Photo Uribe
Logo Small

Sábado 26 de Mayo del 2018

Imaginémonos, señor Presidente…

Publicado en:

El Nuevo Siglo  | 

Autor(a): Rafael Nieto Navia  |

Fecha: 29/04/2014

 

La Constitución (Art. 189.2) otorga al Presidente de la República facultades exclusivas para el manejo de las relaciones internacionales, con poderes reglados del Congreso y la Corte Constitucional en la aprobación de los tratados.

Imaginémonos, señor Presidente, que alguien solicita al juez municipal de Nosedonde, por vía de tutela, que, en vista de que el Gobierno no ha acatado la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre el archipiélago de San Andrés y de que la CIJ tiene un Estatuto anexo a la Carta de la ONU, y de que Colombia había aceptado expresamente su competencia para dirimir conflictos entre Estados, obligue al Gobierno a acatarla.  Imaginémonos que el juez acepta la tutela presentada contra usted, señor Presidente. Creo que usted se rasgaría las vestiduras y diría que eso va contra sus atribuciones constitucionales. Caerían rayos y centellas de los medios y los juristas dirían que posiblemente el juez está prevaricando porque el artículo 413 del Código Penal dice que “el servidor público que profiera resolución, dictamen o concepto manifiestamente contrario a la ley” comete prevaricato e incurre en prisión. El juez de Nosedonde habría dado un dictamen manifiestamente contrario al artículo 189.2 de la Constitución. Según la Corte, la abierta contradicción de preceptos constitucionales por un juez da lugar a una investigación penal por prevaricato.

Guardadas proporciones, señor Presidente,  la orden de la Sala de Restitución de Tierras del Tribunal Superior de Bogotá (la Sala) de acatar las medidas cautelares de la CIDH en favor de Petro se asemeja a la providencia del juez de Nosedonde. No hay diferencia de categoría entre una providencia de tutela adoptada por un juez municipal y la de la Sala. Pero sí habría algunas  diferencias  que conspiran contra esta última: la CIJ es un órgano judicial que actuó dentro de sus Estatutos adjuntos a la Carta de la ONU; por el contrario, la CIDH no es órgano judicial y se auto-otorgó facultades reglamentarias, que no le dieron ni la Convención Americana ni el Estatuto,  para dictar medidas cautelares. En derecho interno diríamos que esas facultades son “inconstitucionales”. Y por esa razón usted, señor Presidente, se abstuvo de darles cumplimiento. Es claro que las relaciones de Colombia con los órganos del sistema interamericano de derechos humanos y con la OEA de la cual forman parte, son relaciones internacionales y, por ende, la Sala estaría desconociendo el Art. 189.2 de la Constitución.

Es evidente que no se pueden poner las disposiciones de la CIDH sobre la Constitución, que le otorga a usted el manejo de las relaciones internacionales y al Procurador las de suspender y sancionar a funcionarios de elección popular, como lo ha dicho la Corte Constitucional.

Imaginémonos, señor Presidente, que el Consejo Superior de la Judicatura al que le corresponde “examinar la conducta y sancionar las faltas de los funcionarios de la rama judicial” funcionara.

***

Coda. Israel anunció que rompía conversaciones con Palestina. ¿La razón? Al-Fatah anunció haberse unido al grupo terrorista Hamas. Con terroristas no se negocia.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed