Photo Uribe
Logo Small

Sábado 22 de Septiembre del 2018

LÍDERES Y DROGAS EN SU LABERINTO Y LA DESTRUCCIÓN DE LAS INTELIGENCIAS Y LA RIQUEZA NACIONAL

Autor(a): Pedro Aja Castaño  | 

Fecha: 22/09/2014

Exclusivo para FCPPC
 

La droga es el producto ideal. La mercancía definitiva. No hace falta literatura para vender. El cliente se arrastrará por una alcantarilla para suplicar que le vendan. El comerciante de droga no vende su producto al consumidor, vende el consumidor a su producto. No mejora ni simplifica su mercancía. Degrada y simplifica al cliente.

William Burroughs

En su edición del 10 de septiembre de 2014 trae El Tiempo en primera plana el título: “Estados deben controlar los mercados de marihuana y coca: líderes.” En este caso el articulista se refiere a los expresidentes César Gaviria Trujillo (Colombia), Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Jorge Sampaio (Portugal), Ruth Dreifuss (Suiza ), Ernesto Zedillo (México) el exsecretario de las Naciones Unidas Kofi Annan, entre muchos otros. No se menciona por ningún lado a algún científico de fama mundial en temas de adicciones. La cosa sigue siendo policiva aunque todos hablan de problema de salud pública en el ‘nuevo enfoque’. ¿Qué dicen los líderes?

Dicen que “esun tema que no deja de ser polémico por sus alcances y consecuencias” pero no especifican cuáles. “Si seguimos los principios pragmáticos de reducción de daños, a largo plazo, los mercados de drogas deberán estar regulados de manera responsable por las autoridades de gobierno. Sin la regulación, control yaplicación de las leyes, el tráfico de drogas permanecerá en manos de criminales organizados”, se lee en el documento. Entiendo entonces que eldaño se refiere al mercado y su tráfico. La penalización, que es el dolor de cabeza del negocio actual, pasaría delos capos, jíbaros, dueños de barrio o esquinas, a los médicos, dueños de farmacia, adolescentes que puedan falsificar fórmulas para obtener la ‘medicina, y por ende a los padres de familia, a los falsos enfermos, etc., y finalmente al Estado cuando las EPS se niegan a darles el tratamiento requerido los adictos, a pesar de las leyes que lo mandan; es decir, otro tipo de delincuencia o de víctimas.

Entienden además los líderes, como ‘salud pública,’ “una  regulación que tenga una serie de parámetrosmédicos que deben aplicar quienes consuman y los lugares en los que se permita la comercialización.” Más bien diría, que dentro del amplio concepto de salud pública, que en parte viene determinado por el número de afectados, deberíamos concentrarnos en la salud mental, que esun derecho, y que se define como “un estado dinámico que se expresa en la vida cotidiana a través del comportamiento y la interacción de manera tal que permite a los sujetos individuales y colectivos desplegar sus recursos emocionales, cognitivos y mentales para transitar por la vida cotidiana, para trabajar, para establecer relaciones significativas y para contribuir a la comunidad.” El desvío de este objetivo debe alertarnos para empezar a mirar a tiempo, si hay un riesgo psicosocial, y su relación con el uso de drogas para la rehabilitación correspondiente.

Por otra parte, lo quelos ‘líderes’ no han considerado es que estudios recientes señalan que el consumo demarihuana disminuye el coeficiente intelectual causando daños duraderos en la inteligencia que afectarían la atención y la memoria deuna persona si comienza a consumirse antes de los 18 años, según un nuevo estudio publicado en la revista "Proceedings of the National Academy of Sciences."

Los expertos señalan que el coeficiente intelectual está relacionado con una mayor educación e ingresos, una mejor salud y una vida más larga, por lo que "alguien que pierde 8 puntos de CI de adolescente puede estar en desventaja, en comparación con sus compañeros de la misma edad ",dijo Meier en el estudio.

El psicólogo Laurence Steinberg de la Universidad de Temple (EE.UU.), no vinculado al estudio, destacó que se trata de uno de los primeros estudios que ha logrado distinguir los problemas cognitivos de aquellos que aparentemente causa la droga.

Steinberg señala además que este estudio subraya la "vulnerabilidad" de la adolescencia y demuestra lo que ya ha sido detectado en animales pero que ha sido difícil hacerlo en humanos.

Cuando cumplieron los 38 años, todos los participantes en un estudio de seguimiento, se sometieron a pruebas psicológicas para probar su memoria, la rapidez mental, el razonamiento y la atención visual; los expertos encontraron que los resultados fueron peores entre aquellos, de adolescentes, utilizaron marihuana de forma habitual.

Por otra parte, una reciente línea de investigación en economía y psicología plantea la hipótesis de que las diferencias en la inteligencia promedio nacional, representada por los ‘tests’ de inteligencia, son importantes impulsores de los resultados económicos nacionales, estableciéndose una relación entre Coeficiente de Inteligencia Nacional y la productividad, identificándose también la relación psicológica entre el CI y la paciencia que implica mayores tasas de ahorro, mayor calidad institucional, pudiéndose predecir que la inteligencia promueve un mayor comportamiento pro-social en los bienes públicos. Los países con un CI promedio alto tienen mayor capacidad de ahorro.

Tenemos entonces que si se ha probado una relación científica entre el Coeficiente de Inteligencia Nacional y la riqueza de las naciones, la paciencia e inteligencia, para resolver problemas, persistir en la consecución de objetivos, ¿será que la baja del CI se relacionaría con la tendencia a resolverlos violentamente? Y si es así ¿qué seriedad tiene la propuesta de legalizar la droga que aumentaría el consumo que incidiría en la destrucción de la inteligencia, la convivencia y la riqueza nacional?

Ahora bien, con las tesis anteriores entonces sorprende de manera vergonzante que Colombia con un CI Nacional de 84 en un ranking de 100 que es con el que se está midiendo a los países, es decir, por debajo de los más desarrollados, haya sido capaz de desarrollar la multinacional de la cocaína y poner patas arribas al mundo. ¿Será que existe un CI criminal, que no hay que desperdiciar, si esque en Europa y Wall Street se está pensando en la contabilidad que incluiría en el PIB de las naciones lo producido por el crimen? Una pregunta provocadora. Afortunadamente elcreador nos dio otras inteligencias que son las que rechazan el falso éxito del crimen.

Tenemos entonces que la aseveración de que los 'Estados deben controlar mercados de marihuana y coca' es una muestra de audacia verbal, pero de poca inteligencia emocional. También está científicamente probado que las cualidades personales son dos veces más importantes que los conocimientos técnicos, para alcanzar y mantener posiciones que impliquen el manejo del poder. En la Habana está enfrentada la inteligencia de Fouché dividida en dos bandos y revestida de manipulación mediática de parte y parte. Nosotros nos defendemos con una inteligencia para la que se necesita una vida honesta, y es la inteligencia intrapsíquica, la comunicación con la fuente del bien en cada persona, que nos da la fuerza de convicción sobre la irrenunciable diferencia entre el bien y el mal que se resiste a la manipulación mediática.

Entonces la conciencia de bien nos dice que la justicia no puede ser un monigote; que las drogas están mal; que la mentira política no puede ser llamada estrategia; que los bandidos son bandidos; que cada perdón tiene su escenario personal para abrazar al asesino de mi amor, antes de ‘ser capaz de’; y que la TV rara vez le hace propaganda a los principios éticos desinteresados.

Nos dice también la inteligencia del sentido común, que forjaría a un país con integridad pública, que la mayor parte de la felicidad puede explicarse, aparte del temperamento individual, por seis factores: un buen matrimonio, relaciones sociales agradables, buen empleo, salud, la práctica libre de creencias religiosas y la calidad del gobierno. Falta en lalista anterior la riqueza. Sin embargo, los psicólogos nos dicen que los que conceden gran importancia a la consecución de la riqueza tiendena sufrir, por encima de la media, de infelicidad y decepción.

En vista del escenario anterior hacemos la siguiente pregunta: ¿Puede la legalización de la droga contribuir a la integridad pública de un país? Si la respuesta es no, ¿por qué se la tolera?

Otros artículos en Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed