Jueves 23 de Noviembre del 2017

La lectura de la semana
 

Carlos Emilio Gaviria Díaz - Foto: eluniversal.com.co

"La paz los inmuniza; los libera de que puedan ser tildados de ladrones".

Recurso legítimo para cumplir el compromiso de enviar el escrito semanal -por lo menos potable, por lo menos digerible- a los lectores de KienyKe, es hacer la reseña de alguna de las lecturas de la semana. “Queda uno regio” con los lectores (para usar el sonoro modismo bogotano) y evade los temas de la coyuntura, tan mortificantemente comprometedores.

El texto español que traigo tiene ventajas adicionales: las conductas que describe son muy semejantes a las de Juan Manuel Santos y sus ministros, esos nuevos “buenos izquierdistas”, para quienes todo es permisible, aceptable, plausible, menos, eso sí, “fallarle al compromiso con la paz”(o, en últimas, con las Farc). “La paz” los inmuniza; los libera de que puedan ser tildados de ladrones o que los contratos con sus mujeres o novios sean interpretados como ilegítimos, etcétera. Ser “políticamente correcto” es como una absolución anticipada para los santistas, como una marca en la frente que los hace intocables.

La lectura que recomiendo es “Así criminaliza la izquierda a quien no comparte sus ideas”. El subtítulo es aún mejor: “Superioridad moral, buenismo y criminalización de adversarios políticos forman parte de la particular genética de la izquierda española” (la colombiana tampoco se salva, anotaría yo). Lo firma Juanma Del Álamo. Lo publicó libremercado.co….

“Nada más rentable que la superioridad moral de la izquierda”, comienza diciendo. “Ha sabido venderse como bastión de las causas nobles y justas, bastión de la generosidad y el amor, de todo lo bueno, en definitiva. De ahí se deduce que todo lo que haga la izquierda está bien. Por lo altruista de sus propósitos”. Carlos Gaviria, el fallecido maestro e ícono de la izquierda criolla, viene necesariamente a cuento. Yo creo que el Juanma de este artículo, Juanma Del Álamo, nunca se imaginaría que por ahí en el mundo, en la lejana Colombia, alguien, el candidato presidencial de la izquierda, Carlos Gaviria, hubiese sido capaz de concretar esa idea tan sanguinaria, cruda y cruelmente, como lo hizo Gaviria: “una cosa es matar para enriquecerse y otra es matar para que la gente viva mejor” (que sí, don Juanma, el presidenciable colombiano lo dijo, sí… Véalo y oígalo).

Sigamos con don Juanma, el español: “Y ese juego de buenos y malos les ha ahorrado muchos esfuerzos a la hora de tener que argumentar o de tener que defender cualquier gestión con datos reales. Cuando eres el bien, todo lo que hagas queda justificado porque tu finalidad es buena”. Trae aquí Juanma una frase estupenda pronunciada por el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón (y vean cómo el mundo sí es de veras un pañuelo: el Garzón este, tiene mucho que ver con Colombia. Es el jefe político directo de Enrique Santiago. ¿Les suena? ¡Hombre, claro que sí les suena! Enrique Santiago es el abogado de las Farc, el que escribió El Leviatán, el monstruo jurídico aquel al que me referí hace ocho días.

Garzón, el jefe político del abogado de las Farc, escribió: “Una persona que roba, una persona que extorsiona, que utiliza los fondos públicos para beneficio privado no puede ser de izquierdas. Un delincuente no puede ser de izquierdas”. Les ayudo a interpretar: un ministro de Santos, de Maduro, de la Kirchner o de Lula, no puede robar porque es de izquierdas. Puede parecer que roba, pero no roba. Más aún, si llegare a robar, es porque es un infiltrado, un traidor, no es un santista o kirchnerista. El Minminas, por ejemplo, Tomás González: sale porque Dios no nos quiere mandar lluvias; nunca porque contrató con la presidencia (es decir con el Juanma de aquí) asesorías babosas e inútiles por casi seis mil millones, a través de su mujer.

En fin. El artículo es ilustrativo y sabroso. No se amilanen por lo españolísimas de sus situaciones, porque con un leve esfuerzo imaginativo, cada frase termina siéndole aplicable a los izquierdistas criollos. Vean esta para las Farc, por ejemplo: “Sea usted de izquierdas y no un criminal cualquiera. A cambio no se le pide nada. Simplemente, sea usted mejor, sea mejor que los demás”.

Otros artículos en

Nota Editorial

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido