Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 19 de Diciembre del 2018

El poder para qué

Publicado en:

El Diario del Otún  | 

Autor(a): Francisco Castro Castillo  |

Fecha: 25/05/2014

 

“El objetivo de la política es el poder, el objetivo del poder es gobernar, el objetivo de gobernar es mostrar el camino hacia adelante, aunque este sea impopular”. Con esta frase resumía un ministro europeo, la razón por la que las democracias requieren de un fuerte liderazgo para poder funcionar y no fracasar. Es este el ingrediente político del cual carecemos en Colombia. Hace unas décadas renunció la cúpula del Politburó Húngaro, y la de Alemania del Este. Los historiadores relatan que todos caminaban cabizbajos en silencio vestidos de negro, con sombrero parecido al de Humphrey Bogart. Presentaron renuncia a sus cargos al ver que su liderazgo estaba de capa caída llevando a sus países al desconcierto, y al borde del abismo. Así deberían renunciar en actitud de dignidad, el politburó de la política colombiana recluida y apeñuscados en la casa de Nariño, como se encuentran las Farc cómodos en La Habana, protegidos por el gobierno mientras en Colombia matan soldados y policías, reclutan niños para la guerra, y cobran extorsión de ganaderos de Arauca en Venezuela.

Es bien conocido que los líderes nuestros no son homogéneos, como los comunistas susodichos, que después de cuatro años de gobernar unidos vacilante terminaron pareciéndose entre sí: Samper, Santos y Gaviria. Son estos de diferentes estaturas, unos gordos y otros flacos, unos altos y otros bajos. Algunos con bigote, otros con patillas blancas, unos de provincia y otros de la capital. Algunos con mundo y otros sin él, estos cultos, aquellos incultos y desleales (como los conservadores que abandonaron a Martha Lucía Ramírez, por un plato de lenteja), los menos, honrados, los más, corrompidos, todos ricos ahora, unos de cuna y otros por el ejercicio continuado de la corrupción, pobres de espíritu y escasos de visión, hombres que confunden la mal llamada “clase dirigente”, mejor dicho la cúpula de ella, y que se asemejan entre sí por sus defectos.

En su paso por el Estado, el politburó colombiano ha ido coleccionando medallas y deshonores. La primera verdad que dicen y casi la última es aquella con la que siempre se acepta el cargo “para el cual inmerecidamente fueron nombrados”. Como en la célebre figura del Pacheco, de Eca de Queiroz, con sus grandes facultades mentales que se quedan siempre inéditas, con su inmenso talento encarcelado dentro del cráneo, como en el cofre de un avaro. Luego del primer cargo inmerecido, siguen: las alcaldías, las secretarias, los concejos, viceministro, ministro, gobernador, y embajador. Nuevamente ministro, dos, tres, veces. Nuevamente embajador, dos, tres, con Mercedes Benz a bordo. Presidente de la Cámara, Presidente del Senado, ministro delegatario, designado. Presidente y expresidente. Profesión final: Burócrata sin ánimo de retiro. Estos hombres peculiares, del politburó de la casa de Nariño, viven aferrados al poder como a una droga que los esclaviza. Esta es la estructura del poder al que Darío Echandía nunca le encontró explicación, al preguntarse: “el poder para qué”. El poder es para poder le respondieron a Echandía el 9 de abril de 1948.

Es indudable que el politburó colombiano ha fracasado en su misión. El país se desbarata mientras los hombres vestidos de negro, con sombrero de Humphrey Bogart, ahora con escolta de motos fosforescentes, siguen madrugando a sus escritorios después de haberle explicado a la WU de Julio Sánchez Cristo, que nada es culpa de ellos. Porque todo es culpa de los otros: la violencia, la inflación, el desempleo, el tráfico, las Farc, el invierno. Ante el formidable desafío de nuestra existencia, la clase dirigente no da respuesta, y los jóvenes atónitos se preguntan. Toynbee, advirtió que así morían los pueblos que resultan inferiores a su destino. ¿Qué nos queda de este panorama de angustia? Elegir un nuevo Presidente. A Martha Lucia Ramírez: mujer valiente, inteligente, honesta, y con experiencia. O- a Oscar Iván Zuluaga, que a pesar del contubernio entre la Fiscalía, los medios bogotanos, y la campaña Santos para atajarlos, están preparados gobernar con carácter, para una época de falta de liderazgo. Para que no nos preguntemos más: ¿El poder para qué?

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed