Photo Uribe
Logo Small

Sábado 21 de Septiembre del 2019

Implementación a la medida

Publicado en:

El Colombiano  | 

Autor(a): Editorial  |

Fecha: 20/12/2016

 

Ilustración: elcombiano.com

Están dadas todas las condiciones para que la implementación del Acuerdo Final se haga según los intereses de las Farc: voceros, comisión con poder de veto e iniciativa legislativa solo del Gobierno.

Según lo convenido en el Acuerdo Final entre el Gobierno y las Farc, una vez aquel entrara en vigor, se procedería a la designación de tres voceros en la Cámara de Representantes y tres en el Senado, de una agrupación política que, entre otros cometidos, tendrá el de promover la creación del partido político de las Farc.

Esa primera agrupación política se presentó ante el Consejo Electoral la semana pasada, denominada Voces de Paz y Reconciliación, y de ella hacen parte seis ciudadanos en ejercicio de sus derechos políticos, que en su presentación insistieron una y otra vez que no son voceros de las Farc, sino de ese movimiento que hará presencia, con voz y sin voto, en el Congreso.

El Legislativo ya tramitó lo que definió como “refrendación” del Acuerdo Final, a efectos de dar inicio a su implementación mediante el procedimiento legislativo especial para la paz. La Corte Constitucional, en un confuso comunicado, puso unas condiciones para entender que esa ratificación se ha cumplido, pero que, como quedó claro ayer, nadie sabe cómo cumplir. Lo que parece es que se seguirá adelante sin mayores disquisiciones jurídicas.

Estos voceros de Voces de Paz deberán ser citados a todos los debates y sesiones donde se discutan y voten los proyectos de ley (reformas constitucionales o legales) que tengan que ver con la puesta en marcha del Acuerdo Final. Este dice que estos seis ciudadanos podrán “intervenir con las mismas facultades que tienen los congresistas, salvo las del voto”.

Los voceros ejercerán, según sus propias palabras, una labor de veeduría y vigilancia para que todas estas normas que se aprobarán en beneficio de los militantes de las Farc “cumplan la letra y el espíritu del Acuerdo Final”.

Como se sabe, el procedimiento legislativo especial para la paz dispone que el único que tendrá iniciativa legislativa será el Gobierno, y que cualquier modificación que el Congreso quiera hacer de esas normas tendrá que tener el “aval previo” del Gobierno. El Legislativo será solo un validador de normas remitidas por otras instancias, pues el legislador real será el Ejecutivo.

Pero a los voceros del movimiento Voces de Paz y a la iniciativa legislativa exclusiva del Gobierno, que de por sí son garantías suficientes para que todo se ciña al libreto establecido por las Farc mientras se convierten en partido o movimiento político, se une una tercera instancia, dotada de una serie de facultades que para la opinión resulta más bien desconocida, pero que tiene la llave de la aprobación o no de toda esta serie de normas que habrá que expedir.

Se trata de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo Final (CSIVI), en la cual las Farc tendrán tres delegados, dotada de atribuciones como esta: “Constatar que el contenido de todos los proyectos de decreto, ley o acto legislativo que sean necesarios para implementar el Acuerdo Final, correspondan a lo acordado, antes de que sean expedidos por el Presidente de la República o presentados ante el Congreso”.

Las Farc tendrán, pues, todas las garantías de que la normatividad expedida en lo sucesivo se “ajuste a sus intereses”, según dispone en otras cláusulas el Acuerdo Final. Habrá unos trámites legislativos a su medida, sin verdadera deliberación y con las facultades de la democracia representativa severamente recortados.

Lo que se ha dicho es que llegará un momento donde la institucionalidad recuperará su normalidad y las reglas de la democracia volverán a ser iguales para todos, incluyendo los que siempre han hecho política por vías pacíficas.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed