Photo Uribe
Logo Small

Viernes 21 de Septiembre del 2018

Nos creen pendejos II

Publicado en:

El Tiempo  | 

Autor(a): Mauricio Vargas  |

Fecha: 30/03/2015

 

Foto: nuevodiario.co

Fin a la separación de poderes: al Congreso con mermelada se sumarían unas cortes asustadas.

No me gustan las segundas partes a una columna, pero los hechos me obligan a incurrir en la continuación de la que, bajo el título de ‘Nos creen pendejos’, escribí hace cinco domingos, pues ha surgido nueva evidencia para afirmar que en el Gobierno nos siguen considerando tarados.

La primera prueba es la alocución del presidente Juan Manuel Santos el martes, en la que anunció medidas para enfrentar la crisis del aparato judicial, que ha dejado en evidencia que las roscas, el clientelismo y la compraventa de fallos se han tomado a las altas cortes.

Digo que nos creen pendejos porque el Presidente no hizo más que plantear las medidas que, a mediados del año pasado, propuso el entonces ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez: la eliminación de las funciones electorales de las cortes, el cierre de la ‘puerta giratoria’ que permite a un magistrado pasar de una corte a otra como resultado del intercambio de favores de su rosca, la creación de un tribunal especial de aforados que procese a los magistrados sin necesidad de pasar por la comisión de acusaciones, la reglamentación de la tutela –con límites de tiempo– y el examen de Estado para los juristas.

¿Por qué son buenas ahora y no lo eran tanto el año pasado, cuando el Presidente sacó a Gómez Méndez del Ministerio y engavetó varias de ellas? Como lo sugirió el debate de estos días en La W, la oposición del fiscal general, Eduardo Montealegre, al Ministro fue clave en ello. Una alta fuente del Gobierno me dijo esta semana que, aunque a Santos le gustaban las iniciativas de Gómez, prefirió no enfrentarse al Fiscal, que no solo es su aliado en las negociaciones de La Habana –algo que se sale de sus funciones–, sino que despierta miedo: un fiscal general molesto con el Gobierno puede, si tiene instintos vengativos, hacerle mucho daño al Ejecutivo.

Entonces, que no nos venga el Gobierno con que esas reformas son la panacea, porque si en vez de sacar a Gómez Méndez del gabinete le hubieran hecho caso y hubieran impulsado todas y no solo unas, no se habrían perdido estos meses con una reforma sin dientes como la que avanza en el Congreso.

Otra prueba de que nos creen tarugos: el Gobierno anuncia que incluirá varias de las propuestas en esta reforma que cumplió primera vuelta en el Congreso –pasó por comisiones y plenarias de ambas cámaras– y que deberá repetir el mismo proceso por tratarse de un cambio constitucional. ¡A ver! ¿Es que acaso no hay un solo constitucionalista en el alto Gobierno? Abunda la jurisprudencia que prohíbe que un tema que no haya sido aprobado –o al menos discutido– en la primera vuelta sea incluido en el texto durante la segunda. De modo que muchas de esas soluciones no proceden por esa vía.

Conclusión: no son más que fuegos artificiales para tratar de salvarles el pellejo a los magistrados de la Constitucional –que corrieron, en el colmo de la falta de majestad judicial, a pedirle una mano al Gobierno–, para que la crisis se detenga con la salida del indigno Jorge Pretelt, como si este personaje fuera el único de los altos heliotropos del Poder Judicial –dentro y fuera de las cortes– culpable de estos pecados.

Y el remate: el Presidente plantea que los magistrados del nuevo tribunal de aforados –que ese sí avanzó en la primera vuelta, aunque sin las características propuestas ahora– sean designados por él, a dedo. De modo que el Gobierno aprovecha la crisis de la Justicia no para enfrentarla y resolverla, sino para nombrar un tribunal de bolsillo que decida qué magistrado debe ser juzgado y cuál no. Con ello, ¿qué magistrado votará un fallo en contra del Gobierno? Es el fin de la separación de poderes: a la ‘mermelada’ repartida entre congresistas se sumarían unas cortes asustadas y dóciles. No nos crean tan pendejos.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed