Martes 17 de Octubre del 2017

La conspiración del nuevo orden mundial y Trump

Autor(a): Pedro Aja Castaño  | 

Fecha: 30/01/2017

Exclusivo para FCPPC
 

Donald John Trump presidente de los Estados Unidos - Foto: timedotcom.files.com

Prefiero la libertad llena de peligros que la paz con esclavitud. Jean Jacques Rousseau

"Estamos muy agradecidos con el Washington Post, el New York Times, Time Magazine y otras grandes publicaciones cuyos directores han asistido a nuestras reuniones y han respetado sus promesas de discreción durante casi 40 años… Nos habría sido imposible desarrollar nuestro plan para el mundo si hubiéramos sido sometidos a las luces de la publicidad durante esos años. Pero, el mundo es más sofisticado y preparado para marchar hacia un gobierno mundial. La soberanía supranacional de una elite intelectual y banqueros del mundo es seguramente preferible a la autodeterminación nacional practicada en los siglos pasados". David Rockefeller

"Durante más de un siglo los extremistas ideológicos en ambos extremos del espectro político se han apoderado de incidentes bien publicitados tales como mi encuentro con Castro para atacar a la familia Rockefeller por la excesiva influencia que ellos dicen que ejercemos sobre las instituciones políticas y económicas estadounidenses. Algunos incluso creen que somos parte de una camarilla secreta que trabaja en contra de los mejores intereses de Estados Unidos, caracterizándome con mi familia como “internacionalistas" y conspirando con otros en todo el mundo para construir una estructura política y económica global más integrada al mundo, si así lo quieres. Si esa es la acusación, me declaro culpable, y estoy orgulloso de ello.” David Rockefeller

“El CFR (Concejo de Relaciones Exteriores, rama fundamental del Nuevo Orden Mundial) es una parte central de la sociedad americana que fue originada en Inglaterra. El CFR, junto con el Movimiento de Unión Atlántica y el Concilio del Atlántico de los Estados Unidos, cree que las fronteras nacionales deben ser eliminadas y que un solo gobierno mundial debe ser establecido. Lo que los Trilaterales (referente a la Comisión Trilateral: Estados Unidos, Europa y Japón) realmente intentan es la creación de un poder económico de proporciones globales superior al poder político de cualquier nación o estado involucrado. Como líderes y creadores de este sistema, ellos gobernarán el mundo. Desde mi punto de vista, la Comisión Trilateral representa un esfuerzo coordinado por tomar el control y consolidar los cuatro centros del poder: político, monetario, intelectual y eclesiástico”.

Senador Barry Goldwater, “With No Apologies”, pags.128 y 284.

Llama la atención que un número especial de finales de 2016 de The Economist que tituló “The World in 2017 Planet Trump” despliega en la portada los siguientes Arcanos Mayores del Tarot: la torre, el juicio, el mundo, el ermitaño, la muerte, la rueda de la fortuna, la estrella. Desde luego que la intención del editor es enviar un mensaje de incertidumbre que necesita ser interpretado. Y ahí entran las pitonisas a jugar con la psiquis de las personas. Una de ellas, Jacquei Deevoy, en ‘News US’ lanzó el siguiente anzuelo: “Is The Economist Predicting The Destruction Of The New World Order With Its 2017 Trump Themed Tarot Card Cover?” (¿Está The Economist pronosticando la destrucción del Nuevo Orden Mundial con su carátula del tarot y el tema de Trump para el 2017?) Y se fajó su interpretación. Además, como si se hubieran puesto de acuerdo con el manejo apocalíptico del evento presidencial, El Tiempo desplegó en su edición de 01.22.17: “Los dueños del mundo están preocupados,” pues al reunirse en Davos, la élite política y económica mundial, uno de los ‘dueños,’ dijo: “Lo único claro es que nada está claro.” Pareciera entonces que nos quisieran llevar a la vieja trampa de que no sabemos discernir entre lo bueno y lo malo de una situación, si no somos especialistas, cuando existen evidencias claras de qué es lo que se proponen con el Nuevo Orden Mundial, como las citas de Rockefeller, Barry Goldwater y muchos otros. Es parte del pánico paralizador del pensamiento crítico que significaría tomar en serio la pregunta de la pitonisa.

Sin embargo, el verdadero meollo lo evaden los críticos de Trump. Un ejemplo inicial del NWO expuesto de manera clara y sin ambages por uno de sus actores lo presentaremos a continuación para ilustrar la definición de Wikipedia. La teoría conspirativa del llamado Nuevo Orden Mundial afirma la existencia de un plan diseñado con el fin de imponer un gobierno único – colectivista, burocrático y controlado por sectores elitistas y plutocráticos – a nivel mundial. En ese sentido, si a usted le hablan en lenguaje populista de un artículo docto publicado en la revista de prestigio, The Economist, hace casi 30 años en el que alguien predecía que algo apocalíptico estaría ocurriendo (presentación populista), hacia el 2018, usted se apresuraría a saber de qué se trata, y se imaginaría que el asunto tiene que ver con Trump porque es la moda que tratan de imponer sus enemigos. Pero no es así. El artículo que ilustra el espíritu y estilo del Nuevo Orden Mundial lo consigue en internet bajo el link: “Flash back 1988: “Get Ready For A World Currency by 2018? (¡Prepárese para una moneda mundial!

Título del artículo: Prepárese para el Fénix. Fuente: The Economist, (0) 09/01/88, vol. 306, pp9-10) Si pincha ‘Traduzca esta página’ le dará una buena versión.

El propósito del artículo, al que le hago comentarios en paréntesis de las partes pertinentes, no es discutir lo de una moneda mundial, sino de entender el contexto socioeconómico y político al que se enfrenta Trump, que nos afecta a todos, no como una teoría conspirativa, sino como un escenario factual. Y, siendo un testimonio fidedigno de lo que sucede, ‘Los dueños del mundo’ lo saben y se hacen los bobos, pues este artículo, escrito hace 30 años, Trump lo denunció en su campaña. Pero el establecimiento mundial mira para el otro lado.

¡Prepárese para una moneda mundial!

Título del artículo: Prepárese para el Fénix Fuente: The Economist, (0) 09/01/88, vol. 306, pp9-10

“En TREINTA años a partir de ahora (1988), los estadounidenses, japoneses, europeos, y la gente de muchos otros países ricos, y algunos relativamente pobres, probablemente tendrán que hacer sus compras con la misma moneda. Los precios no se fijarán en dólares, y en es o marcos, sino en, digamos, una nueva moneda, el Fénix. Este será el favorito de las empresas y los compradores, ya que será más conveniente que las monedas nacionales de hoy, que por entonces, les parecerá una problemática pintoresca de la economía en el siglo XX.

“A principios de1988, esta parecería una predicción descabellada. Las propuestas para una eventual unión monetaria proliferaron desde hace cinco o diez años, pero difícilmente pudieron prever los contratiempos de 1987. (Comentario 1. El 19 de octubre de 1987 se le llamó ‘el lunes negro’) Los gobiernos delas grandes economías trataron de acercarse un poco hacia un sistema de tipos de cambio más manejable–una premisa lógica previa, que podría parecer necesaria antes de una reforma monetaria radical. Debido a la falta de cooperación, en las políticas económicas subyacentes, éstas fallaron ostensiblemente provocando el alza en las tasas de interés que provocarían la caída de la bolsa de octubre. (Comentario 2Claramente se anuncia un ‘intervencionismo’ en la soberanía económica de las naciones. La pregunta es: ¿Quiénes estarían detrás de ese intervencionismo en ese momento y ahora? ¿Se parece eso al NWO?) Estos eventos han servido de escarmiento para los reformadores de las tasas de cambio. La caída del mercado les enseñó quela pretendida cooperación entre las políticas puede ser peor quenada, y que hasta que una verdadera cooperación sea factible, es decir, CUANDO LOS GOBIERNOSRENUNCIEN APARTE DE SU SOBERANÍA ECONÓMICA (Comentario 3.Amenaza y chantaje de frente, lo que demuestra la mente dictatorial de quien escribe.) fracasarán los nuevos intentos de nivelar las divisas. (Comentario 4. ¿Por qué está tan seguro el autor del fracaso? Ver “La Guerra de las divisas y los Rothschild”)

“Pero a pesar de todos los problemas que tienen los gobiernos para llegar a acuerdos y (más aún) para que esos acuerdos internacional es sobre la política macroeconómica se cumplan, hay creciente convicción de que las tasas de cambio no pueden ser dejadas a su arbitrio. Recordemos que el Acuerdo del Louvre y su antecesor, el Acuerdo del Plaza de septiembre de 1985, fueron medidas de emergencia para afrontar una crisis de inestabilidad monetaria. Entre 1983 y1985, el dólar subió un 34% frente a las monedas de los socios comerciales de Estados Unidos, y desde entonces ha caído un 42%.(Comentario 5. ¿Por qué se desprestigiaba al dólar? Para posicionar la idea de una nueva moneda cuyo desarrollo entraría en funcionamiento con el nombre de euro el16 de diciembre de 1995 en los mercados financieros mundiales y como una moneda de cuenta el 1 de enero de 1999, remplazando la antigua Unidad Monetaria Europea (ECU) en una proporción de 1:1. Y la idea de desprestigio persiste. Tras la cumbre del G20 de 2009, se anunciaron planes para implementar la creación de una nueva moneda global para remplazar el papel del dólar estadounidense como moneda de reserva mundial. El punto 19 del comunicado emitido por el G-20 al final de la Cumbre afirmaba: "Hemos acordado apoyar una asignación general de DEG que inyectará 250.000 millones de dólares en la economía mundial y aumentará la liquidez global". "Un papel moneda sintético emitido por el Fondo Monetario Internacional". Aquí está la prueba de que lo anunciado por The Economist hace 30 años). Estos cambios han sesgándola pauta de la ventaja comparativa internacional más drásticamente en cuatro años de lo que las fuerzas económicas subyacentes pudieran haber hecho en toda una generación. (Comentario 6. ¿Quién y cómo se define esa ‘estabilidad internacional’ en el 2017, por ejemplo?)

“Algo sucederá, casi con toda seguridad, en el curso de1988. (Comentario 7. ¿Por qué el escritor del artículo estaba tan seguro del fracaso? Porque los propietarios de The Economist son los Rothschild y ellos son los que tiran la línea en la guerra de las divisas. Ver: “La guerra de las divisas y los Rothschild.”The Economist Group is owned by the Cadbury, Rothschild, Schroder, Agnelli and other family interests as well as a number of staff and former staff shareholders. Wikipedia) Y no mucho después de que el acuerdo de divisas del día se firme sucederá lo mismo que con el anterior: va a colapsar. (Comentario 8. Profecía, chantaje o inducción del pánico económico) Los gobiernos están lejos de estar preparados para subordinar sus objetivos nacionales a la meta de lograr la estabilidad internacional. SERÁN NECESARIAS UNAS CUANTAS CRISIS DE LAS TASAS DE CAMBIO, UNOS CUANTOS HUNDIMIENTOS DE LA BOLSA, Y UNO O DOS HUNDIMIENTOS DE LA ECONOMÍA ANTES DE QUE LOS POLÍTICOS ADMITAN DE LLENO ESA ELECCIÓN: ENTREGAR LA SOBERANÍA ECONÓMICA. (Comentario 9. Volvamos a leer la primera cita de Rockefeller. Es decir, a estos señores con los que se enfrenta Trump les importa un pepino la gente. Pero enfrentárseles en un lenguaje que todos entiendan se llama ‘populismo.’)

“Esto deja ver a una confusa secuencia de emergencias, seguidas por un parche remendón, seguido de una emergencia permanente, que se extendería mucho más allá de2018 -excepto por dos cosas. Conforme pasa el tiempo, el daño causado por la inestabilidad monetaria que se va a aumentar, y las tendencias mismas que hacen crecer la inestabilidad harán más factible la utopía de la unión monetaria. (Comentario 10. Esta es la metodología diabólica, consciente, mediante la que se pretende someter al mundo. El dinero que se ‘pierde’ es el de la gente que va a parar a los bolsillos de los que manejan la crisis; así crean inestabilidad y van comprando naciones, como ocurrió con Grecia.)

La nueva economía mundial

“El mayor cambio en la economía mundial desde principios de 1970es que los flujos de dinero han sustituido a los intercambios de mercancías como la fuerza que impulsa a los tipos de cambio. Como resultado dela integración implacable delos mercados financieros del mundo, las diferencias en las políticas económicas nacionales puede alterarlas tasas de interés(o las expectativas detasas de interés en el futuro) sólo un poco; pero aun así son la causa de enormes transferencias de activos financieros de un país a otro. Estas transferencia sin undanel flujo delos ingresos del comercio en su efecto sobre la oferta y la demanda de las distintas monedas, y por lo tanto en su efecto sobre los tipos de cambio. Como la tecnología de las telecomunicaciones continúa avanzando, estas operaciones serán más baratas y más rápidas. SIN POLÍTICAS ECONÓMICAS COORDINADAS, LAS MONEDAS SE VOLVERÁNMÁS VOLÁTILES. (Comentario 10. La quiebra de los países para la justificación de una moneda mundial y un solo organismo de control.)

“Paralelamente a esta tendencia hay otra– la de la constante expansión de oportunidades para el comercio internacional. Esto también es el regalo del avance de la tecnología. La caída delos costos de transporte, le hará más fácil para los países amiles de kilómetros de distancia el competir en los mercados de los demás. (Comentario 11. La guerra económica globalizada) La ley del precio único (en la que un bien debería costar lo mismo en todas partes, una vez que los precios se convierten en una moneda única) paulatinamente se irá imponiendo. (Comentario 12: ¿Imponiendo para beneficio de quién?) Si los políticos lo permiten, las economías nacionales seguirán las tendencias de sus mercados financieros; es decir, cada día se abrirán más al mundo exterior. Esto se aplicará tanto ala mano de obra como a los bienes, en parte a través de la migración, pero también a la capacidad de la tecnología para escindir al trabajador/empleado del punto desde donde entrega su trabajo. Desde la India los operadores de computadores procesarán los cheques de pago de los neoyorquinos. (Comentario 13.Como puede usted ver la Unión Europea ha sido el primer experimento de una moneda supranacional para después aplicarlo en el resto del mundo. Pero los británicos se dieron cuenta que estaban perdiendo la soberanía y por eso se dio el Brexit. Con todo lo anterior Trump se dio cuenta de que si bien el ‘globalismo’ puede ser el resultado de una evolución social y tecnológica, también es un fenómeno políticamente canalizado para favorecer los designios de poder de determinado grupo. Esa es la razón de su nacionalismo y oposición a la comunidad política de Washington al servicio de esa élite ‘especial’ admitida por Rockefeller quien se otorga el derecho de gobernar el mundo. Eso es lo que están haciendo los tratados de libre comercio y Trump no lo quiere permitir porque, como lo ha dicho, es la estructura financiera de unos pocos la que se beneficia, no los otros componentes del sector real. Por eso es la oposición encarnizada contra Trump. Esa es la razón de su nacionalismo.)

“Con todos estos acontecimientos, las fronteras nacionales de la economía se irán disolviendo lentamente. (Comentario 13. “La estructura que debe desaparecer es la nación” Edmond de Rothschild, en declaraciones a la revista “Enterprise”). A medida que la tendencia continúa, el atractivo de una unión monetaria, por lo menos de los principales países industriales parecerá irresistible para todo el mundo excepto para los operadores de divisas (Comentario 14. Una función de la moneda en el mercado financiero) y los gobiernos. En la zona del Fénix, el ajuste económico a los cambios de precios se harían sin problemas y de forma automática, y no como lo sucede hoy en día entre las diferentes regiones dentro de las economías de gran tamaño. La ausencia de cualquier riesgo debido al cambio impulsará el comercio, la inversión y el empleo. (Comentario 15. Eso no fue lo que pasó en Europa con la introducción del Euro.)

(COMENTARIO 16. LA TIRANÍA MUNDIAL EXPUESTA CLARAMENTE POR THE ECONOMIST HACE 30 AÑOS Y EN LA QUE SE SIGUE TRABAJANDO.)

“LA ZONA DE FÉNIX IMPONDRÍA FUERTES RESTRICCIONES A LOS GOBIERNOS NACIONALES. No sucedería tal cosa como por ejemplo, una política monetaria nacional. La oferta mundial del Fénix, se fijará mediante un nuevo banco central, tal vez derivado del FMI. La tasa de inflación del mundo – y por lo tanto, dentro de márgenes estrechos, la de cada tasa de inflación nacional-estará a su cargo. Cada país podría utilizar los impuestos y el gasto público para compensar las caídas temporales de la demanda, pero tendría que pedir prestado en lugar de imprimir dinero para financiar su déficit presupuestario. Sin recurrir al impuesto inflacionario, los gobiernos y sus acreedores se verían obligados a evaluar sus préstamos y planes de crédito con más cuidado de lo que lo hacen en la actualidad. ESTO SIGNIFICA UNA GRAN PÉRDIDA DE SOBERANÍA ECONÓMICA, PERO LAS TENDENCIAS QUE HARÍAN QUE EL FÉNIX FUESE MÁS ATRACTIVOIRÍAN HACIENDO QUE LA IDEA DE LA SOBERANÍA ECONÓMICA SE VUELVA CADA VEZ MÁS DIFUSA. Incluso en un mundo de tipos de cambio más o menos flotantes, los distintos gobiernos han visto su independencia económica amenazada por un mundo exterior hostil.

“A medida que se acerca la siguiente centuria, las fuerzas naturales que están empujando el mundo hacia la integración económica le ofrecerán a los gobiernos una amplia elección. Se puede ir con la corriente, O CONSTRUIR BARRICADAS. La preparación del camino para el Fénix significará un menor número de supuestos acuerdos en materia de política dando lugar a acuerdos más realistas. Esto significará que se permitiría y promovería activamente que el sector privado utilizara una moneda internacional junto con los actuales fondos nacionales. Eso permitiría que la gente votara con sus billeteras para el traslado eventual a una unión monetaria completa. El fénix es probable que comience como un cóctel de las monedas nacionales, así como el Derecho Especial de Giro lo es hoy en día. Con el tiempo, sin embargo, su valor frente a las monedas nacionales dejará de importar, porque la gente lo elegirá por su comodidad y la estabilidad de su poder adquisitivo.

“La alternativa – el mantenimiento de la formulación de políticas de autonomía implicaría una nueva proliferación de controles realmente draconianos sobre el comercio y los flujos de capital. (Comentario 17 La tiranía explícita a la que se opone el mercado libre.) Este curso de acción ofrece a los gobiernos un tiempo espléndido. Se podría manejar los movimientos cambiarios, implementar la política monetaria y fiscal, sin inhibición, y hacer frente a las explosiones resultantes de la inflación de los precios y políticas de ingresos. Se trata de una perspectiva de crecimiento-paralizante. PÓNGALE OJO AL FÉNIX ALREDEDOR DEL 2018, Y DELE LA BIENVENIDA CUANDO LLEGUE.” Fin del artículo de The Economist.

Hemos presenciado cómo, de alguna forma, todas las naciones han ido perdiendo, por muchos motivos, su soberanía económica y política, convirtiéndose en dependientes de estructuras de poder supranacionales. Si a lo anterior agregamos las diferentes crisis internas en lo social, familiar, religioso, educativo, en la seguridad ciudadana, entenderíamos las palabras de David Rockefeller durante una cena de los embajadores de Naciones unidas el 14 de septiembre de 1994:”La actual ventana a la oportunidad para que quizá un orden mundial interdependiente y verdaderamente pacífico se construya, no estará abierta durante mucho tiempo. Estamos al borde de una transformación global. Todo lo que necesitamos es una gran crisis y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial."

Si miramos desprevenidamente el asunto y vemos que el capitalismo, como ideología triunfadora, tiene el arma más poderosa de conquista mediante el dinero para establecer instituciones de poder como la Reserva Federal, el Consejo de Relaciones Exteriores, la Comisión Trilateral, el Bilderberg Group y las mismas Naciones Unidas, el objetivo final de la creación de un Nuevo Orden Mundial para defender sus intereses, es un paso lógico. Pero como la entrada al ‘club’ viene dictada por el dinero, entonces la Mafia también tiene su asiento en la Asamblea, mediante delegados impolutos. No olvidemos que Richard Grasso, Presidente de la Bolsa de Valores de Nueva York se entrevistó con Raúl Reyes en el Caguán y lo invitó a invertir en Wall Street. Ni ignoremos que La Mafia fue utilizada para atentar contra Fidel Castro.

Por otra parte, en su discurso de posesión dijo Trump que borraría a ISIS de la faz de la tierra. Por ello nos dejó pensando Putin, quien en la discusión anual del Club Internacional Valdai, el 24 de octubre de 2014 habló sobre el Nuevo Orden Mundial y preguntó si había reglas o no. Y agregó: “El sistema de seguridad global y regional moderno está seriamente fragmentado y deformado. Desafortunadamente, no hay garantía de que el sistema existente de seguridad global y regional pueda protegernos pues está seriamente debilitado, destrozado y deformado. Las instituciones internacionales y regionales de cooperación política, económica y cultural atraviesan un período muy difícil. EL OESTE SE DISPARA EN SU PROPIO PIE PATROCINANDO MOVIMIENTOS EXTREMISTAS.”Alarma además que George Soros patrocine la inmigración europea de refugiados, creando los problemas conocidos. (Leer: Soros financia el asentamiento de los refugiados | La Gaceta ) Por otra parte, ¿Por qué cree usted que Putin y Trump se entienden? Sencillamente porque Putin sacó a Soros de Rusia con sus actividades encubiertas de filántropo como una amenaza para la seguridad de Rusia y está ahora probando que lo es también para los Estados Unidos, financiando marchas, con su estrategia de crear un ambiente para un ‘golpe de estado’ a la democracia por parte de la banda de los globalistas que aglutina derechistas, izquierdistas y mafiosos. Esa es la razón del nacionalismo de Trump. Su estilo será atacado por cierta prensa aliada de los globalistas.

Con el escenario anterior vemos que Trump se enfrenta con un cierto grupo de la élite mundial que opera en el área transparente de la respetabilidad institucional y en el área gris de lo que es legalmente permitido, pero no necesariamente ético. Un grupo con el poder legal para neutralizarlo o la ventaja discrecional para… sacarlo del juego, mediante un ‘impeachment’ o algo parecido. Frente a ese escenario quizá Trump no haya caído en cuenta que su ‘idealismo’ sin estilo, rompedor de esquemas, no sea garantía suficiente para llevar a cabo lo que quiere. Porque esa amenaza existe y se le crea mediáticamente la justificación de la inconformidad como parte de una oposición manipulada que refleja los intereses expuestos por The Economist hace 30 años.

Ante lo anterior, un plan globalista de dominio mundial se neutraliza con la aguda conciencia de un nacionalismo inteligente defensor de su soberanía política, económica, cultural, social. Los globalistas pueden ser miembros de la izquierda, la derecha, la mafia, o un grupo étnico, aliados secreta o abiertamente con gobiernos, grupos de influencia, incrustados en los diferentes organismos del estado a los que genéricamente se les ha llamado ‘el gobierno en la sombra’. Los camaradas ensayaron la revolución mundial que es una forma de globalismo; ahora los predadores son señores de buen hablar, finas maneras e influencia, sin limitaciones éticas. El día de la posesión de Trump la CNN se preguntaba qué pasaría si ese día asesinaban a Trump. Y armaron un gabinete de emergencia. ¿No es eso incitación a la violencia por parte de uno de los medios icónicos del mundo? ¿Es esa pregunta un riesgo para la seguridad nacional norteamericana? ¿Se entiende entonces que no es una cortina de humo, como lo presentan los ‘analistas’ del establecimiento mediático, que Trump se declare en guerra con los medios?

Las preguntas anteriores quedarán sin respuesta porque detrás están los llamados por El Tiempo ‘los dueños del mundo’. Y para dejar claro que lo de hace 30 años era lo que hoy se conoce como el Nuevo Orden Mundial y que los ‘dueños del mundo’ están preocupados, párele bolas al siguiente discurso pronunciado por Trump en West Palm Beach el 20 de octubre de 2016, que explica su inconveniencia política para el establecimiento y que por estos lares se desconoce.

"Este es nuestro momento de considerarnos como una sociedad y como una civilización en sí"; no es simplemente otra elección de cuatro años. Es una encrucijada en la historia de nuestra civilización que determinará si nosotros, como pueblo, podremos reclamar o no, el control sobre nuestro gobierno".

"Nuestro Día de la Independencia está a la mano, y llegará finalmente el 8 de noviembre", dijo Trump a los votantes, agregando:

"Nuestra gran civilización, aquí en América y en todo el mundo civilizado, ha llegado a un momento de recuento. Lo hemos visto en el Reino Unido, donde votaron para liberarse del gobierno global y el acuerdo de comercio global, y los acuerdos mundiales de inmigración que han destruido su soberanía y han destruido muchas de esas naciones. (Este es el escenario previsto hace 20 años, en el artículo analizado.)

“Pero la base central del poder político mundial está aquí en América, y es nuestro establecimiento político corrupto el mayor poder detrás de los esfuerzos por la globalización radical y la privación de derechos de los trabajadores. Sus recursos financieros y políticos son prácticamente ilimitados, sus recursos mediáticos son inigualables y, lo que es más importante, las profundidades de su inmoralidad son absolutamente ilimitadas.

Trump destacó la colusión, que ahora está bien documentada, entre los intereses especiales mundiales, los medios corporativos, y Hillary Clinton que defiende las políticas para “ceder la soberanía de EE.UU. con el fin de enriquecer estos poderes financieros globales, sus amigos de interés especial y sus donantes.” Trump criticó, lo que él describió como, “nuestra ilusión de democracia, "explicando cómo el proceso político norteamericano está controlado “por un pequeño puñado de intereses especiales mundiales que manejan el sistema."

En su discurso, Trump describe la corrupta "maquinaria de Clinton" que, en colaboración con los medios corporativos, busca entregar la soberanía estadounidense a un consorcio mundial de intereses especiales de élite, globales y corporativos, afirmó Trump. Y siguió:

"Seamos claros con una cosa. Los medios corporativos en nuestro país ya no están involucrados en el periodismo. Tienen un interés político especial no diferente al de cualquier grupo de presión o el de entidades financieras con una agenda política total, y la agenda no es para favorecerte a ti, sino a ellos.

“Y su agenda es elegir a la torcida Hillary Clinton a cualquier precio, sin importar cuántas vidas destruyan. Para ellos es una guerra, y para ellos no hay límites. Esta es una lucha por la supervivencia de nuestra nación, créanme. Y esta será nuestra última oportunidad para salvarla el 8 de noviembre, recuerden eso.”

Con lo anterior Donald Trump machacó un nervio muy sensible en la campaña de Clinton y sus partidarios globalistas que han sacado todas sus baterías para aniquilarlo. Y él es plenamente consciente de esto. Pero por aquí estamos pensando en el color del pelo, los labios, el estilo. Es parte del lavado de cerebro de la élite, de la cortina de humo para evadir el meollo del asunto.

 

Otros artículos en

Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido