Photo Uribe
Logo Small

Viernes 14 de Diciembre del 2018

De mal en peor

Publicado en:

El Tiempo  | 

Autor(a): Lucy Nieto de Samper  |

Fecha: 06/09/2014

 

Si no vuelven a tumbarlo, Petro tiene 16 meses más para terminar de acabar con Bogotá.

Bogotá, con 8 millones de habitantes, a donde llegan a diario miles de visitantes extranjeros, centenares de ciudadanos de otras regiones en plan de establecerse y exiliados de la violencia, va de mal en peor. Las autoridades encargadas de atender las necesidades de las personas y de resolver los mil problemas de una gran ciudad no son competentes o no “congenian” con el Alcalde. Por eso, la rotación en el gabinete distrital ha sido constante. Con excepción del director de Planeación Distrital, Gerardo Ardila, y de la secretaria de Hábitat, María Mercedes Maldonado, quienes trabajan en serio desde el principio, las demás secretarías del Distrito han pasado de mano en mano, de funcionarios que entran y salen del puesto sin dejar rastro. Porque Petro los nombra por ser sus copartidarios, no por ser expertos en el oficio. Entonces, las chambonadas que cometen las pagamos los habitantes, las paga Petro, pues nada de lo que inventa le resulta, y las paga Bogotá, que va cuesta abajo en la rodada, como en el tango.

Esa rodada comienza poco después de posesionarse Petro con la renuncia de Antonio Navarro, secretario de Gobierno y peso pesado del grupo político del alcalde en ese momento. Pues Petro, a lo largo de su accidentada alcaldía, ha militado en tres grupos políticos. Es Polo Democrático y, como no lo dejan mangonear, se sale a fundar el Progresismo, grupo que secunda el alboroto público que armó cuando el Procurador lo destituyó y le decretó injusta muerte política. Después de caer, de subir, de volver a caer y volver a subir, pues el presidente Santos lo destituye y luego lo reintegra, Petro da otra voltereta: cae en brazos del santismo, donde ayuda a que J. M. Santos le gane a Óscar Iván Zuluaga la Presidencia. Esa alianza de nada ha servido, pues Bogotá es un caos.

En movilidad, la inmovilidad ha llegado al extremo. Los ciudadanos están al borde de la histeria, ya que, si no van en moto, cualquier vehículo gasta más de una hora en recorrer 20 cuadras. Para subir a TM en hora pico la espera es de horas haciendo fila, y adentro pueden robarle celular y cartera y, si es mujer, estar expuesta al manoseo. Según cálculos recientes, por las estrechas vías bogotanas ruedan casi 2 millones de vehículos particulares, miles de taxis, motocicletas, buses y busetas, centenares de flamantes SITP casi desocupados y miles de tractomulas, furgones, camiones, todos haciendo lo que les da la gana, pues no hay autoridad que ponga orden ni que ayude a destrabar los trancones que han convertido a Bogotá en un infierno. De remate, el sexto mejor alcalde del mundo, según su versión, tuvo la genial ocurrencia de fijar una franja en la 7.ª a los SITP, con multa de 308.000 pesos para carro particular o taxi que ose utilizarla. Entonces, quien vive al borde de la 7.ª o desee entrar o salir de alguno de esos edificios o deba subir a la 5.ª está perdido. Ayer me dijo un taxista: “Si quiere bajarse en la 7.ª la dejo en medio de la vía y usted verá qué hace. Pues si la acerco a su puerta me clavan 308.000 de multa”.

En vista de que administrar TM ha sido un desastre, la Secretaria de Movilidad propuso cambiar el nombre por Empresa Gestora del Transporte Integrado de Bogotá, y el Concejo perdió tiempo en debatir esa estupidez. Y su orden a la Policía de Tránsito fue poner comparendos. Incapaz de organizar el tráfico, la secretaria organizó cómo captar dinero.

Petro, por su parte, comienza a pagar sus errores: la plaza de toros regresa a los toreros y cae su esquema de aseo, con sanción de 410 millones de pesos. Su prepotente estilo de gobierno hace agua. Con un agravante: un pariente suyo está acusado de indebidos negocios con el Distrito, estocada mortal a quien fue líder anticorrupción. Si no vuelven a tumbarlo, Petro tiene 16 meses más para terminar de acabar con Bogotá.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed