Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 19 de Septiembre del 2018

La justicia según Gabriel Silva

Publicado en:

Revista Semana  | 

Autor(a): Juan Manuel Acevedo  |

Fecha: 22/09/2014

 

La percepción de la justicia en Colombia no es la que nos han querido vender unos pocos sino la que en efecto se corresponde de manera genuina con la trágica realidad.

Dijo Gabriel Silva en una de sus más recientes columnas de El Tiempo que “hay una campaña soterrada, con objetivos concretos, para que el Poder Judicial pierda su legitimidad (…) La justicia es el cordero pascual de intereses oscuros”, aseguró en su artículo.

Silva enumera algunas razones para explicar por qué la justicia colombiana ha tenido más cosas buenas que malas en los últimos años, reduciendo el asunto de la mala imagen del sector judicial a una percepción de momento y nada más.

En otras palabras, para el exministro y columnista lo que hay es un gran complot contra el aparto judicial en Colombia que distorsiona la apreciación ciudadana.

Pero créame doctor Silva: el hecho de que en la última medición de la Gallup Poll, la justicia aparezca con un 79 % de desfavorabilidad (diez puntos más que el Congreso y un punto más que los partidos políticos), no es el resultado de una convincente gavilla que ha recorrido Colombia tratando de hablar mal de la justicia en cada esquina.

No. La rama judicial se ha desprestigiado sola a lo largo de las últimas décadas y fue incapaz de imponer una barrera para no dejarse permear por la corrupción y la politiquería. Las manzanas podridas contaminaron rápidamente el lote completo y hoy, sobre todo en las altas cortes, los buenos tristemente son la excepción.

Menciona Silva como ejemplo de probidad a la Corte Constitucional. Querido exministro: ni siquiera ese tribunal, que era para muchos el último bastión, se ha salvado de las malas prácticas. A él han llegado magistrados nefastos, seguramente algunos conocidos suyos, que están avanzando en el intento de tomarse el que era –era, en pasado– un órgano íntegramente honorable.

Por otro lado la Fiscalía, que Silva destaca como la mayor innovación del sistema de derecho nacional, va de mal en peor. Las investigaciones de los magnicidios no avanzan y la salida que han encontrado los últimos fiscales al calificar delitos de lesa humanidad a todos aquellos crímenes que no han podido resolver, no es más que un paraguas chimbo para no reconocer que la verdad judicial jamás llega en este país y que la impunidad, en cambio, galopa sin cesar. ¿Sabrá el doctor Silva, que según el último estudio del World Justice Project, en Colombia un asesino tiene menos de 5 % de probabilidades de resultar condenado y un corrupto tiene tan solo alrededor del 3 % de probabilidades de ser siquiera investigado?

Definitivamente no. La percepción de la justicia en Colombia no es la que nos han querido vender unos pocos sino la que en efecto se corresponde de manera genuina con la trágica realidad. Su mala imagen es bien ganada y lo peor es que los últimos intentos que están surgiendo dizque para reformar las cosas apuntan en la dirección equivocada, porque ni corrigen el desbalance de poderes ni resuelven las inquietudes del ciudadano común y corriente.

El gobierno, el Congreso y los magistrados amañados con el statu quo dentro del que Gabriel Silva parece también sentirse cómodo, están desoyendo a los colombianos y están alimentando el descreimiento nacional frente a sus instituciones.

La opinión pública no se subestima, doctor Gabriel. Se oye, se interpreta y se tiene en cuenta a la hora de promover los cambios que de verdad se necesitan y no los que les sirven a unos pocos para que todo siga, en esencia, igual. Ese es el problema de la justicia en Colombia y de tantas cosas más. Nuestros dirigentes perdieron el polo a tierra y sólo piensan en el país político y no en el país nacional.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed