quinto siendo agente del Estado en la Corte Interamericana de Derechos Humanos en un caso de desplazamiento en la cuenca del río Cacarica. Fui a Urabá a oír de primera mano su testimonio y el de otros líderes negros. Con base en sus declaraciones y las versiones libres de varios guerrilleros desmovilizados, alegamos que el grueso del desplazamiento había sido ocasionado por las Farc, en el marco de un plan masivo en el Chocó y en Urabá. La Corte no dio mérito a las versiones coincidentes de los líderes negros y los exguerrilleros y, en cambio, sí les dio valor probatorio a unas versiones de paramilitares que involucraban a miembros del Ejército. Por qué la Corte IDH dio todo el peso a unas declaraciones, las de los paras, y en cambio ninguno a otras, las de los exguerrilleros y los líderes negros, es un misterio.

Pero esta columna no trata de eso sino de Quinto, que tuvo el coraje de denunciar a las Farc y las oenegés que, en su opinión, le estaban ayudando a la guerrilla para quedarse con el territorio de sus hermanos. Quinto sostenía que una oenegé colaboraba para dividir las comunidades y para despojar de sus tierras a los negros que no estaban de acuerdo con la guerrilla.

En palabras textuales que usó en una carta dirigida al Papa Francisco, entregada a través de la Nunciatura Apostólica en Bogotá, Quinto decía “nuestra lamentable situación es desesperada, las comunidades negras de Curbaradó, Jiguamiandó y Cacarica estamos siendo exterminados dentro y fuera de nuestros territorios por las ONG en asociación con las Farc, bajo la mirada indolente y cómplice del gobierno de Colombia, a nuestros líderes el Estado les niega la protección para dejarnos indefensos ante las armas de las Farc” y agregaba que “los feligreses que nos oponemos… somos objeto de persecución, amenazas contra nuestras vidas, pues la ONG dirigida por el padre Javier Giraldo se encuentra asociada con el grupo armado ilegal Farc, en especial con el frente 57 y a través de las armas homicidas han asesinado a nuestros líderes que han osado elevar su voz y contar la verdad de cómo la ONG en asocio con las Farc tienen algunas comunidades prisioneras en las mal llamadas zonas humanitarias”.

Después de recordar a Manuel Moya, Graciano Blandón y a su hijo, líderes negros asesinados por las Farc el mismo día en que la Corte Interamericana les negaba medidas de protección con base en un informe negativo de la inefable CIDH, “por atreverse a denunciar la alianza entre la ONG y la guerrilla”, Adán Quinto auguraba: “Su Santidad, quizás cuando esta carta llegue a sus manos, muchos de nosotros ya habremos muerto como pasó con nuestros hermanos”.

En efecto, el 18 de septiembre pasado a Quinto le quitaron el carro blindado que le habían asignado y le dejaron un escolta, advirtiéndole que solo lo acompañaría de día (por cierto, el día en que lo mataron, el escolta no llegó). Hay derechos de petición en donde Quinto ruega a la Unidad de Protección que al menos le giren el auxilio de transporte y se queja de que los funcionarios ni siquiera le pasaban al teléfono. Y no es que la Unidad no supiera quién era Quinto o sus problemas de seguridad. Como Quinto había confrontado en varias ocasiones a las personas del comité que decide las medidas de protección, yo mismo escribí al Ministerio advirtiendo que “hay que evitar que por esa razón no les den (a Quinto y a otros líderes negros amenazados) la protección que necesitan. A mi me basta pensar en Moya y Blandón y se me para el pelo. Allá la cosa es en serio y las Farc a estos líderes en verdad los persiguen y, si pueden, los matan.” Y lo mataron.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed