Photo Uribe
Logo Small

Domingo 18 de Agosto del 2019

Lo duro que viene

Publicado en:

El Colombiano  | 

Autor(a): Alberto Velásquez Martínez  |

Fecha: 18/05/2016

 

Mesa de negociaciones en La Habana - Foto: agenciadenoticias.unal.edu.co

Las Farc van ganando la partida en la mesa de La Habana. Doblegan al Estado colombiano y cosechan más conquistas de las que calculaban. Conversando de tú a tú con un gobierno contradictorio y oscilante, lo enredan y someten. Se encontraron con una guaca –el Acuerdo Especial— la que nunca pudieron sacar de lo profundo de las selvas, sus viejos escenarios de combate… Han demostrado en La Habana la habilidad de sus curtidos negociadores, situados muy por encima de la ingenuidad de su contraparte.

Esta sagacidad de los delegados de la insurgencia –que va quedando clara en esta torre de babel jurídica en que se ha constituido el blindaje constitucional al proceso habanero–, protocolizaría la ganada facultad de las Farc para constituirse en mesa permanente de negociación de los grandes conflictos colombianos. Que representen al país, dada su sagacidad y poder de convicción de sus delegados en el proceso habanero, en los escenarios internacionales para la defensa de los intereses nacionales. Sustituirían a los burócratas que en la salvaguardia de los derechos colombianos, siempre salen doblegados por falta de preparación y perspicacia.

La Farc van a hacer la paz con Santos, mientras este renueva la guerra contra Uribe. Lo ofende en su vida familiar y personal. Pone en duda la legitimidad de su segundo gobierno al cual sirvió Santos como acucioso ordenanza en calidad de ministro de Defensa. Las Farc deben frotarse las manos viendo crujir el establecimiento.

Caído prematuramente el telón de la comedia cubana, que se va volviendo drama, dudamos que la sociedad colombiana tenga conciencia plena de las duras e ineludibles obligaciones que se vienen. Ojalá Santos, –quien habla con altanería para la galería nacional y se aculilla cuando se le ronca desde las playas habaneras–, tenga el valor de comunicarle al país cuáles son las exigencias económicas –en mayores tributos y más deuda externa e interna— que se adquirirán cuando comience el postconflicto. Que haga por fin un ejercicio didáctico, una pedagogía precisa sobre las responsabilidades en que han comprometido a la sociedad colombiana.

Pero no solo en lo económico las obligaciones son serias, sino que las huellas de la violencia podrían ser irrestañables, si no se cumple con rigurosa reparación a las víctimas, ni se borra la sombra de la impunidad. John Alderdice, figura clave en el proceso de paz de Irlanda del Norte, expresó en la revista Semana que “una sociedad no entra en un postconflicto con una sensación calurosa de felicidad, sino con ansiedad… En mi país, apenas se firmaron los acuerdos la gente se radicalizó… La violencia deja memorias terribles que una firma de paz no puede borrar… Negociar el acuerdo de paz fue difícil, pero lo realmente duro será implementarlo…”.

Y más, opinamos, digerirlo en un país como Colombia, radicalizado y cada día más atizado por una guerra verbal crispada.

Un posconflicto, como lo sostiene Alderdice, “desde lo emocional se parece a un acordeón. Se infla y se desinfla, se desinfla e infla”. Ojalá en Colombia no se desinfle prematuramente.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed