Photo Uribe
Logo Small

Domingo 15 de Julio del 2018

Cultivos ilícitos, dolor de cabeza

Publicado en:

El Colombiano  | 

Autor(a): Editorial  |

Fecha: 26/06/2018

 

Ilustración: Esteban París - elcolombiano.com

Un nuevo informe de autoridades de Estados Unidos confirma 209 mil hectáreas sembradas con coca en el país. Hora de que el Gobierno Nacional tome medidas más drásticas frente al problema.

El incremento sostenido de los cultivos ilícitos en el país, corroborado ayer por un nuevo informe de autoridades de Estados Unidos (11 % más), empieza a ahondar la molestia del gobierno de Donald Trump, que lo considera “inaceptable” y que, de no haber mejoras en la contención del narcotráfico, bien podría pasar a terrenos más duros de presión política e incluso de sanciones como la alternativa de la descertificación.

La realidad de que Colombia, hoy, está inundada en coca y con unas mafias repotenciadas, trae escenarios muy desfavorables a nivel internacional: tensiones en los resultados de la lucha contra las drogas ilegales, en cabeza de Washington, que no oculta su descontento, y gran inquietud en Europa donde, durante 2017 y 2018, van incautaciones récord, históricas si se quiere, de alijos en contenedores, transportados en barcos bananeros y en jets privados.

Pareciera que la Presidencia, la Cancillería y el Ministerio de Defensa no estuviesen leyendo en su amplitud y complejidad el daño que le hace al país el crecimiento desbordado del narcotráfico, con los fenómenos que alimenta y gravitan en su entorno, tanto a nivel interno como externo: violencia y adicción en los países consumidores y en el nuestro, lavado de activos, fortalecimiento de las bandas criminales y las guerrillas residuales y un sinfín de mercados paralelos del crimen: microtráfico, extorsión y pillaje urbanos.

Pero, además, a la nación la está cubriendo de nuevo aquella sombra, aquella imagen negativa que derrumba la confianza y erosiona el trabajo paciente (en publicidad y gestión diplomática y comercial) adelantado durante los últimos 20 años, para borrar estigmas, abrir mercados y atraer turismo e inversión.

El Gobierno Nacional, el Congreso y la Fuerza Pública, además de las agencias que monitorean y analizan los cultivos ilícitos y su circuito económico, están en mora de actualizar diagnósticos y rediseñar estrategias de erradicación (fumigación focalizada terrestre, ¿y aérea?) y de sustitución más expedita y eficaz concertada con comunidades, por lo menos en áreas de frontera.

Colombia no puede quedarse en una concepción exclusiva e idealizada de desmonte de los cultivos ilícitos por la vía del diálogo paciente con las comunidades, que es pertinente y necesaria para reestructurar la economía campesina y la producción agraria. Es urgente que se retome la acción más agresiva de las Fuerzas Armadas en el combate de los agentes que estimulan y patrocinan la siembra de coca, marihuana y amapola.

El cambio cultural, y de las mismas redes económicas rurales, es de mediano y largo plazo, y depende de políticas estructurales incluso ya más en manos del nuevo gobierno. Recae también en la desactivación aún pendiente de grupos armados ilegales insertos en el mapa de la ilegalidad. Pero la acción contra las mafias, en plena actividad y auge, reclama medidas inmediatas de fuerza y autoridad.

Una prioridad del presidente electo, Iván Duque, será atacar con prontitud la proliferación de drogas y cultivos ilícitos, porque hay un daño reputacional evidente y bastante perjudicial sobre la capacidad que tiene el Estado colombiano de ejercer control y operar en “territorios coqueros”, desocupados por las Farc, pero donde, como lo corroboran cifras del informe citado, campean las plantaciones ilegales y el espectro terrible de sus fenómenos e influjos.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed