Photo Uribe
Logo Small

Lunes 21 de Mayo del 2018

La paz no se construye sobre injusticias

Publicado en:

El Diario del Otún  | 

Autor(a): Oscar Alberto Díaz García  |

Fecha: 13/03/2014

 

La manera como Santos planea imponer la paz por decreto, o tal vez con un referendo, tiene dolencias graves. Su propuesta, que desconocemos, pero vamos vislumbrando a gotas, se comienza a tornar día a día en evidente y peligrosa, pues las Fuerzas Militares y en particular el Ejército, como institución destinada a proteger la soberanía del Estado, salen tan maltrechos, que las consecuencias pueden ser funestas. Santos desde su llegada al ministerio de Defensa en el gobierno de Uribe, se dio a la tarea de buscar la presidencia a sabiendas de que su pensamiento político por si solo no servía para optar al poder; menos si pretendía esbozarlo a lo largo de una campaña, que para su suerte en realidad no hubo. La gente votó por él porque tocaba; esta vez es distinto.

Han pasado cuatro años durante los cuales a pesar de la opinión de los grandes medios y de la insistencia del gobierno en hacer creer lo contrario, la seguridad se ha deteriorado. Los éxitos relativos de las tropas de élite en operaciones conjuntas contrastan con los resultados de todas las demás, es decir las desarrolladas por unidades menores. La persecución judicial a la cual se ven abocados los comandantes y sus soldados, que siempre son investigados pues es obvio que si hay combate debe haber muertos, es funesta. Y la justicia desconociendo, tanto el fuero militar como la manera de operar del uniformado, tiene hoy en cárcel a cada soldado que en cumplimiento de su deber constitucional usa las armas de la República. Me refiero a los que las usan legalmente, en operaciones limpias, que no a quienes erróneamente cometen los mal llamado falsos positivos.

La paz, señores congresistas, señores jueces y fiscales, señor Santos, no se puede construir sobre la injusticia.

Permitir que los bandidos se reincorporen a la vida normal, sin reconocer sus delitos y sin pagar cárcel por ello, es ya de entrada un exabrupto; pero si toca, hasta eso se puede aceptar en aras de la paz; que así sea. Pero si además de tamaño despropósito se suma el hecho de encarcelar por miles a quienes siempre han estado defendiendo el remedo de democracia que tenemos, es además de miserable, una bellaquería. ¿Qué creen que pasará después? Si llega a prosperar la siniestra teoría de la corte constitucional que sostiene el principio de “distinción” el cual plantea que el conflicto en Colombia es entre los militares y los guerrilleros, y que ante eso el estado es tan solo un árbitro, convirtiendo al militar en un autor del conflicto en iguales términos que el subversivo, hasta ahí llegamos. Y si abandonarlos en su misión es ya de por sí una cobardía, ensañarse en ellos desde los estrados de las togas politizadas ideológicamente, resulta abominable.

Peor si le sumamos un poder ejecutivo pusilánime y mañoso que engaña al mejor servidor, al más fiel y leal, que amordazado por la Carta Magna, perdió el derecho a expresarse porque le castraron la conciencia. El fuero militar inexistente, dado que sigue en el limbo, solo sirve para exigirle al uniformado que lo de todo en silencio, hasta su vida, pero le niega los más elementales derechos. Entre tanto, los bandidos gobernarán y harán las leyes; y tomarían también para si las armas de la República. Menos mal llegan nuevos congresistas del centro democrático y conservadores a impedirlo. No pudo el sistema en las elecciones últimas esquilmar más curules, de milagro. La paz se puede conseguir, más no sobre el cadáver de la justicia.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed