Photo Uribe
Logo Small

Sábado 20 de Enero del 2018

Entre bombas y minas

Publicado en:

El Colombiano  | 

Autor(a): John Marulanda  |

Fecha: 19/03/2015

 

Foto: 7medios.com

Entrampadas las farc en el derroche político, económico y militar del gobierno de turno, tendrían que firmar algún acuerdo so peligro de recibir sobre sus cabezas, y la de sus amigos enmermelados de humanitarismo, toda la desconfianza convertida en ira de más del 80% de los colombianos que no les creemos, a la par que el Presidente, sus negociadores y áulicos serían enjuiciados.

Pero aún no se llega a un punto de quiebre decisivo y se percibe cierta crisis en el proceso: los llamados a Uribe, la salida de Mora y Naranjo, otro comité para la paz…

La suspensión de los bombardeos, por ejemplo, permitiría que los capitostes farianos aumentaren los desplazamientos a sus campamentos, sin el temor de que una bomba aterrizare de noche en su carpa.

Allí, en su ámbito de crianza, tratarían de convencer a sus sicarios de avenirse a una entrega de armas con promesas de una vida mejor –para los jefes, claro- o los instruirían para una ofensiva en caso de que las negociaciones fallen.

De cualquier forma, el dominio del aire por parte del Estado es una superioridad contundente sobre la dispersa patulea terrorista. Si deciden volver al monte y mientras adquieren misiles tierra-aire, el Gobierno podría finiquitar una tarea militar que se quedó a medio terminar.

Los terroristas ven esta oferta como una trampa táctica mientras el Gobierno la ve como otra muestra de generosidad.

Nada evidencia mejor la situación defensiva, de retirada de las farc, que la siembra de minas, obstaculizando el avance del Ejército, protegiendo sus cultivos de coca y sus dragas ilegales y de paso afectando comunidades campesinas.

El promocionado anuncio de colaboración para el desminado hubiera generado mayor credibilidad si los cabecillas se hubieran comprometido a no sembrar más minas. Pero no saben si tendrán que continuar con esta táctica en un futuro.

Sin entregar las armas, enviar terroristas activos a ayudar a las tropas en la tarea de desminado, ademas de muy complicado, es obtener inteligencia fresca y útil para sus planeamientos estratégicos político-militares desde La Habana.

Lo que queda en el ambiente es la sensación de que se está “desminando la responsabilidad” legal de sus violaciones al DIH, con el aplauso del Gobierno.

Mientras tanto, la habilidosa mezcla operacional farc-eln, es otro artilugio táctico que les permitirá continuar delinquiendo y farfullar sobre la paz, buscando más ventajas. Serán los terroristas, pues, y no el Gobierno, los que marquen el punto de no retorno de esta negociación.

En el entretanto, previsiones para uno de los dos escenarios –guerra o postconflicto- sigue siendo la lógica marxista de las farc mientras el Gobierno solamente juega a la paz, debilitando peligrosamente a nuestras fuerzas armadas.

Otros artículos en

Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

NICOLAS FERGUNSON

19/03/2015 11:53 AM

Aquí hay un pedazo que se le oculta, siniestramente, a esta “guerra” que en realidad es necesaria para quienes son los dueños de los lavaderos de NarcoActivos en USA y Europa. Por otro lado lo de Santos es miedo, miedo de una “casta” de corruptos Liberales y socialistas que le vendieron su “alma” a todo lo que huela a narcotrafico. Para la muestra el M-19, Gaviria con su “Catedral”, PEPES, etc, Samper con sus NarcoAlianzas Vallunas, las Cortes con toda su corrupción y Traquetomanias. Esta ultima es la parte que los corruptos tratan de silenciar entregando mucho de Colombia al NarcoSocialismo terrorista armado en Cuba, y que esta tan lejos del final de la violencia contra quienes siempre hemos vivido en paz como lo esta la humanidad de ir a otra Galaxia.

Opinióndemocrática

19/03/2015 9:03 AM

Llevamos más de 70 años de violencia, los colombianos estamos acostumbrados a ella, en Colombia todo es con amenazas violentas, todo nuestro entorno actúa con violencia; les pregunto será por eso que queremos seguir esa guerra fratricida en la que el único que pone los muertos es el pueblo más pobre de Colombia, continúe?

No es suficiente la experiencia que hemos adquirido y ver que por la vía de las armas, no hemos podido, ni podremos exterminar o llevar a los movimientos guerrilleros a una rendición incondicional, o esperamos a ver si cuando completemos 100 años, lo hemos logrado?

Aquí en Colombia los gobernantes, los periodistas y los comentaristas, normalmente han evadido el servicio militar obligatorio, exigido en países desarrollados para entrar al grupo de gobernantes.

Opinióndemocrática

19/03/2015 8:53 AM

Y por qué no le preguntan a Uribe: por qué en 8 largos años de su gobierno, fue totalmente incapaz de acabar los movimientos guerrilleros o llevarlos a una rendición incondicional? Cuando terminó su gobierno, dijo mentiras, que ya casi…los tenía acabados, sería que necesitaba esos 4 años que buscó haciendo tantas trampas que Colombia no le permitió?
Le recuerdo que hoy en día y desde que Uribe estaba gobernando las FAR como él les dice se fortalecieron como el cartel de narcoproducción y narcotráfico más poderoso de la tierra.

Mi familia se enorgullece de que todos los hombres hemos prestado nuestro servicio militar obligatorio y por esa razón queremos que esa guerra fratricida, mal llamada conflicto, se acabe y la única posibilidad es que sea por la vía del diálogo y acuerdos de paz

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido