Domingo 19 de Noviembre del 2017

“Hablar de paz no es aceptable cuando no hay una guerra”, Daniel Lacalle

Autor(a): Actualidad  | 

Fecha: 23/05/2017

Exclusivo para FCPPC
 

Daniel Lacalle, uno de los 20 economistas más influyentes del mundo, dice que en Colombia no hubo un acuerdo de paz porque no se registró ni rendición ni arrepentimiento de las Farc. - Foto: Archivo particular FCPPC

Daniel Lacalle es un economista madrileño que habla claro, sin rodeos. Amante del rock y con una experiencia amarga en un campamento juvenil en la Alemania Socialista, dice que no le gusta que en Colombia se llame “proceso de paz” a los diálogos del Gobierno con las Farc, ya que deja muy claro que “porque un proceso de paz es un proceso en el cual el agresor se rinde, pide perdón y asume las consecuencias. Esto es una negociación entre una organización terrorista y el Estado”.

Dice que le parece absurdo que los colombianos tengan que pagar para que se acabe la agresión de un grupo terrorista contra el Estado y la sociedad civil y anota que con el asistencialismo del Estado, los colombianos terminan como rehenes.

Usted dice que en Colombia no hubo un proceso de paz, ¿a qué se refiere con esta afirmación?

No, en Colombia ha habido… lo que no me gusta es que se utilice la palabra, el término proceso de paz, porque un proceso de paz es un proceso en el cual el agresor se rinde, pide perdón y asume las consecuencias. Esto es una negociación entre una organización terrorista y el Estado, que no viene en ningún caso, yo por lo menos no lo he visto, de una rendición y de una contrición en cuanto al impacto social devastador que ha generado esa agresión armada.

Entonces, la utilización de palabras como conflicto armado ¿cómo que conflicto armado? Hay unos que matan y hay unos que mueren, eso no es un conflicto.

Que al hablar de paz no es aceptable cuando no hay una guerra, cuando lo que hay es una agresión por parte de unas organizaciones terroristas a la sociedad civil y, por lo tanto, tenemos que utilizar otros términos.

A mí me parece que los españoles hemos vivido la lacra del terrorismo igual y no podemos, no se puede aceptar paz sin rendición.

¿Los colombianos deben pagar con reformas tributarias lo que hicieron las Farc?

Desde luego lo que hace es ponerse escollos en su propio crecimiento. ¿Cómo le explica, nadie, a un ciudadano que ha sufrido la lacra del terrorismo, que ha tenido secuestro de familiares, asesinatos? ¿Cómo le explica que va a tener que sufrir más en su bolsillo, en su trabajo, en su capacidad de ahorrar para compensar a los que han perpetrado ese crimen? ¿Cómo se puede explicar eso? ¿Cómo se puede explicar que tiene que haber un aumento de impuestos a todos los ciudadanos y a las empresas para financiar el apaciguamiento, porque no es la rendición, de los agresores? Eso no tiene ninguna lógica. Se imagina alguien, una persona que es agredida por la calle tenga que pagarle al ladrón para que no lo vuelva a atracar, nadie lo puede entender.

Entonces, me parece, pero sobre todo me parece, que da una señal peligrosísima, da una señal que hay un beneficio económico de atacar a las instituciones y atacar al Estado y atacar a la convivencia democrática, porque conviertes al Estado en un rehén.

Entonces, a mí me parece ilógico, que un ciudadano que ha sufrido, que además los propios ciudadanos que han mantenido al país y levantado al país cuando existía esa agresión a la convivencia son los que tienen que pagar porque se acabe, no deja de ser algo parecido a un rescate y eso no es aceptable, no, en mi opinión.

¿Cuál es el reto del nuevo Gobierno teniendo en cuenta que hay nuevas cargas impositivas, con problemas de orden público y una guerrilla llena de privilegios, es decir, un panorama oscuro?

Hombre, primero hay que valorar el pasado. Colombia ha sido un país que lo ha conseguido, que lo consiguió, que consiguió que un Estado que estaba al borde de ser considerado Estado Fallido, por no decir que lo era, fue un país que multiplicó su renta per cápita, lo hizo además sin acudir a inflación monetaria, sin acudir a soluciones mágicas, que lo hizo trayendo inversión y mejorando su posición y, cómo, desde el respeto a la ley y desde la fortaleza del Estado con respecto a los agresores del Estado.

Yo creo que debe valorar el riesgo también de cambiar el rumbo hacia las políticas incorrectas.

Colombia y el socialismo fracasado

¿Por qué fracasa el socialismo?

El socialismo fracasa porque va contra la lógica económica y va contra la naturaleza humana. El socialismo fracasa porque parte de unas premisas que son incorrectas e imposibles y, por lo tanto, tiene que utilizar la violencia para imponerlas, para imponer su modelo.

El capitalismo es un modelo que se adapta al entorno y que se adapta a las cosas y aprende de sus errores y busca las formas de generar mayor progreso aprendiendo de sus errores y adaptándose. El socialismo al ser dogmático y al negar la naturaleza del ser humano y negar las leyes básicas de la economía, de la productividad, del crecimiento económico, de la creación de riqueza, al negarlo está condenado al fracaso. Es como si yo intentara llegar a la cafetería traspasando este muro y este escenario, pues fracasaré. Fracasaré simplemente porque estoy negando la realidad y el problema del socialismo es que niega la realidad de la naturaleza humana y de las reglas básicas de la economía.

La anécdota del profesor que les muestra a los alumnos lo que es el socialismo, dando un aprobado a todos los que no se esfuerzan y, por lo tanto, los que sí se esfuerzan van esforzándose menos y al final todos terminan aprendiendo menos y suspendiendo. Es una anécdota bien conocida pero yo creo que, sobre todo, lo que nos muestra es que el igualitarismo en sí mismo es destructor porque al buscar la igualdad a toda costa, no como una consecuencia del progreso económico sino como un objetivo en sí mismo que no quiere que haya más progreso sino lo que busca es que los ricos sean menos ricos y, por lo tanto, no le importa que los pobres sean más pobres, es decir, el igualitarismo no está buscando el progreso, lo que está buscando simplemente es la inexistencia de la meritocracia.

Yo creo que, desde ese punto de vista, esa anécdota lo que muestra a los alumnos muy rápidamente es que algo que parece muy atractivo en principio que es que con poco esfuerzo te van a aprobar, termina siendo un fracaso para todos.

¿Con el asistencialismo, los colombianos son rehenes del Estado?

Eso no es una política equivocada que no se lleve a cabo aposta, queriendo, es que busca –efectivamente- eso crear clientes. El socialismo lo que busca es crear clientes-rehenes que dependen exclusivamente de la asistencia del Estado para existir y, por lo tanto, esos clientes son rehenes van a tener que depender de ti. Tu puedes hacer dos cosas, tu puedes facilitar a esas personas que dejen de necesitar la dependencia del Estado, pero entonces se convierten en seres libres y esos seres libres pueden no necesitarte y es muy peligroso, igual como nos pasa a los padres con los hijos, bueno, pues es un gusto cuando nos damos cuenta que no nos necesitan, pero hay algunos padres que quieren es influir el miedo para que el hijo siempre perciba que va a necesitar del padre y es una actitud paternalista pero destructiva y esa es la esencia del socialismo, el socialismo es paternalista destructivo porque lo que busca no es el mayor beneficio sino la mayor dependencia.

Con todas las medidas que toma el Gobierno que resultan, incluso, paradójicas porque mientras por un lado aumenta la carga impositiva y por el otro brinda asistencialismo –más a los ilegales-, con esto ¿se coarta la libertad económica de los colombianos?

Hombre, yo creo que es evidente ¿no? Colombia es un país que ha llevado a cabo una revolución en cuanto a su mejora y con respecto a sus propios estándares, pero también en los estándares del resto de los países pares y que en los últimos años ha visto una erosión de esa libertad y erosión de la capacidad de las capas medianas de progresar, porque toda la carga impositiva y todo el impacto ha venido sobre las pequeñas y medianas empresas; ha venido sobre las clases medianas y sobre los trabajadores.

Fíjate qué curioso que el socialismo siempre empieza diciendo que lo que va a hacer es aumentar el impuesto a los ricos y a las grandes empresas, es el mantra de toda la vida, siempre. Claro, matemáticamente es no suma, porque no puedes entrar en recaudar esos millones y millones y millones adicionales que vas a gastar de un porcentaje tan pequeño de la población.

Por lo tanto, lo que hace es bajar constantemente el listón de lo que es clases altas y lo baja a los niveles de lo que ha ocurrido en Colombia, en el que un trabajador medio resulta que tiene una presión fiscal muy superior a la media de los países, pero es el mismo problema.

Entonces, claramente, no solamente no estás consiguiendo una mejora económica sino que además le estás poniendo escollos a las clases más desfavorecidas para mejorar en la escalera ¿no?

En Colombia existen algunos precandidatos a la Presidencia que ya hacen campaña con el tema del socialismo nórdico, ¿eso es una falacia?

Los países nórdicos son países donde la educación pública es con cheque escolar y, por lo tanto, se incentiva la educación privada y la libertad educativa, no se institucionaliza desde el Estado; los países nórdicos son países donde los funcionarios no son de por vida y, por lo tanto, se pueden despedir, etc.; los países nórdicos son países donde se ha privatizado las partes de la estructura estatal que era ineficiente: correos, telecomunicaciones, en energía, etc.; los países nórdicos son países en los que se respeta al máximo la propiedad privada, la seguridad jurídica y la ley, y los países nórdicos se parecen al socialismo como una buena castaña, los países nórdicos son países donde hay estados fuertes, porque hay libertad económica, porque hay  respeto a la propiedad privada y respeto a la iniciativa individual y se han creado desde ahí.

Y yo, a cualquiera que hable de los estados nórdicos como ejemplo de socialismo, le recomendaría un libro que se llama Scandinavian unexceptionalism del IEA, en la que muestra la falacia de la idea de que los países nórdicos han implementado políticas socialistas, de hecho es bajar impuestos, al darse cuenta de los errores del estatismo han reducido el gasto público, han hecho privatizaciones y han aumentado su nivel de libertad económica.

Y a cualquiera que diga que en países latinoamericanos o europeos que su modelo es el nórdico le diría: Ni soñando.

Una crianza entre la izquierda, la derecha y el rock

Usted se crió en una familia en la que su abuelo era militar, aviador para ser más exacto, y su padre sociólogo de tendencia izquierdista. ¿Cómo influyó en usted esos extremos dentro de su núcleo familiar?

Bueno, nuestra familia no es realidad una familia muy distinta a tantas familias españolas que vivieron la guerra civil, en la que había un conflicto entre ideologías tan relevante. Lo que es verdad es que en mi familia siempre se ha incentivado el pensar por nosotros mismos.

Ni mi padre ni mi abuelo nos intentaban vender dogmas ni que nosotros tuviéramos que creer en las cosas como una fe religiosa, sino pensar como nosotros mismos, y la defensa del individuo y de pensar por tu cuenta y valorar la información que recibes desde el amor, además, y desde la comprensión pues es lo que hace que tengamos una familia en la que con todo ese respeto se permite y además se incentiva pensar cada uno por su cuenta y yo creo que eso siempre lo he valorado el hecho de que ambos no intentasen imponer sus ideas.

A usted le gusta el rock y lo utiliza en sus libros; también tuvo una experiencia en un campamento juvenil en la antigua Alemania del Este y a eso se suma esas frustraciones universitarias por cuenta de la pedagogía que se utilizaba. ¿Cómo terminaron estos elementos en forjar su personalidad y profesionalismo?

Bueno, pues todos esos elementos te marcan mucho porque conocer la República Democrática Alemana -Alemania Comunista-, fue un shock absoluto, fue un shock absoluto porque además no iba a conocer lo común o lo negativo sino como algo que se nos intentaba vender como la manera más positiva, es decir fuimos a un campamento en el que éramos tratados como lo que deberíamos ser, embajadores de lo bien que iba todo y si a un chaval adolescente le rechina todo eso imagínate lo que es la realidad.

Entonces, bueno, todas esas cosas marcan tu carácter ¿no? Y yo creo que la valoración de iniciativa individual, de pensar por ti mismo, de no caer, de no tragar ruedas de molino que llamamos en español, de aceptar dogmas porque sí es una parte de todo eso y para mí siempre ha sido muy importante no divulgar desde la idea que soy un experto y ustedes tienen que… sino de convencer y además explicar las cosas de una manera que sea entendible porque la economía no tiene por qué ser algo absolutamente imposible de entender, porque no lo es… lo hacemos difícil de entender.

Le puede interesar: http://pensamie…

 

Otros artículos en

Reseñas FCPPC

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

cecollm63

25/05/2017 10:52 PM

El gobierno colombiano de Juan Manuel Santos le ka dado un nuevo aire a los terroristas, les brinda un protagonismo nacional e internacional y con esto lo que se logra es fortalecerlos para que se envalentonen y le den rienda suelta a sus acciones terroristas, en contra de los más humildes, de los más débiles, de la población civil. Porque la razón de ser, la práctica de vida, el negocio de las FARC ha sido, es y será siempre la violencia: El terrorismo, el secuestro, el asesinato y el narcotráfico. Los terroristas NUNCA han estado interesados en la paz y mucho menos en la democracia,Por todo ello se hace necesario recurrir a la fuerza legítima de las armas del estado, para someterlos al orden constitucional y legal que les garantice la paz y la tranquilidad a los ciudadanos.

cecollm63

25/05/2017 10:21 PM

CON TERRORISTAS NO SE NEGOCIA SE COMBATE.
Ningún estado de derecho serio, democrático y legitimo del mundo, que se respete y que brinda a sus ciudadanos garantías constitucionales y legales, organiza una mesa para sentarse, de igual a igual, a dialogar con terroristas, asesinos, secuestradores y narcotraficantes para que estos le indiquen como debe funcionar la sociedad, el estado y sus instituciones.
En Colombia no hay conflicto interno Armado, lo que existe son bandas NarcoTerroristas,por eso es difícil que algunos colombianos entiendan que NO hay una GUERRA entre entidades igualmente legítimas, que las bandas de asesinos no son comparables a las instituciones de la DEMOCRACIA.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido