Viernes 24 de Noviembre del 2017

Otra grave derrota jurídica

Publicado en:

El Nuevo Siglo  | 

Autor(a): Ernesto Rodríguez Medina  |

Fecha: 19/03/2016

 

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua - Foto: hispantv.com

Nuestra cancillería ha vuelto a demostrar su incompetencia diplomática y jurídica en los diferendos que tiene con Nicaragua. Una vez más la Corte Internacional de La Haya ha fallado en contra de nuestras aspiraciones, intereses y derechos y una vez más nuestra reacción ha sido desconocer la autoridad jurisdiccional del alto tribunal y advertir que no volverá a comparecer en la causa que se desarrolla. Se contentará con mandar un oficio a manera de contrademanda y, por ahora, de calificar de insidiosa y enemiga nuestra al organismo.

Lo grave para nosotros es que, en las últimas horas, la Corte se ha declarado competente para estudiar las peticiones del país centroamericano en las que le solicitan declarar a nuestra nación responsable de no haber acatado el fallo del año 2012 y, además, por haber amenazado con el uso de la fuerza. Como si fuera poco, el alto organismo se ha declarado competente para conocer de las pretensiones del país centroamericano relativas a que se le reconozca una extensión considerable de su plataforma continental, más allá de las doscientas millas tradicionales.

Hemos escrito aquí que el error garrafal de Colombia fue haber subestimado las amenazas que desde hace años venía haciendo Nicaragua de demandarnos y siempre hemos criticado que no nos preparamos adecuadamente y seguimos improvisando. Hemos carecido de una estrategia que garantizara nuestra defensa y los nicaragüenses, por el contrario, han conformado un formidable equipo de juristas y agentes diplomáticos, que llevan lustros dedicados a su misión.

Como si fuera poco, nos retiramos del Pacto de Bogotá e interpretamos equívocamente los alcances de ese retiro y, de contera, como no firmamos la Convención del Mar, no advertimos a la Corte que no formamos parte de la Convención del Mar y que en consecuencia no nos obliga su normatividad para los efectos de la plataforma continental.

El pasado siglo proyectó a Colombia como fiel y respetuosa de los tratados internacionales y de sus compromisos foráneos. Hoy, a comienzos del XXI, bajo los gobiernos de Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos, nos estamos distinguiendo por nuestros desacatos y desencuentros con un tribunal de los quilates del de La Haya. Para ese tipo de confrontación no bastan los apoyos patrioteros.

Lo absurdo de toda esta comedia de equivocaciones es no haber realizado negociaciones directas desde un comienzo. Esto le hubiera permitido a Colombia proponer fórmulas de explotación conjunta de los inmensos recursos que existen en el área en disputa. Esta posibilidad sigue latente pero es claro que Nicaragua tratará de que el Consejo de Seguridad obligue a Colombia catar el fallo y, en ese momento, nos encontraremos en el peor de los mundos.

Adenda
Es bueno recordar que en materia de derecho internacional no es recomendable el acatamiento selectivo de los organismos multilaterales. ¿Qué pensarán en el Consejo de Seguridad sobre este desacato colombiano de conveniencia?

Otros artículos en

Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Jaime Espinosa

19/03/2016 9:24 PM

Lo peor de todo es que como dicen por ahí: nos cogieron con los calzones abajo. Nuestro más fuerte aliado, los EEUU fue pateado por éste gobierno de la peor forma. No nos importó él esfuerzo y la inmensa ayuda que nos brindaron, éste gobierno les quitó el permiso de operación en las bases militares y lo peor corrió a rejuntarse con los enemigos que USA tenían en la region. Destruyo todo el esfuerzo realizado con la profesionalización del ejército, de la policia ni se diga. Ahora se habla de ella como una red de prostitucion o el anillo, sin poder dejar de lado la corrupción como la presentada en el Bronx por la W Radio. Las Farc el expresidente Samper y Unasur ya nos mostraron para que lado tiran cuando el problema fronterizo creado por Venezuela. ¿Estamos dejando desmoronar nuestro país?

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido