Photo Uribe
Logo Small

Viernes 17 de Agosto del 2018

La paradoja de la democracia

Publicado en:

El Espectador  | 

Autor(a): Luis Carlos Vélez  |

Fecha: 10/03/2014

 

Este lunes en Colombia nos levantamos con los resultados de las elecciones legislativas mas importantes de los últimos años.

Los elegidos este fin de semana serán los encargados de sacar adelante las reformas que se necesiten en caso de que se concrete un acuerdo de paz. Los cambios seguramente no serán pocos, ya que tal y como ocurrió en vísperas de la constitución de 91, el ambiente una vez se cierre el proceso será uno de cambio. Uno que nos llevará a hacer ajustes a nuestros modelos económicos y sociales. No es una tarea menor y sus protagonistas son de gran calado.

Incluso, este senado tiene más representación política que la propia lucha a la Presidencia de la república. Entre las cabezas de lista de los partidos se ubicaron algunos de los nombres más fuertes de la escena en nuestra nación. Definitivamente una nómina parcialmente de lujo conformada por Alvaro Uribe, Horacio Serpa, Rodrígo Lara, Jorge Robledo y los hermanos Galán.

Sin embargo, la enorme abstención y la gran popularidad del voto en blanco nos deja claro que algo malo está pasando con la política colombiana. El ciudadano urbano de a pie siente gran apatía frente a los comicios, incluso se trata de un fenómeno que se hace evidente en los resultados de audiencia de los noticieros de Colombia, que cuando informan sobre política ven  como su audiencia cambia de canal.

Hay un rechazo casi total, según la más reciente encuesta de Gallup en el país 70% de la población repele a la clase política. Un resultado bastante preocupante teniendo en cuenta la cantidad de dinero que se destina en la elección y manutención  de nuestros representantes y al mismo tiempo la gran tarea que tienen en frente.

Entonces, ¿si la gente no quiere a los políticos, ni tampoco está interesada en elegirlos, de qué nos quejamos?.

Se trata sin embargo, de un fenómeno global. En el planeta el descontento con la democracia y sus representantes es gigantesco. Según la revista The Economist, la presencia de autócratas, gobernantes que aprendieron el juego de las elecciones para perpetuarse en el poder o sobrevivir mediante testaferros, los políticos con cantos de sirena que vendieron un modelo y terminaron estableciendo otro que infle sus egos, y la facilidad con que el pueblo vota irresponsablemente tras vender su sufragio o sin hacer la tarea, tiene a la democracia contra las cuerdas y a muchos pensando si en realidad este es el mejor modelo.

Miremos el caso de China. Un modelo manejado por el partido comunista, criticado por su manera de controlar a la opinión pública y por establecer una serie de normas que restringen la libre expresión y el desarrollo de la personalidad. Según un estudio de la escuela de gobierno de la Universidad de Harvard, mientras que EE.UU. en su mejor momento solo logró doblar el tamaño de su economía en un espacio de 30 años, en China se viene duplicando cada diez.

Y que tal este dato de percepción. Según el centro PEW, 85% de los chinos está de acuerdo con la dirección en la que va su nación, mientras que tan solo el 31% de los estadounidenses ve con buenos ojos el camino por el que va su país.

Así las cosas el mal es de muchos y este fin de semana en Colombia fuímos testigos de esto. Frente a unas elecciones legislativas de gran significado, gran apatía, escándalos de corrupción y la aplicación de las malas mañas de siempre.

Ya conocemos el problema. Entonces como nación debemos actuar. Es mejor elegir bien que luego tener que salir a la calle a marchar para pedir la salida del mandatario. Si no pregúntele a los venezolanos. Tenemos entonces una tarea que hacer en las presidenciales y eventualmente en las atípicas que se presentarán en Bogotá si se confirma la sanción al alcalde Petro.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed