Photo Uribe
Logo Small

Martes 18 de Diciembre del 2018

GUERRA Y PAZ: FALSO DILEMA

Publicado en:

Fcppc  | 

Autor(a): Fernando Londoño Hoyos  |

Fecha: 26/05/2014

 

En una división de aguas que Jaime Jaramillo Panesso llamó maniqueísmo puro, el candidato Santos ha resuelto que los colombianos son amigos de la paz, si están de acuerdo con los llamados diálogos de La Habana, o amigos de la guerra en caso contrario. Vale la pena salirle al paso a semejante bárbaro dilema, lleno de contradicciones y sofismas.

Lo primero, es que no estamos en guerra. La guerra es muy otra cosa que lo que sufrimos, que es terrorismo puro. Llevamos 50 años padeciendo estos bandidos, que no son un ejército, ni pueden pretender serlo. Sin ejércitos enfrentados, no hay guerra.

Los ejércitos representan un Estado, o una parte del Estado. Las FARC no representan a nadie. Las últimas, las antepenúltimas y todas las encuestas de ayer y de siempre, revelan que a las FARC las detestamos por igual todos los colombianos. Nunca han sobrepasado en favorabilidad los márgenes de error.

La guerra al interior de un Estado se llama, desde los tiempos de la muy antigua Roma, una guerra civil. Colombia no está en guerra civil, ni lo estuvo después de la que se llamó por sus tres años de trágica duración, la de los mil días.

Es cierto que grupos de izquierda radical, el partido comunista para ser exactos, quisieron usar esos bandoleros como brazo armado de una contienda política. Si fueran consecuentes, propondrían que las FARC se sometieran a los Protocolos de Ginebra sobre conflictos internos. Las FARC le huyen a esas reglas del Derecho Internacional Humanitario porque saben que su causa, su estructura y sus métodos no tienen ni remoto parentesco con los que calificarían como ejército un grupo armado y guerra lo que no pasa de ser aquella sucesión caótica de actos terrorista de la que arriba hablamos.

No es verdad que nos dividamos entre amigos de la paz y amigos de la guerra. Nadie es amigo de la guerra, salvo una mente loca como la de Nietzche, como nadie es amigo de la enfermedad, de la miseria, de la maldad o de la peste. Lo que hay son distintas visiones sobre la manera de controlar el terrorismo y las hubo por los siglos de los siglos.

No es verdad que estemos más cerca que nunca de lo que Santos llama la paz. Estuvo más próxima la tranquilidad ciudadana, o el imperio del orden público en agosto del 2.010 que ahora. Las estadísticas oficiales lo atestiguan. No estamos próximos a ganar la paz ni nada que se le parezca.

Las FARC no representan ninguna visión del país, ningún criterio para distinguir un modelo de sociedad u otro. Su dramática soledad lo demuestra. Lo que ha pasado es que Santos, buscando celebridad y la reelección, le ha dado micrófono a unos delincuentes, a una mafia organizada, para bautizarla ejército y para llamar guerra al terrorismo que ejerce.

Los llamados diálogos de paz son moralmente imposibles, jurídicamente impracticables, políticamente condenables. No se puede negociar la estructura del Estado, el porvenir de la Nación, la soberanía territorial de espaldas al país y a favor de unos delincuentes y de un credo ideológico agazapado en la sombra.

Los colombianos no nos dividimos entre amigos de la paz y de la guerra. Ese dilema es absurdo, grotesco. Los condenados por Santos a las llamas del infierno porque seríamos amigos de una guerra sin fin, no pasa de ser un mal truco político y el más falso de los dilemas en que quisieran envolvernos.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed