Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 17 de Enero del 2018

MIXTURA ENTRE EL NEOLIBERALISMO Y EL MARXISMO

Autor(a): Ariel Peña González  | 

Fecha: 19/09/2014

Exclusivo para FCPPC

Los seguidores del engendro castrochavista en Colombia y en los demás países de la región, por su ceguera desconocen que ha habido mezcolanzas entre el neoliberalismo y el marxismo, sin embargo el primero sigue siendo el caballito de batalla para sus monsergas neocomunistas y el segundo es la pasión desenfrenada u obsesión  burocrática que de acuerdo a esos dogmas los llevarán a dominar a los pueblos de esta parte del mundo, y así parezca un despropósito en la realidad tanto neoliberalismo como marxismo se han juntado defendiendo intereses económicos y políticos bastantes mezquinos.

En Latinoamérica miembros de la llamada izquierda, especialmente los que pertenecen al comunismo totalitario, se desgañitan y meten alaridos por el neoliberalismo, pero hipócritamente  ignoran, que el Partido Comunista Chino, cuya doctrina es la marxista fue gestor junto a las grandes transnacionales de esa corriente económica hace cerca de 36 años, precisamente cuando  montaron en el país Asiático, un contubernio para superexplotar a los trabajadores y repartirse la plusvalía que generaban los asalariados, esto lo realizo el capital financiero  internacional a través de sus corporaciones, porque al sur del rio grande les fracaso el “plan básico” que buscaba en los países de la región mano de obra calificada y barata, a principios de los años setenta del siglo pasado, principalmente por las conmociones políticas y sociales que vivía Latinoamérica.

Por eso las cuitas que le atribuyen al neoliberalismo, también las deben de buscar en el marxismo, cuyos dogmas burocráticos, enseñan  a sus correligionarios, a conquistar y defender el poder político a cualquier precio, sin importar para nada los sufrimientos de las masas, de ahí que Partido Comunista Chino, posterior a la muerte de Mao Zedong en 1976, en medio de la crisis social, económica  y política, y frente a la guerra por la sucesión del “gran timonel” viendo que el sistema político era inviable por  el fracaso del comunismo, acudieron  a la economía de mercado, para seguir manejando el poder político en manos de la camarilla marxista, con  un capitalismo salvaje de esclavitud asalariada, promovido por Den Xiaoping, con su frase “no importa que el gato sea blanco o negro, lo importante es que  cace ratones” que significa ni más ni menos que lo  fundamental, era conservar la burocracia estatal en China para el partido comunista.

La actitud del gobierno Chino, trajo graves consecuencias para la humanidad, ya que se implementó la flexibilización laboral, con un esquema   que en muchos países pobres, no les permiten condiciones dignas a los trabajadores, como sucedió en Daca, Capital de Bangladesh, en donde murieron en abril de 2013, 1.127 obreros y resultaron  heridos 2.437, al derrumbarse una fábrica de ropa ubicada en el edificio Rana Plaza, que le confeccionaba a las principales marcas mundiales, también dentro de las desgracias que trae el marxismo como padre del neoliberalismo por obra y gracia del gobierno  chino, están las que a ese país  lo han convertido en el principal contaminador del planeta por los gases de efecto invernadero, lo que pone en peligro la vida en la tierra, evidenciándose que el marxismo ha sido la peor maldición que le ha ocurrido al género humano, mírésele por donde se le mire, pues hay que recordar también que es responsable de más de 150 millones  de asesinatos en el último siglo, con sus “maestros”  Pol Pot, Lenin, Stalin, Mao, kimilSung y Fidel Castro, entre otros.

El termino neoliberalismo se empezó a utilizar desde la década de los treinta del siglo pasado, por  Alexander Rustow, y se entendía como la libre empresa en un estado fuerte e imparcial, posteriormente en la década de los sesenta fue Milton Freideman con los “chicagos boys” mediante su política monetarista a quien se la atribuyo ser el impulsor del neoliberalismo, que buscaba fortalecer la masa monetaria para crear demanda agregada y recomendaba la reducción de los gastos del Estado como la mejor manera de incrementar esa demanda.

Sin embargo la aplicación práctica del  neoliberalismo que fortaleció los capitales especulativos, convirtiéndolos en una especie de  casino, mediante la globalización de la economía, se dio bajo la responsabilidad del Partido Comunista Chino que se alió con el capitalismo financiero, buscando básicamente no perder en  los años setenta el poder político, por las condiciones de miseria que arrastraba esa nación y que aún persisten en una buena parte, demostrándose que el comunismo totalitario es fiel a las enseñanzas del sátrapa de Lenin  quien decía “salvo el poder todo es ilusión”  sin importar la cantidad de crímenes que cometan las bandas comunistas, de la misma manera Antonio Gramsci, marxista Italiano muerto en 1937, el cual es muy seguido en Latinoamérica por los miembros del bodrio del socialismo del siglo XXI también  hacía apología de la irracionalidad y el hegemonismo, exaltando algunas enseñanzas perversas de Maquiavelo, buscando convertir  a la población en un rebaño que enajenado obedezca ciegamente a la elite marxista.

Así que ningún comunista totalitario debe abrir la boca para referirse al neoliberalismo, porque sería como hablar de la soga en casa del ahorcado, ya que el Partido Comunista Chino, fue  el  gran propiciador, por eso cuando los cabecillas de las Farc desde La Habana, atacan al  neoliberalismo, les debería dar  vergüenza hablar del tema, sabiendo que indudablemente su marxismo  también  engendro al neoliberalismo.

Otros artículos en

Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido