Photo Uribe
Logo Small

Viernes 15 de Diciembre del 2017

El fenómeno Trump explicado por Ortega y Gasset

Autor(a): Pedro Aja Castaño  | 

Fecha: 21/11/2016

Exclusivo para FCPPC
 

Donald John Trump presidente-electo de Estados Unidos - Foto: cnbc.com

“Y es indudable que la división más radical que cabe hacer de la humanidad es ésta, en dos clases de criaturas: las que se exigen mucho y acumulan sobre sí mismas dificultades y deberes, y las que no se exigen nada especial, sino que para ellas vivir es ser en cada instante lo que ya son, sin esfuerzo de perfección sobre sí mismas, boyas que van a la deriva”.

La rebelión de las masas

Capítulo “El hecho de las aglomeraciones” José Ortega y Gasset

“No podemos darnos el lujo de seguir siendo políticamente correctos.”

Donald Trump en su discurso de aceptación de la candidatura para la presidencia.

No soy psiquiatra, pero sí un buen lector, gracias a mi madre que me enseñó a leer antes de ir al colegio; es decir, sembró la semilla con cariño. Y con el asunto Trump, la sorpresa, que no el resentimiento, me duró unos minutos y después me he dedicado a indagar el por qué. Desde luego que existen todas las explicaciones dadas por expertos; o las incógnitas de muchos. Entre ellas la muy respetable de Carlos Caballero Argáez en su columna “¿Qué pasó electoralmente en el 2016?”; la quejumbrosa de la grosería en las redes de Luis Noé Ochoa “¿Quiénes nos insultan?” La supersticiosa del año bisiesto, la esperanzadora del editorialista de El Tiempo dominical, la de Mafalda o el bufón, la de Nostradamus o la astrología, etc. Pero si nos concentramos en el panorama que llaman populismo, tenemos dos escenarios reflejados en los medios.

Dice CCA: “El comportamiento de los votantes cambió. Hay una especie de resentimiento contra lo tradicional en la política, un fenómeno novedoso y difícil de analizar… La campaña fue espantosa. Se caracterizó por su bajeza y su vulgaridad; indigna de una gran democracia liberal. Enorme diferencia con la figura refrescante de Obama hace ocho años, su inteligencia y su retórica. Trump hizo gala de lo peor que puede mostrar un ser humano: racismo, odio a las mujeres, odio a los extranjeros, odio a los expertos, populismo barato e ignorancia.”Por su lado, LNO describe el menú de insultos criollos y le pone humor al asunto, como de costumbre, inútilmente invitando a esa caterva a la reflexión. Y quedamos en las misma sobre el por qué.

Por otra parte, quizá La rebelión de las masas, el famoso libro de José Ortega y Gasset, nos ayude a entender el asunto. Se comenzó a publicar en 1929 en forma de artículos en el diario El Sol, y en el mismo año como libro, porque en ese momento LA OBSERVACIÓN DEL COMPORTAMIENTO DE LAS MASAS era la moda intelectual. Entonces, Ortega es uno de los primeros observadores del asunto. Se me ocurre que el español describe y plantea las razones de lo que ocurrió en las elecciones norteamericanas y lo que sucede en Colombia. Lo esquematizo de la siguiente manera.

DESCRIPCIÓN DE LA MASA. Engloba a grandes capas de la población mundial que surge de la revolución industrial caracterizada por el incremento constante y creciente de la renta per cápita y el triunfo de la democracia liberal como sistema institucional, pero que nada tiene que ver con el poder político, sino con la fuerza social. Se refiere a la generalidad del hombre medio, pleno de derechos y atribuciones que le vienen dados por herencia desde la Revolución Francesa. Esa masa es reaccionaria, quiere imponer sus planteamientos, al igual que ciertos personajes de la élite que pueden ser dictadores de alcurnia o puestos ahí por los verdaderos patronos. Esa mentalidad de masa, por ser el número mayor, se manifiesta plena de repertorio vital, derechos o privilegios como consecuencia de su advenimiento al escenario histórico.

DESCRIPCIÓN DE LA MINORÍA. La minoría hace referencia a los hombres que en pequeño número, dentro de la colectividad, arrostran la tarea de dirigir y orientar a ésta última. Son los que ostentan el poder. Características: Líder, exigente consigo mismo, ejemplar en su trato y maneras, pleno de obligaciones y deberes como resultado de una excelente educación. Regido por la razón, la ley, el argumento demostrado o probado. Es propositivo. Sin embargo, en nuestro escenario presente ciertas minorías no están conformadas por características de calidad, sino de reclamos.

OTRA CLASE DE HOMBRES. No pertenecen ni a la masa o la élite. Son, trágicamente, independientes en el buen y mal sentido. Trabajan para sus propios intereses egoístas, sin importarle los demás; son la delincuencia de todo tipo; o puede ser el solitario creativo que se sale de la norma; o el héroe de ocasión o permanente, entre los que están los santos, los hombres superiores y precursores de lo bueno incomprendido. Está también el hombre astuto, que sin violar las reglas divinas o humanas, es eficaz, aunque la apariencia diga lo contrario. Y así como existen diferentes clases de hombres, existen otras realidades que los permean, ayudándolos o atacándolos. Y, marcando la pauta de esa realidad, está el bien y el mal; y el cronómetro. Ese es el drama de la existencia.

La descripción anterior habla del drama de DISTINTAS CLASES de hombres, no de CLASES SOCIALES. En las elecciones norteamericanas, me atrevo a decir, que Trump REPRESENTÓ EL ROL DEL HOMBRE MASA Y EL ASTUTO; y Hillary el de la MUJER DISTINGUIDA DE UNA MINORÍA que cayó en el juego del hombre común, por eso el estilo del debate ha sido descalificado en todas partes. Sin embargo, cuando Trump habla en privado con Obama, asume su papel de minoría educada. ¿O astuto?

LA SIGUIENTE ES LA ESTRUCTURA DEL ESCENARIO QUE NO SE DIO, Y QUE REPRESENTA A LA VIEJA DEMOCRACIA: Liberalismo y entusiasmo por la ley como un sinónimo de democracia; aceptación de las masas de la dirección de una minoría dirigente; masas y minoría claramente diferenciadas. Sin embargo, en las elecciones gringas la MASA DEJÓ DE RECONOCER A LA MINORÍA DIRIGENTE LLAMADA ESTABLECIMIENTO; ha ocurrido el equivalente de la revolución bolchevique, sin muertos, por lo que no se han dado cuenta del significado de una revolución no comunista. Como la interpretación política permea la opinión, no deja ver el fenómeno sociológico descrito por Ortega.

Ahora viene lo difícil. Ortega conceptuaba que a raíz de las diferentes conquistas y desarrollos de la gran mayoría de la sociedad del siglo 20, se había producido lo que podríamos llamar una HIPERDEMOCRACIA con las siguientes característica negativas: Actuación ilegal (pícara, avivata, aprovechada) de la masa; hace lo que se le da la gana con las costumbres, sin necesariamente violar la ley; en el siglo 19 las excentricidades eran cosa de ricos, hoy es asunto de todo el mundo; imposición de lo vulgar por parte de las masas que ejercitan el repertorio vital antes reservado a las minorías.

Ejemplos: en el siglo 19 los narcóticos eran un vicio elitista; hoy se asume como una tragedia normal. Como la mentalidad masiva no discierne, el mismo fenómeno sociológico puede recibir diferentes nombres: marxismo cultural, populismo, posición de avanzada, progresismo, protesta, que se define con votos, no con contenidos, por lo que la experiencia vital, al decir de Ortega, se percibe como confusión. Antes, los dirigentes imponían la moda, el modo de pensar; hoy la moda pueden ser los andrajos caros o la vulgaridad como moneda corriente, adoptada por los dirigentes. El modo de pensar lo impone el negocio editorial.

El amplio concepto de cultura ha quedado reducido a moda, tendencia; cualquier cosa se llama cultura, como la de cantina que se hace llamativa por ser diferente en su gusto plebe; la música del despecho la cantan los niños; el lenguaje procaz puede ser la distinción de la más bella. Bach es casi que esotérico o un insulto para los nuevos oídos. Esta es una partecita del revolcón que comenzó con la ‘revolución de las masas’, no necesariamente la bolchevique. Después esa revolución se ha venido afianzando con los diferentes tipos de ‘liberaciones’: salida del closet, aborto, narcóticos recreativos, derechos caprichosos de todas las minorías imaginables. En internet puede usted leer una lista mundial de organizaciones en diferentes países europeos de grupos de pedófilos conocidos que promueven el contacto sexual entre adultos y niños.

EJEMPLOS. En el 2011 la ex actriz italiana porno, la Cicciolina, (Elena Anna Staller) decidió regresar al mundo de la política. Su actuación política está basada en la oposición a la energía nuclear y las armas atómicas. Se declara pacifista, contraria a la pena de muerte y al uso de las pieles animales o a su utilización experimental, partidaria de una gran libertad sexual y educación precoz sobre sexo en las escuelas, despenalización de las drogas y partidaria de un canon que grave al automóvil por los efectos contaminantes que causa. En los EE UU hay 33 partidos políticos minoritarios que representan algún tipo de protesta contra el establecimiento. El lío surge cuando uno de los partidos MAYORITARIOS, se comporta CON LA CONVICCIÓN de una minoría discriminada, y GANA porque se salió de la COMODIDAD de ser una mayoría respetable en número y se comporta como un gladiador.

Todo lo anterior se originó porque a finales del siglo XVIII las minorías intelectuales de la vieja democracia favorecieron el advenimiento de la igualdad social para todos los hombres, POR EL ÚNICO HECHO DE SER O EXISTIR, independientemente de su clase social, credo religioso o político. Este ideal de igualdad, libertad y fraternidad que pretendía sacar de la servidumbre y postración a la condición humana se volvió una realidad práctica en el siglo XIX convirtiéndose en un fabuloso aumento de la vitalidad y posibilidades que se prolonga y aumenta en nuestros días: NIVELACIÓN EN TODOS LOS CAMPOS DE LA CONDICIÓN HUMANA: SOCIAL, CULTURAL, ECONÓMICA, ENTRE PERSONAS Y SEXOS.

¿Qué ha significado el crecimiento de esa vitalidad social? Hacer tabla rasa del clasicismo; globalización del espacio; evaporación del espíritu tradicional; perspectiva futura en lugar de la que reza: "Cualquier tiempo pasado fue mejor"; todo lo anterior imbuido con una auto otorgada condición de progreso, de avanzada; introduciendo, además, la incertidumbre o inseguridad económica como plenitud vital, sensación que cada generación siente como más acuciante. Las sociedades tratan de reducir esa sensación al tiempo que se insensibilizan para evitar el lado negativo del hecho.

Y ESTE ES EL DRAMA ACTUAL Y PERMANENTE DE LA DIRIGENCIA MUNDIAL Y NACIONAL: Las minorías dirigentes que prepararon el camino para las masas, no previeron el vacío de ideales y valores que acompañaría a la situación por ellos propugnada y son subsumidas ahora por la masa. Lo que quiere decir, que si bien la MASA MANDA, eso no se traduce en que tenga la razón, según la minoría dirigente; o por los resultados, culturalmente nefastos, que produce una indiscriminada conducta masiva como sinónimo de democracia o libertad. Esa es la dictadura del proletariado comunista, capitalista, o fascista, como fenómeno social, no como adhesión política, que la élite describe como el advenimiento del apocalipsis porque le sacude sus intereses, costumbres y engaños. Y lo que pasa a nivel mundial, comenzó en nuestra patria hace rato. Vean la descripción documentada.

EL ESCENARIO DE LA GRAN ESTUPIDEZ O LA GRAN HIPOCRESÍA. “La tensión popular desembocó en la lucha armada. El campesino fue arrastrado a ella, obligado, coaccionado, sin que los condotieros de turno se percataran de cuán peligroso es jugar en Colombia a la revolución con labriegos. ‘Era de pensarse que los eminentes hombres públicos del liberalismo que llevaron hasta el último extremo la lucha civil legal contra el Gobierno del doctor Ospina y que comprometieron al pueblo en esa lucha estaban espiritual y personalmente preparados para afrontar las consecuencias de sus actos. No fue así, sin embargo. Sino que por el contrario, cuando la violencia oficial planificada se estrelló contra los pueblos, y las gentes del campo se vieron ante la alternativa de perecer o resistir y optaron por la resistencia, entonces los prohombres liberales, hasta ayer tan valerosos, exigentes e insatisfechos, o se recluyeron en sus casas y particulares ocupaciones, u optaron por la circunspección, la moderación, las buenas maneras, la cabeza fría, los amistosos acercamientos y los respetuosos memoriales.” (La violencia en Colombia, Tomo 1, cita incluida de Juan Lozano y Lozano, “Prólogo” a Las guerrillas del llano, por Eduardo Franco Isaza)

LA ESTRUCTURA DEL ESCENARIO: Las educadas élites con el uso de sus caricaturas, escritos, foros, libros, teorías, crean EL OLIGOPOLIO POLÍTICO DE LA CULTURA MERCANTILISTA DE LA CRÍTICA, LA BURLA, LA DESCALIFICACIÓN EDUCADA Y CIENTÍFICA de todo lo que se oponga a sus ideas o intereses que permea diferentes niveles de emotividad CONTROLADA O DESCONTROLADA de la gran MASA que desemboca en el CIRCO ROMANO de la violencia de todos los tipos. Cuando se ven sobrepasados por esa REALIDAD, entonces quieren que, por arte de magia, los gladiadores se conviertan en foristas romanos.

Ejemplo representativo. Después de mamarle gallo y burlarse de todo el mundo, Luis Noé Ochoa recibe un poco de la democracia de barriada mediatizada, y escribe: “Estos foros son canales de expresión, una ventana para hacer propuestas, para debatir con altura. Es allí donde su voz y su criterio pueden ser leídos. El improperio va a la basura, son las ideas las que perduran. Estos sitios pueden ser semilleros para pedir cambios sociales, para manifestar sus inquietudes políticas, sus desacuerdos o iniciativas sobre los grandes temas. Inclusive sobre los de la comunidad. Den la cara, con nombre propio, que allí ustedes también tienen columna de opinión. Hablemos en paz.” Es decir, don Lucho, usted está aprendiendo a sentir lo mismo que sienten sus ‘targets’ con su mamagallismo educado. Pero en Cuba la decencia de Yoani Sánchez, ganadora del Premio Ortega y Gasset en la categoría de trabajo digital, recibido al denunciar los abusos del régimen, la llama Fidel Castro labor de zapa. Es decir, Don Lucho, que el bloguero ‘educado’ lo es, según su adicción al régimen. Porque nos hemos olvidado que la red es la ‘terapia’ para dejar salir los diferentes demonios que nacen en el alma aprisionada de los proletarios capitalistas y comunistas; o de los ricos inconformes.

¿Cuál es el problema? El ‘opinador’ de turno clava su banderilla desde el anonimato ofrecido por la protección de su escritorio y la institucionalidad; ESO, SEGÚN CIERTOS CEREBROS, ESTA BIEN Y SE LLAMA DEMOCRACIA. Pero, moralmente, equivale al que espicha el botón que suelta las bombas del bombardero B52 desde el espacio por encima de las nubes. No sabe a quién mata. Pero conocí a un gringo que enloqueció cuando vio las fotos de los muertos por sus bombardeos. Es decir, el drama de la dirigencia de todos los siglos, es que no asume las consecuencias de sus decisiones, porque deciden pensando desde el imaginario de sus intereses. Decidir es anticiparse a lo negativo y asumirlo. Porque lo positivo es fácil de paladear.

Cuando Uribe le dijo a Luis Fernando Herrera, la mechuda, “Si lo veo, le voy a dar en la cara, marica, ojalá estén grabando, “asumió lo negativo. La Silla Vacía, lo catalogó de camorrero, la mitad del país se echó a reír, los niños bien se hicieron los ofendidos, etc. Yo digo: Si Uribe hubiera escrito un libro con ese título y abundante bibliografía, índices, cuadros, etc., ilustrando y PROBANDO LA INVALIDEZ DE LA VÍCTIMA ANTE EL ATAQUE ANÓNIMO y le hubieran otorgado el Premio Nobel de la Victimología por esa obra ¿podría usted decir que la problemática que plantea la frase insultante, es un asunto de ética, estética, método para decirlo, o de desafío al espionaje ilegal contra un presidente? ¿Qué es lo que usted evalúa, el delito, el estilo con el que se lo denuncia o la persona que lo hace? Entonces los criminales no tienen razón de ser como testigos. Esa fue la lección que Italia le enseñó al mundo cuando eligió a una actriz porno por sus ideas y no por su actividad privada. Pero en Colombia nadie dilucidó el significado dictatorial de un poder oscuro dentro del estado como puede serlo el espionaje contra un presidente hasta cuando nos estalla en la cara la citación ante la Corte Suprema de Justicia del Director de la Dirección Nacional de Inteligencia, almirante (r) Álvaro Echandía, asesor y subalterno directo del Presidente. Esa ‘pendejadita’ tumbó a Nixon.

¿Cuál es el fenómeno Trump? Su estilo trivializó ciertas normas de comportamiento y convirtió en ideal valioso el dejar la resignación ante el abuso del establecimiento. Su falta de convencionalismo fue una bofetada al estamento intelectual; ahora bien, ser intelectual no significa ser inteligente; sino que utiliza palabras, símbolos, actitudes para ganarse la vida. Y se hizo notar Trump como cuando las activistas muestran sus pechos para establecer el punto, o cuando Mockus se bajó los pantalones. Otros, para plantear sus argumentos, utilizan un AK 47. Pero después del ‘planteamiento de facto’ no vemos ningún manifiesto serio de las peticiones torsidesnudas, ni de las Farc, pero sí en Mockus que produjo la cultura ciudadana. ¿Evaluaremos el medio o el resultado del escándalo? San Pablo llamó a la predicación del Evangelio “La locura de la cruz”. Trump hizo de payaso, rompió todos los estereotipos de la decencia.

Los psiquiatras lo clasifican como un narcisista peligroso que podría desatar una guerra. Pero se olvidan esos señores que existe narcisismo en la izquierda como en la derecha, en la ciencia como en la ignorancia, en el ateo como en el religioso. ¿O es que no han leído los artículos de los sociópatas adaptados que dirigen multinacionales y permean todo el espectro humano dándoselas de ‘originales’? Entonces si la pregunta es: ¿Si los narcisistas desatan guerras, por quiénes ha estado liderado el mundo desde que lo conocemos? Sin embargo, ahora tenemos los puntos que quiere probar Trump durante sus primeros 100 días. ¿Demasiados ambiciosos? El test de la realidad nos dirá a qué atenernos. ¿Cuál es la esencia del asunto según Trump? Equilibrar lo desajustado; ponerle un freno al trastorno de la codicia, a la embriaguez del poder; a la amenaza de la pasividad que te despoja de lo más querido. ¿Es ese el planteamiento de un loco?

A los que hacen cábalas sobre el futuro comportamiento de Trump, les preguntaría ¿Cree usted que los monjes se comportan como tales, debido al hábito o porque les nace estar a la altura de un compromiso? Es decir, ¿El hábito hace al monje o no lo hace? ¿Qué hace a un presidente, la investidura o su compromiso por el bien mayor para lo que buscará los mejores medios?

Ahora bien, es un sofisma decir que se está o no preparado para la presidencia de los EE UU. Los que están verdaderamente preparados son los que conforman el equipo de asesores para las múltiples responsabilidades de un presidente que no se enseñan en ninguna universidad. Trump es, desde luego, un líder diferente con sus características negativas y positivas. Creo que fueron las que se interpretan como positivas las que lo llevaron a la presidencia. Si fuera lo contrario, la mitad de los gringos podrían estar locos, pero aun así el país se ha sostenido, como lo hace el mundo. ¿Por qué será?

Porque lo que dicen los medios no es necesariamente toda la verdad, ya que Trump no es la causa del fenómeno social que Ortega denominó ‘La revolución de las masas’; porque el instinto de supervivencia de la manada empieza a alinearse con el que tiene el poder; porque hay que tener en cuenta que los dueños de los principales medios norteamericanos son enemigos de Trump. ¿Y cómo se originó esa discordia que es la clave de mucho de lo que leemos? En uno de sus muchos avisos publicitarios, Trump se atrevió a desplegar lo siguiente:

"Una estructura de poder global le ha estado robando a nuestra clase obrera, despojando a nuestro país de su riqueza, para poner ese dinero en los bolsillos de un puñado de grandes corporaciones y entidades políticas.” Y sigue: “El establecimiento tiene billones de dólares en juego". "Para aquellos que controlan las palancas del poder en Washington y para los intereses especiales globales – se asocian con estas personas que no tienen el bien de ustedes en mente". “Son los que han desangrado nuestro país.” Durante la narración de Trump, las caras del billonario George Soros, líder mundial de la legalización de la droga (Leer: Soros y el Imperio británico por la legalización de las drogas, a la ofensiva en Iberoamérica), Janet Yellen miembro del Federal Reserve y Lloyd Blankfein Presidente de Goldman Sachs, todos ellos judíos, (hablando en una conferencia de la "Clinton Foundation") surgen en una sucesión impresionante.

Enseguida la CNN, propiedad de judíos, salta al ruedo y entrevista al senador judío Al Franken quien le echa más leña al fuego: "Cuando vi el anuncio pensé que esto era algo así como el silbido para un pastor alemán (abierta referencia ofensiva al ancestro alemán de Trump), un silbido de perro, a un cierto grupo en los Estados Unidos. Todos contra una conspiración bancaria internacional; y luego contra un número de judíos. Es algo atractivo para algunos de los peores elementos de nuestro país”. Se unen al senador el Washington Post y otros medios, además la temida Liga Anti Difamación. Es decir, Trump tiene una pelea casada con los principales activistas de la élite mundial que, para entender sus intereses intocables, hay que escarbar en la conspiración que denunció y que Franken asume. La Liga Antidifamación después de haberlo amenazado con el clásico antisemitismo, lo felicitó por su triunfo electoral. Pero como decía mi abuela: “No hay que hacerle manicure al tigre que él solo se arregla.” Especialmente si, ahora, hay que hacerle lobby; sobre todo, la prensa que lo atacó, pero que vive del escándalo, el chisme, la chiva.

¿Y quiénes son los dueños de esa prensa? No lo digo yo; de eso se ufanan los israelíes. Por favor lea: “Jews DO Control The Media” (Los judíos SÍ controlan los medios) escrito por Manny Friedman y publicado en el “Times of Israel” el 12 de julio de 2012, antes de que Trump estuviera en el zafarrancho. Y si quiere profundizar en el asunto vaya a “¿Quién Controla los Medios de Comunicación? – Supremacía Judía en los Medios.” 
Muchos medios de comunicación van a vender la imagen apocalíptica de Trump. Investigue quiénes son los dueños o quién es el columnista y analice el sesgo que siempre se nota; no porque usted sea seguidor de Trump (yo no lo soy); sino porque ofende que lo crean a uno tan pendejo. Por eso he expuesto que el fenómeno social que presenciamos lo explicó Ortega y Gasset en 1929. Y por qué a esta élite del 2016 le explotó el pastel en la cara, lo explican sus actuaciones, resultado de la manera cómo piensan y actúan, llevada por la intolerancia y prepotencia del hombre masa; además de pretender influir, sin argumentos serios, en un público que creen bobalicón, tratando de confundirlo con la mezcla de verdad y verosimilitud, que la gente capta como mentira.

Otros artículos en

Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido