Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 21 de Agosto del 2019

Cuba tendría archivos similares a los de la Stasi alemana

Publicado en:

El Nuevo Herald  | 

Autor(a): Nora Gámez Torres  |

Fecha: 27/10/2014

 

Este mes varios opositores y activistas cubanos estuvieron en Polonia, participando de seminarios y reuniones con líderes de la transición post-comunista en ese país. No fue el encuentro con Lech Walesa, sino la visita al Instituto de la Memoria Nacional y los archivos de la seguridad del estado comunista polaco lo que más llamó la atención del joven disidente Eliecer Avila.

Avila escribió para 14ymedio un artículo en el cual se asombraba de la meticulosidad con la que los polacos preservaron la memoria del control y la vigilancia. Pero mientras ese ejercicio del poder es ahora “historia” en Polonia, la recolección de información de los ciudadanos con fines políticos es una práctica cotidiana en Cuba.

Así lo afirmó a el Nuevo Herald Juan Reinaldo Sánchez, ex teniente coronel del Ministerio del Interior de Cuba y miembro de la seguridad personal de Fidel Castro por 17 años.

Según Sánchez, en Cuba existen archivos similares a los visitados por Avila y a los famosos archivos de la Stasi, la policía política de la antigua Alemania oriental. “En la Dirección Nacional de Información, manejada por la seguridad, está relacionado todo de todos los habitantes de Cuba, desde una multa de tránsito hasta cualquier actividad que ha tenido”, afirmó.

Este registro sería diferente de aquellos que permiten obtener documentos como el carné de identidad o los antecedentes penales, pues en este la información sobre el individuo “no desaparece nunca”, subrayó.

Una rara muestra de la existencia de esa institución es un “carné del informante” recuperado por una estudiante de doctorado de la New School, María Antonia Cabrera Arus, y que puede ser visto en su blog Cuba Material. El carné, expedido por el “Centro Nacional de Información” y que contiene en su esquina superior la palabra “secreto”, instruía a los informantes de los Comités de Defensa de la Revolución que se comunicaran con el centro al “conocer todo hecho o indicio de actividad enemiga” y que usaran una clave para mantener “la clandestinidad”.

A juicio de Cabrera Arus, el carné ilustra que en Cuba se creó una infraestructura para la vigilancia y que esta no era “espontánea”. Hasta ahora, la investigadora no ha podido precisar la fecha del documento pero sí su autenticidad.

Aunque Sánchez se refirió al organismo como “Dirección” y en el carné aparece “Centro”, es probable que sean uno solo o estén estrechamente vinculados. No existe información disponible en Internet de este Centro o Dirección salvo una oscura mención en una nota publicada por la embajada de Cuba en Yemen el pasado septiembre con el título “Centro de Información Nacional de Yemen interesado en desarrollar las relaciones con su homólogo cubano”. En una traducción de la página web de esta institución yemení, supeditada directamente al presidente, se puede leer que su objetivo es “construir una red nacional de información”.

¿Cómo funciona la Seguridad del Estado?

Sánchez explicó, además, la estructura y el funcionamiento de la seguridad del estado cubano en el terreno civil—pues en el militar existe una “contrainteligencia” especializada, aclaró.

Existen, según Sánchez, “oficiales de territorio” que controlan zonas donde opera “redes de agentes e informantes”. Generalmente, “un agente puede atender a tres o cuatro informantes”. Los organismos estatales, universidades, centros científicos e industrias más relevantes son “atendidos” por los llamados “oficiales de objetivo” que establecen también redes dentro de esas instituciones.

“De esto no se exceptúa el Comité Central, el Consejo de Estado o el Consejo de Ministros, que tienen oficiales de la contrainteligencia permanentemente allí, con sus redes de agentes y controlando a todo el mundo, incluso a los ministros”, precisó.

La identidad de los oficiales de la seguridad del estado no es secreta en todos los casos. Aunque algunos emplean una “cobertura”, otros se identifican públicamente como tales. “Lo que sí es un secreto total son los agentes y los informantes. Generalmente el oficial nunca se entrevista con ellos en el centro que está atendiendo”, afirmó el exescolta.

Sánchez explicó que a diferencia de las labores de inteligencia en el extranjero, donde se requiere más “profesionalización”, en el caso de los organismos estatales en la isla, el agente es la persona encargada de recepcionar los datos aportados por los informantes y comunicárselos al oficial de seguridad.

Aunque los agentes no están en la nómina de los organismos de seguridad, están vinculados a ellos a través de un “un acta de comprometimiento de no divulgación de los secretos”, todo un protocolo que se sigue en estos casos.

El exmiembro del MININT comentó que los disidentes cubanos son considerados “personas de interés”, por lo que sus movimientos, comunicaciones celulares y actividades en las redes sociales son constantemente monitoreadas.

La Seguridad del Estado y la oposición en Cuba

En conversación telefónica con el Nuevo Herald Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, llamó la atención sobre el caso de Maritza Concepción Sarmiento. Ella hizo público que el 16 de septiembre “la seguridad del estado la llevó a un lugar policial y la obligó, la chantajeó con llevar a su hija a prisión, que está enferma con VIH-SIDA, si no renunciaban a las Damas de Blanco”, comentó Soler.

“Siempre el gobierno cubano va a ponernos zancadillas para tratar de separar, desacreditar y disminuir a las Damas de Blanco y otras organizaciones que defienden los derechos humanos”, advirtió Soler, quien refirió que “los chantajes y los intercambios de favores” son las estrategias más usuales que emplea la seguridad del estado para captar agentes e informantes dentro de la disidencia.

A raíz de fricciones dentro de las Damas de Blanco que culminaron en la separación de una treintena de mujeres en agosto, José Daniel Ferrer, declaró a el Nuevo Herald que la oposición cubana no prestaba debida atención “a la inteligencia del régimen”, que se dedicaba a “infiltrar agentes” para “dividir, calumniar y frustrar la labor pública de las organizaciones opositoras”.

Desde Santiago de Cuba, Ferrer reiteró a el Nuevo Herald que ese tema era una “prioridad” para la organización que dirige en el Oriente del país pues “el desánimo que crean los agentes en nuestras filas es más dañino que la prisión”.

“Este régimen ha sido muy hábil en el manejo de la mentalidad del ciudadano. Recuerdo seriales televisivos que tenían como principal objetivo decirle al ciudadano ‘no te muevas, no puedes hacer nada, desconfía de todo el mundo, que aquí cualquiera puede ser de la seguridad del estado’. Eso, unido a la represión, hace que el cubano viva con ese policía interno que hace tanto daño”, reflexionó Ferrer.

“¿Por qué crees que la UNPACU nunca ha podido hacer acciones con más de 500 personas? Porque apenas empecemos a dar las orientaciones para la movilización, los infiltrados le informan a la policía política todos los detalles”, lamentó.

Según Ferrer, la UNPACU trabaja para “descartar agentes públicamente y algunos los hemos convencido durante meses de trabajo para que confiesen a través de un proceso largo de concientización”. A modo de ejemplo, relató que esa labor de “contrainteligencia” podría incluir exponer al posible agente a una película como La vida de los otros—un filme alemán que aborda el espionaje de la Stasi a intelectuales y artistas— para impulsarlo a “que rompa con esos lazos que le ha impuesto la policía política”.

“Incluso tenemos dobles agentes, personas que nos han confesado que son agentes y les hemos dicho que se mantengan ahí, que nos van a servir para desinformarlos con la mayor astucia posible. Y lo comento por esta vía porque ellos [la Seguridad del Estado] lo saben”, aseguró el líder opositor.

Estrategias en Internet

El opositor cubano Guillermo Fariñas denunció en su cuenta de Twitter, y en un video en You Tube, que la seguridad del estado cubano había creado una cuenta falsa a principios de octubre, @cocofariñas32, donde se mezclan Tweets reales con opiniones falsas y llamativas faltas ortográficas. Entre las opiniones atribuidas a Fariñas se encuentran las siguientes:

“Reunión de Representantes de la Sociedad Civil realizada en #Polonia es una muestra de la división existente en #Cuba”

“En el Taller sobre Transiciones y Lucha No Violenta realizado en Polonia, creo existió una marginación inaceptable a la oposición histórica”

“#OposiciónHistórica en #Cuba hace un llamamiento sobre posibles maniobras urdidas entre #RégimenCuba y #OposiciónFalza de visita en Polonia”

Sin embargo, originalmente Fariñas posteó:

“En foto vista por mí en Polonia, podemos ver con satisfacción a representantes de distintos métodos y formas de hacer oposición en Cuba” y “En el Taller sobre Transiciones y Lucha No Violenta realizado en Polonia, creo existió una buena mezcla de veteranos y jóvenes opositores”

Estas distorsiones de las opiniones del líder disidente parecen insistir en una supuesta división entre opositores, y entre estos y el exilio histórico en Miami. En otros mensajes en Twitter, se le adjudican a Fariñas opiniones como “El pueblo de #Cuba puede resistir unos años más la miseria por la que atravieza. Quitar el embargo impediría #ExplosiónSocial” y “En toda lucha es necesaria una dosis de sacrificio. En la nuestra, hay que explotar las carencias de la población para captar opositores”.

Este tipo de actividad en las redes fue descrita precisamente por Eliecer Avila, quien antes de devenir opositor trabajó en un proyecto de “vigilancia tecnológica y política” conocido como Operación Verdad, una operación de monitoreo de Internet llevado a cabo en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) en la que los estudiantes debían también “responder” a las críticas al sistema cubano vertidas en Internet o desacreditar a figuras políticas, según dijo en una entrevista con la bloguera Yoani Sánchez.

Para Ferrer el modo de contrarrestar esta “labor de desinformación de la policía política” es la transparencia, “cada vez que ocultamos la verdad favorecemos al régimen y le hacemos daño a la causa”, concluyó.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed