Photo Uribe
Logo Small

Viernes 19 de Octubre del 2018

Otro conejo

Publicado en:

El Colombiano  | 

Autor(a): Rafael Nieto Loaiza  |

Fecha: 15/11/2015

 

Foto: yezidarteta.wordpress.com

Prometió que la última palabra sobre los acuerdos con las Farc la tendrían los ciudadanos. Fue con esa base, y con mucha “mermelada” para corromper políticos y ciudadanos y acusando a sus críticos de “enemigos de la paz”, que ganó su reelección. Pero ahora también nos hará conejo.

Tenía las opciones del referendo y de la constituyente. La constituyente la descartó por tres razones: la primera, porque cree que es una caja de Pandora y que aunque la Constitución del 91 reconoce la posibilidad de hacer asamblea “constitucionales”, es decir, con temario limitado, después de instituida la asamblea se proclame constituyente, como la del 91, y no haya quien la ataje. La segunda, porque teme que sus aliados no ganen y que sus críticos obtengan una mayoría y, en consecuencia, cuestionen, condicionen y modifiquen los acuerdos que se alcancen con las Farc. Por último, que esa constituyente le abra la puerta a la reelección de Uribe, la peor pesadilla de Santos.

Y se bajó del referendo porque este exige el 25 % del censo electoral y Santos sabe que no lo alcanzaría y porque la jurisprudencia de la Corte Constitucional ha definido que se debe preguntar por separado cada asunto que suponga una reforma a la Carta Política. Como ocurre que todas las encuestas muestran que no hay apoyo popular a al menos dos aspectos cruciales de la bajada de pantalones frente a las Farc, Santos lo llamó un “suicidio”. En efecto, los ciudadanos se niegan a que la guerrilla no pague con cárcel por sus crímenes atroces y a que participe en política sin restricciones. En la última encuesta de Gallup, de este mes, el 81 % de los ciudadanos desaprueba esas posibilidades. De manera que el Gobierno decidió que no puede preguntar separadamente sobre cada uno de los temas cruciales.

Para ello se escurrió del referendo y saltó al plebiscito, que permite hacer una única pregunta sobre políticas públicas. Pero ahí también Santos se negó a jugar con las reglas previas y ya establecidas. Como la ley exige un umbral del 50 % para los plebiscitos, ya anunció que se bajará al 13 %, míseros 4.4 millones de votos. Y como establece que el Congreso haga control previo dentro del mes siguiente al anuncio presidencial de convocatoria y que una mayoría simple podría negarla, la cambiarán para que solo se pueda rechazar por mayoría absoluta. Y como hoy el plebiscito solo tiene efectos políticos, pretenden hacerlo “vinculante”, jurídicamente obligatorio. Es decir, lo vuelven un referendo, saltándose las reglas del mismo y evitando las preguntas individualizadas.

Como en el caso del “congresito”, donde emasculan al parlamento y quieren establecer que solo una mayoría absoluta pueda negar los proyectos del Gobierno, aquí se pretende imponer la voluntad de unos pocos y hacer imposible la voz de quienes tienen críticas a algunos de los acuerdos con las Farc.

Es cobardía, miedo puro a que la gente rechace lo que unos pocos pactan a escondidas del país. Pero es también una violación más a la Constitución y un ataque rastrero a la democracia. Si es tan bueno eso que firman en La Habana, ¿cuál es el temor a que los ciudadanos se pronuncien sobre lo que pactan?

Para conseguir lo que quieren, ellos que tienen la verdad revelada y que saben bien lo que le conviene al pueblo ignorante, no tienen reparo en trastocar las instituciones y manosear groseramente el orden jurídico para conseguir sus objetivos. A la rama legislativa la castran con una “comisión legislativa especial”, a la judicial le montan en paralelo el tribunal para “la paz”, al Ejecutivo le expiden una ley habilitante para que haga lo que le venga en gana. Y todo eso con cambio de las reglas de juego y perversión de la democracia, de manera que sean las minorías las que se impongan.

Sin embargo, señor Santos, no sobra que recuerde que “para la firmeza y sostenibilidad de los acuerdos” es indispensable una aprobación popular verdaderamente mayoritaria. Sin ella, repito, los acuerdos no valdrán ni el papel en que están escritos.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed