Photo Uribe
Logo Small

Martes 20 de Agosto del 2019

Inauditas e incomprensibles sentencias

Autor(a): FCPPC  | 

Fecha: 10/06/2011

Los recientes fallos de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, estremecen al país y parecen volverse más inauditos cada día que pasa. Aunque excelentes columnistas y autores de blogs ya se han pronunciado al respecto, personalmente no puedo callarme. Es una agitación que cada día me llena de perturbación. Veníamos con dolor de Patria debido al catastrófico invierno que ha golpeado el país y a los casos de corrupción, pero ahora es un grito mayor contra las sentencias de la CSJ, contra el resurgir de las guerrillas y las bacrim, y eso sin comentar las peligrosas influencias de los nuevos amigos, camaradas de los más extremistas del mundo árabe, los dirigentes iraníes.

Que digan que las pruebas obtenidas en los famosos computadores de Reyes son ilegales, es increíble y causa gran perturbación. Dentro de un marco jurídico, varias personalidades señalan la debilidad de los argumentos para semejante decisión. Como dice el exmagistrado Jesús Vallejo en relación con los correos de Reyes : «… Con base en un argumento de forma, la Corte ha negado a la sociedad la posibilidad de esclarecer las complicidades políticas con las Farc. El argumento esgrimido resulta cuando menos peculiar. Los militares a cargo de la operación no estaban habilitados para recoger evidencias judiciales y en cualquier caso éstas fueron obtenidas sin autorización de las autoridades ecuatorianas. Semejante planteamiento encierra al menos dos trampas. Primero, resulta inverosímil que dichas pruebas hubiesen podido ser recolectadas con la aquiescencia de un gobierno entre cuyos miembros la guerrilla contaba con simpatizantes…».

A su vez, Fernando Londoño opina que el Ejército actuó conforme al Derecho Internacional Humanitario, artículo 3 del Protocolo de Ginebra y la Resolución 1368 del Consejo de Seguridad de la ONU y sostiene, al igual que Vallejo, que se trató de una acción de legítima defensa. Pero además de la mencionada sentencia, vemos leguleyadas como para ripley:

– La disparidad en la manera de juzgar a los políticos tradicionales, los parapolíticos, los farcpolíticos y el M19, como si existiera cierta simpatía a favor de las izquierdas y animadversiones contra las derechas.

– La aceptación de demandas millonarias contra el Estado que tarde o temprano llevarán a su quiebra, por ejemplo, las demandas de Teodora y del señor Borja por la decisión de los jueces sobre el caso Reyes.

– La forma de aceptar a unos testigos sí y a otros no.

– Cuando condenan a militares que salvaron la patria y sueltan o no investigan a los autores de ataques aleves. Y un largo etcétera de decisiones judiciales no comprensibles a los ojos de los ciudadanos de a pie. Al parecer, el derecho nacional a la paz, ni el bien común son primordiales.

Y ahora cuando uno de los magistrados considera públicamente que sus sentencias no se deben controvertir, veo la necesidad urgente de que todos y cada uno de los colombianos del común, opinemos con valor y haciendo un pequeño esfuerzo, rechacemos por teléfono o por escrito lo que no consideramos justo y equitativo. Inundemos los medios de comunicación con nuestras opiniones y hasta enviemos mensajes al Procurador (quejas@procuraduría.gov.co), a la misma CSJ y a las distintas Cortes pidiendo justicia igual para todos los colombianos. Aunque desde la misma justicia nos digan que no los critiquemos, pidamos claridad. Estamos en una democracia real y opinar no es un delito. Pidámosles que actúen por encima de los intereses personales.

«Ay de los que al mal llaman bien y al bien, mal «. Isaías, 5- 20

Por Enoris Restrepo de Martinez
El Colombiano, Medellin
9 de junio de 2011

Otros artículos en Acontecer Político

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed