Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 22 de Mayo del 2019

El terrorismo y la sociedad

Publicado en:

El Nuevo Siglo  | 

Autor(a): Alberto Abello  |

Fecha: 20/01/2019

 

Explosión en la escuela de Policía General Santander - Foto: eltiempo.com

El atentado terrorista del 17 de enero contra los uniformados de la Escuela de Policía General Santander, de Bogotá, afecta el futuro la nación. El terrorista suicida que ha provocado dos docenas de muertos y 68 heridos ha despertado, en cierta forma, a la aletargada sociedad colombiana en sus diversos estamentos y funciones. El hecho crucial de que en su mayoría las víctimas sean jóvenes estudiantes que han escogido la carrera de servir a la sociedad, de someterse a una dura disciplina y estudios, al servicio de valores e ideales, en un país en el cual impera la ley de la jungla en las ciudades y, desde luego, en las selvas, produce más congoja en nuestro ánimo.  

¿Qué sienten? ¿Qué piensan esos jóvenes y los veteranos oficiales de una sociedad que no entiende sus sueños y misión crucial y que les niega el derecho elemental de protegerlos con el fuero militar, no de los atentados, sino de la injusticia con la cual los trata el mismo Estado colombiano? Aquí se aprueban normas para feriar los bienes del Estado para tapar huecos fiscales o que los padres de la Patria puedan ser nombrados ministros y más impuestos extorsivos que golpean muy duro en particular a la clase media, como al pequeño productor o propietario, en tanto se les niega el fuero militar a soldados y policías.

La dicotomía en la que nos debatimos desde cuando el discurso oficial de derrotar a los alzados en armas se modificó por negociar la paz a cualquier precio, que nos condujo a evolucionar a esta especie de trampa o de limbo en el cual se dijo que la paz de La Habana marcaba el fin de más de medio siglo de conflicto armado, en tanto ahora se sabe que siguen agrupados en bandas miles de subversivos, con terrible poder de fuego e intimidación. Se nos olvida la lección que nos legó el presidente Belisario Betancur, quien más se esforzó por conseguir la paz y estuvo a punto de ser juzgado y linchado por los subversivos que asaltaron el Palacio de Justicia, quienes malentendían su discurso pacifista como debilidad del Estado.

Aquí se negocia la desmovilización de los paramilitares, que suelen ser un mal inevitable y son fundamentales en la lucha antisubversiva en los campos y selvas, cuando “Tirofijo” sostenía que al otro día él también se desmovilizaba, según le informaban al entonces comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo, por esas calendas. Al quitarse esa lapida de encima la subversión no se desmoviliza, por el contrario, recobraba nuevo aire y acrecentaba su influencia entre la población civil. Todo lo cual influyó en el mandato pacifista y habanero.

El son habanero y la búsqueda del Premio Nobel de Paz, marcaron el paso del gobierno, con hábiles gestiones para conseguir el apoyo local e internacional. Lo dijimos entonces, que en La Habana estaban legislando y comentamos que nuestros negociadores tenían la tendencia a dar más de lo que les pedían, yendo más lejos que lo autorizado por los gobiernos. En efecto, en La Habana los negociadores de las Farc consiguieron que en el farragoso acuerdo se afectasen más de 200 artículos de la Constitución y se aprobara un Tribunal exótico que parece trabajar en contravía del resto de la justicia, bajo las normas dictadas en La Habana y con amplio apoyo internacional.

El gobierno colombiano capitula en La Habana bajo el aplauso de un amplio sector de la opinión internacional, bendecido desde Washington por Obama, como por la manipulada opinión internacional. Se convoca al Plebiscito, en el que hasta el Papa invitaba a votar por el Sí, cuando el pueblo colombiano demostró que era superior y más intuitivo que sus dirigentes y votó mayoritariamente por el No.

Hoy los colombianos estamos notificados que la paz se quedó en el papel, que las disidencias de las Farc, con sus terroristas más experimentados y peligrosos, pueden atentar contra la sociedad bajo la sigla de otro grupo armado, como pueden hacerlo contra cualquier otro objetivo.

Apenas mentes ingenuas o delirantes pueden sostener que las Farc se entregaban y abandonaban sus lucrativos negocios, después de extender sus sembrados ilícitos por medio país. Cuando ha debido ser a la inversa, qué entregaran antes las rutas y erradicaran las siembras como voluntad probada de paz.

Le corresponde al presidente Iván Duque enfrentar el desafío terrorista, con toda la potencia del Estado, la sociedad civil y el apoyo internacional. Aquí no caben las vacilaciones, ni las medias tintas, ni la retórica sutil. Se trata como en el drama de Shakespeare de ser o no ser.

Otros artículos en Noticias de Interés

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed