Photo Uribe
Logo Small

Lunes 10 de Diciembre del 2018

El artilugio de la paz

Autor(a): Álvaro Pérez Molina  | 

Fecha: 23/05/2014

Exclusivo para FCPPC
 

Tan convencido de su paz está Juan Manuel Santos como aquel patriarca de algún lugar del Caribe, pues no pasa de ser el principal artilugio para mantenerse en el poder.

“Eran los alisios de marzo que habían entrado siempre por las ventana de la casa, pero le decían que ahora eran los vientos de la paz mi general, era el mismo zumbido de los tímpanos que tenía desde años antes, pero hasta su médico le había dicho que era el zumbido de la paz mi general, pues desde cuando lo encontraron muerto por primera vez todas las cosas de la tierra y el cielo se convirtieron en cosas de la paz mi general, y él creía”…(El Otoño del Patriarca. Gabriel García Márquez).

No nos llamemos a ilusiones. La paz que nos pretenden vender no pasa de ser una promesa, una utopía, un engaño. Las expectativas que tiene el promedio de los colombianos respecto a la paz de Santos y las Farc, en parte alimentada de forma irresponsable por el mismo Presidente, son más altas de lo que puede resultar de la eventual firma.

Hasta el momento los únicos beneficiados con la promesa de la paz han sido Santos y las Farc. El primero se ha escudado en ella como estrategia para ocultar la incompetencia durante sus cuatro años de gobierno y además parahacerse reelegir; y los segundos obteniendoinconmensurables réditos políticos y el reacomodo de sus estructuras militares gracias a la soterrada tregua unilateral decretada por el Gobierno nacional.

Los principales perdedores han sido los soldados y policías de la patria, ya que sobre ellos ha recaído la furia de las Farc, lastimosamente, con la complacencia del Presidente Santos y el generalato de la paz, estos últimos, conversos de “guerreristas” a “pacifistas” gracias a la prima de fidelidad otorgada desde el Palacio de Nariño.

La paz de Santos es una mercancía que pretende cambiar por votos. Una paz que entonces no es ni noble ni desinteresada, sino efímera y amañada. No es una paz donde converge la nación, sino que excluye a los muchos que, dentro del marco de la democracia, son contradictores a su gestión de gobierno, los mal llamados “enemigos de la paz”. Curiosa forma de polarizar, radicalizar y fomentar los odios entre los colombianos; muestra fehaciente del interés instrumental que sobre ella se tiene.

La paz de Santos no es la paz de Colombia, y viceversa. Para construir una paz estable y duradera se requiere, en principio un “acuerdo sobre lo fundamental”. Dicho acuerdo sería en sí mismo su expresión máxima, puesse materializa en la reflexión colectiva sobre la forma de resolución pacífica y democrática de las diferencias políticas, sociales y económicas. Como vemos, representa en principio la renuncia a las armas y toda clase de violencia, no un fin como producto del acuerdo; y es ahí donde los desinformadores buscan sembrar confusión.

La guerrilla y movimientos de izquierda afines al socialismo aún pretenden imponernos “la paz con justicia social”, concepción ponzoñosa y amañada que busca como requisito inexpugnable para lograr la paz realizar radicales transformaciones a la estructura política y económica del Estado; en otras palabras, que les firmen por decreto las transformaciones políticas y económicas afines a sus intereses ideológicos como requisito inamovible para dejar las armas. Fiel reflejo de lo que presenciamos hoy en día en La Habana.

Bajo esta lógica, aducimos que si la paz es la desmovilización de las Farc, entonces los colombianos no pretendemos paz sino seguridad; si la paz es la presencia del Estado en todo el territorio nacional, entonces nuestro interés no es la paz sino la descentralización; si la paz es eliminar la corrupción, entonces no hay que firmar la paz sino fortalecer las capacidades institucionales de fiscalización y judicialización; si la paz es reducir el desempleo, entonces para qué la paz cuando basta con fomentar la inversión privada. Si la paz es renunciar a la violencia como mecanismo para resolver las diferencias pues entonces propiciemos ese acuerdo, de esa forma empezamos a cimentar las bases de la confianza colectiva, fundamento para el desarrollo político, social y económico del país.

Además, con lareflexión que puede hacerse sobrelos más importantes referentes de pacificación a nivel mundial, como por ejemplo el norteamericano con Martin Luther King, el sudafricano con Nelson Mandela  y el hindú con Mahatma Gandhi; constatamos que para construir la paz en nuestra compleja sociedad pareciera ser indispensable el liderazgo de un prócer que funja como el símbolo de la paz, un actor carismático con reconocimiento nacional, con autoridad moral, demócrata, convergente, superior a intereses partidistas e ideológicos, que constituya el canal para la conciliación de las diferencias y a su vez el factor estabilizador en los momentos de mayor crispación.

Twitter: @alvaroprezmolin

Otros artículos en Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed