Sábado 18 de Noviembre del 2017

París: La religión verdadera vs. la vida verdadera

Autor(a): Pedro Aja Castaño  | 

Fecha: 30/11/2015

Exclusivo para FCPPC
 

Foto: colby.edu

El siglo 21 será espiritual o no será. André Malraux

En una entrevista de 1955 decía Malraux: "la civilización moderna, la del siglo de las máquinas, intenta racionalizar los problemas morales, sustituyendo con un fantasma las profundas ideas del hombre, elaboradas por las religiones. Y como la ciencia no tiene por objeto al hombre, sino al cosmos, nos encontramos ante la más terrible amenaza que ha podido conocer la humanidad" concluyendo la entrevista con la frase citada: "la tarea del próximo siglo será la de volver a poner los dioses en su sitio. El siglo 21 será espiritual o no será." Tendremos entonces que salir a educar a los ‘dioses’ del ‘perdón’ como Benedetti, a los de la ‘chequera’, a los de la geopolítica que, a veces, dicen verdades a medias, porque el siglo 21 es un desastre. Para hacerlo tendremos que romper los paradigmas con los que hemos interpretado el pasado para vislumbrar un nuevo presente.

Los ‘dioses’ tienen cada cual su ‘religión’ que definiría como un conjunto organizado de creencias, sistemas culturales, políticos, militares, administrativos o sociales, con una cosmovisión que pretende llevar a la humanidad o a un país, a un tipo de existencia terrenal o trascendente. Es decir, una religión es un ‘vehículo’ para llegar a un ‘objetivo.’ El problema surge cuando al vehículo se le agrega la condición de ‘verdadero’ porque al relacionarlo con la verdad entonces verificamos si lo que se dice, piensa, o hace es coherente o adecuado con la naturaleza de esa otra realidad u objetivo, llamada vida verdadera. Y el problema se agrava cuando se le achaca al ‘vehículo’ (la religión) los errores del chofer (los usuarios). Si atropello a alguien, YO voy a la cárcel, no el carro; los brutos cogerían a patadas al carro; es decir, destruyen iglesias. Si a esa conducta se le llama fanatismo, fundamentalismo, o terrorismo, no soluciona un carajo, pues se trata de un error de pensamiento que confunde la NATURALEZA de las causas y los efectos, similar a los muchos que cometemos a diario, siendo la diferencia el RESULTADO; así, el ‘error’ de una masacre, comienza con el ‘error’ no corregido o tolerado del primer asesinato justificado, que se ve como ‘normal’ en el raciocinio social o individual. En este escrito pretendo llamar la atención sobre la ‘intervención’ de un agente del conflicto mundial o doméstico que generalmente se le tiene como mito: la operación de Satanás, que ayuda a torcerle el pescuezo a la lógica. Ejemplo: Los yihadistas acusan a occidente de ser el Gran Satán, pero no sabrían explicar por qué el SATANÁS REAL ataca tanto a musulmanes como a occidentales.

Lo que planteo en el título es que la religión verdadera (el instrumento) debería llevar a la vida verdadera (el resultado.) En una vida verdadera no hay terrorismo, corrupción, pedofilia, desigualdades, etc., por lo que el hombre, que es el instrumento, que inventa los sistemas, creencias, conjuntos, es igual al resultado: el hombre mismo que conocemos. ¿Entonces? Nadie puede dar de lo que no tiene. Y si el hombre es el ‘dios’ del siglo 21 y no hay más dioses ¿a quién vamos a recurrir para que nos arregle el bonche? Al hombre mismo, conociéndolo en profundidad y tomando decisiones de transformación y superación lo cual no sucede; de ahí que Malraux se quejara trágicamente.
¿Con una verdad incompleta, falsificada, manipulada, de lo que somos y podemos como seres humanos, HIJOS DE DIOS, acudiremos entoncesa la iglesia del cristianismo y subdivisiones con 33% de adherentes de la población mundial? ¿O al islam con sus peloteras y el ejército probable del 21%? ¿Al club de ricos ateos acomodados, agnósticos, humanistas seculares, teístas no religiosos con el 16%? ¿O será el ‘salvador’ el misterioso y bien rankeado hinduismo con sus magos, taumaturgos, gurúes que suman el 14%? ¿Nos convencerán los grupos indígenas, africanos y autóctonos con yahé, mambeo, tabaco y otras hierbas y su 6%? ¿Vendrán los sabios chinos con la barrera natural del idioma, su 6% y la nueva religión del capitalismo comunitario y militar? ¿O nos iluminará el noble budismo con sus ocho nobles verdades para mirarnos el ombligo; el sijismo, con sus hermosos turbantes y símbolos; el judaísmo con su misteriosa kabalah y los satanistas de todos los pelambres armados como subversivos del sistema, o las miles de organizaciones de la religiosidad alternativa que aportarían su 4% a solucionar el enredo de la nostalgia de lo eterno que es en realidad de lo que se trata este lío? “Nos hiciste, Señor, para ti, y nuestro corazón está inquieto, hasta que descanse en ti.» San Agustín.

¿Qué sembramos o esperamos como miembros de alguna de esas religiones o grupos? Buscar convertir, revolucionar, llevar al mundo interior, manipular, hacer milagros, reformar, ensayar una nueva religiosidad, erigir a Satanás como señor, ignorar todo lo anterior y portar la indiferencia como carta de presentación ‘humanista’. ¿Qué nos dejan entonces como reflexión los frutos de esas pretensiones que son el caos del mundo actual?

Con increíble sabiduría los griegos redujeron el origen de todas estas cosas a una guerra entre los héroes nacidos en la tierra y los ‘dioses’ o ‘ángeles’ venidos del cielo que en algún momento dejaron su dignidad, se mezclaron con las hermosas hijas de los hombresy nos enseñaron cosas buenas y malas, según Enoc;lo que engendraría una lucha permanente por el mal uso del conocimiento hasta “Que todos los hijos de los hombres se vuelvan justos, todos los pueblos me veneren, bendigan, y me adoren… (Dice el Señor) Entonces la paz y la verdad estarán unidas todos los días del mundo por todas las generaciones.” (Libro de Enoc, Cap. XI, Versículos 21, 23). Desafortunadamente, Enoc desapareció “porque se lo llevó Dios” (Gen. 5.24) guardándose el secreto de las razones reales de la desobediencia de Adán que serían: La unión ‘inconveniente’ de los ángeles con las hijas de los hombres; es decir, un experimento genético arriesgado (Cap. Vi); que resultaron en el nacimiento y fechorías de los gigantes (Cap. VII). Lo que los ángeles malos enseñaron a los hombres (ciencia y conocimientos ocultos; hoy en día equivalentes a una tecnología perversa y secreta) (Cap. VIII) simbólicamente llamado en La Biblia el árbol del conocimiento del bien y del mal. Así las cosas, viene la intervención de los ángeles buenos (Cap. IX) que es la expulsión del paraíso. Al dejar esa condición o estado, de alguna manera creamos la sensación y experiencia de la separación de Dios que se transmite a nuestra relación con los demás. El Capítulo final, el 107, narra “La predicción de los crímenes de las generaciones futuras hasta el advenimiento de los tiempos mesiánicos, y testimonia: “Yo he visto escrito sobre ellas (tablillas del cielo que pueden ser leídas por los ‘ángeles’) que una generación será más criminal que la otra hasta que se levante una generación de justicia, cuando el crimen sea destruido, y el pecado desaparecerá de la faz de la tierra, para que todo bien venga sobre ella.” Esta predicción ocurría antes de los tiempos de Noé, pero pareciera ser cíclica, por lo que dicha esperanza se renueva en cada generación humana, con diferentes explicaciones.

En el escenario de incredulidad del siglo 20, reveló el secretario del Papa Juan XXIII que él y el Papa tuvieron un encuentro con un extraterrestre en Castelgandolfo.(Leer: “El encuentro del Papa con un extraterrestre.”)Loris Capovilla dijo: "SU SANTIDAD REGRESÓ Y ME DIJO: ‘LOS HIJOS DE DIOS ESTÁN EN TODAS PARTES; ALGUNAS VECES TENEMOS DIFICULTAD EN RECONOCER A NUESTROS PROPIOS HERMANOS."De mi parte, alguna vez hablando con el Mamo Jacinto Zarabata de la Sierra Nevada de Santa Marta le pregunté lo que pensaba sobre los OVNIS. Me respondió: “Son la policía del universo.”

Hay cientos de registros sobre el ‘aviso o señal’ similar al que recibió el Papa como se diría en lenguaje bíblico. ¿Somos o no somos hijos de Dios? La religión verdadera debería mostrarnos el camino para actuar hasta llegar a reconocernos como SANTOS, así como el Papa lo reconoció en el HERMANO EXTRATERRESTRE. ¿Será que este planeta está en cuarentena mientras se lleva a cabo el proceso de sanación, que consistiría en que cada uno de nosotros pudiera demostrar y vivir en un camino hacia el bien en sus múltiples manifestaciones?

Tenemos entonces que todas las religiones se consideran verdaderas, pero no son capaces de llevar al hombre a la vida verdadera porque no saben explicar el origen del mal, la enfermedad, ni cómo funciona, lo que impide que ‘todos los hijos de los hombres se vuelvan justos’ para que haya paz. ¿Por qué los hombres se tienen que volver justos? Porque es un requisito para recuperar su naturaleza. ¿Cuál es esa? Veamos.

El Génesis nos dice que Dios creó al hombre a ‘su imagen y semejanza’ (Gen, 1: 26-27) y los teólogos entran a explicar lo que se refiere al alma (lo que anima, la vida) y el espíritu. Pero como el hombre muere se ha interpretado que el espíritu es lo que lo trasciende y del que tomaremos consciencia en el más allá. Sin embargo, en El Libro de Jaser, (referencias a ese libro se encuentran en Josué 10: 13; 2 Samuel, 1:18 y hoy se puede conseguir) tan antiguo como el de Enoc, se aclara que Adán fue creado “a imagen de su propia ETERNIDAD’ (la de Dios, Cap. 1: 12) Es decir, el HOMBRE EN SU ESENCIA ES ETERNO, pero cometió un error y perdió su alianza con Dios.

Los libros de Enoc y Jaser se consideran ‘apócrifos’ cuyo significado popular se asimila a falso; pero la etimología nos dice que viene del griego ‘apo’ = lejos y krpytein = ocultar, es decir, que hacen parte de un saber oculto. Blavatsky, la fundadora de la Sociedad Teosófica, decía que esos libros hacían parte del saber especializado de sociedades esotéricas que revelaban la PROBABLE extinción de la quinta raza raíz, la nuestra, y el saber sobre la desaparición de razas anteriores que debía mantenerse en secreto, teoría basada en la desaparición de la Atlántida, al parecer por problemas similares a los que vivimos hoy.

En la tradición perenne que subyace en todas las religiones y grupos se concluye que el propósito de la vida en la tierra es la unión con la vida superior del Espíritu en la que se experimenta el conocimiento infuso de la realidad, la vivencia imperecedera de la belleza, la comunidad con Dios y la FUERZA CONTROLADA Y CONSTRUCTIVA DEL AMOR. Ese es el Reino. Así en cada acto, pensamiento, sentimiento de cada uno de nosotros se reflejaría, de manera indiscutible, la verdad universal del bien. Esa es la verdadera paz; posibilidad que se destruye con cualquier guerra, conflicto, engaño político o personal.Pero no tenemos la CERTEZA para hacer lo adecuado porque el CONOCIMIENTO con el que contamos SOBRE LA VERDADERA NATURALEZA DEL HOMBRE Y CÓMO SE LE MANIPULA se debate en la nebulosa de las teorías espirituales con poca comprobación, lo que no nos permite avanzar. Pretendo dar un pasito en la comprensión del mal reflejado en la política, no para recomendar procedimientos policivos o estratégicos, sino para abrir la mente a un esfuerzo científico muy descuidado, pues como decía Malraux el mayor esfuerzo de la ciencia está dirigido al cosmos, y no al hombre interior en donde estaría la solución. Lo anterior significa que la ciencia empírica tendría que incorporar en su paradigma el testimonio y razonamiento de la teología y otras experiencias llamadas espirituales.

Un preámbulo para este viaje sería el dedicarle tiempo de investigación y reflexión a los esfuerzos para comprobar con la ciencia empírica lo que se afirma desde el dominio de la fe y desde esas conclusiones echar una nueva mirada a los relatos bíblicos, oficiales y gnósticos. En la Biblioteca de Autores Cristianos se pueden consultar los textos en el libro “Cristología Gnóstica” de Antonio Orbe S.I. y “Los Evangelios Apócrifos” de Aurelio De Santos.

Por otra parte, en YouTube se pueden estudiar “Conferencia Entre la Ciencia y la Fe” – Completa del Dr. Ricardo Castañón que explora y comprueba científicamente la veracidad de los MILAGROS EUCARÍSTICOS Y FENÓMENOS MÍSTICOS en diversas partes del mundo; “Conferencia los ángeles buenos y malos” del Padre Carlos Spahn, que ilustra cómo opera el demonio; la película testimonio de Catalina Rivas “El Gran Milagro” sobre lo que realmente ocurre en la misa. El lector interesado podrá encontrar, a partir de este primer paso, otras fuentes serias sobre el tema.

De esos documentos resumo la premisa de trabajo. No somos descendientes del mono; somos creación directa de Dios en una condición de ‘recuperación’ mediante decisiones libres. Jesús, de cuya existencia y acciones reales existe el testimonio histórico, cuenta ahora con uno de los muchos testimonio de la ciencia positivista mediante el análisis de los milagros eucarísticos. La existencia de Satanás cuyo testimonio histórico se conoce través de su encuentro con Jesús en el desierto, se prueba con la comprobación y estudio científico de las posesiones demoníacas. La inmortalidad del hombre se establece en el libro del cardiólogo ateo Pim Van Lommel, “Consciencia más allá de la vida” con testimonios de pacientes declarados clínicamente muertos, sin actividad cerebral, que dan cuenta de eventos que observaron estando ‘muertos’; y en el “Experimento Delpasse” de James Bedford y Walt Kensington podemos analizar la experiencia de enfermos terminales entrenados para comunicarse después de muertos para activar un aparato de televisión desde el más allá con el manejo consciente del espíritu.Además,el poder del espíritu sobre la materia se verifica en los incontables experimentos de laboratorio con “El experimento de la intención” de Lynne MacTaggart.

Ahora bien, el cambio de paradigma que propongo es que la actual guerra contra el terrorismo es, además, de una confrontación entre el bien y el mal, en el plano físico, que cada grupo interpreta a su favor, lo es en el plano espiritual que instiga a los dos grupos. Pero como no creemos en eso, no hacemos el esfuerzo correcto.

Con los elementos anteriores hay que tener en cuenta TRES factores claves de la guerra espiritual que afrontamos: La posesión demoníaca consciente y consentida;la posesión invasiva para la que se requiere un exorcismo y la DEMONIZACIÓN DE LAS PERSONAS QUE PRUEBAN LA MALIGNA INFLUENCIA INCONSCIENTE SOBRE LAS DECISIONES. Un estudio de esta situación se desarrolla en “Manual de Guerra Espiritual” del Dr. Ed. Murphy. El objetivo demoníaco fundamental de la guerra espiritual es uno: desviar, engañar esclavizar mediante el embrutecimiento, la confusión LA LIBRE CAPACIDAD DE DECISIÓN para explotar espiritualmente y finalmente destruir la civilización cristiana frustrando así la oportunidad de salvación de las almas encarnadas. Por eso se escogió Francia, en un momento la hija mimada de la Iglesia, y se tiene en la mira a Roma.

EL ESFUERZO CORRECTO.

1) En el estudio de la posesión demoníaca invasiva aprendemos que el poder del sacerdote controla al demonio y libera al paciente porque conoce el origen del despliegue paranormal y lo neutraliza. ¿Qué clase de poder es ese? ¿Por qué es efectivo? Al tenerse certeza de la causa del mal, se pueden desplegar las habilidades espirituales que lo neutralizan en el plano personal y social. Se ha comprobado científicamente que la fuerza de la intención espiritual masiva según el experimento de meditación Trascendental de Maharishi en Washington bajó el nivel de criminalidad.

2) Sería bueno entonces que el Presidente Santos y sus colaboradores ESTUDIARAN EN PROFUNDIDAD LA SIGUIENTE NOTICIA en relación con el postconflicto.

3) Washington crime study shows 23.3% drop in violent crime due to meditating group. Washington crime study research findings: A two-month national demonstration project conducted in Washington, D.C., showed how a coherence-creating group of TM-Sidhascan reduce crime and social stress and improve the effectiveness of government.

4) Traducción. Un estudio dela delincuencia en Washingtonmuestra una caída de23.3% de los delitos violentosdebido a un grupo de meditación.

Hallazgos del estudio de investigación sobre el crimen en Washington. Unproyecto de demostraciónnacionalde dos mesesllevado a caboen Washington demostrócómo ungrupo de creación de coherencia con meditadores de Meditación Trascendental puedereducir el crimeny el estréssocial y mejorar laeficacia del gobierno.

5) Con el estudio de los milagros eucarísticos y lo que significan para nuestro paradigma de la REALIDAD al comprobar que el ESPÍRITU DE DIOS obra fuera del tiempo y el espacio se refuerza el poder de la fe para actuar en la VOLUNTAD DE DIOS, no la humana.

6) Si los dictadores malvados, irreductibles y engañadores o sus AGENTES se deben combatir política y militarmente, el CONOCIMIENTO de que pueden ser satanistas conscientes y camuflados o INDIVIDUOS DEMONIZADOS, nos harían ver que el protocolo de negociación con esos personajes NO PUEDE SER INGENUO y debe estar espiritualmente BLINDADO y alerta.

7) Con lo anterior podremos entender que el yihadismo, all igual que todas las guerras y formas de violencia, son un incontrolable fenómeno de demonización colectiva al igual que las Farc, paramilitares, ELN, Bacrim, mafia, narcotráfico, corrupción, pornografía, etc.

8) PRUEBA DE LO ANTERIOR. En la Navidad de 1914 de la Primera Guerra Mundial los alemanes empezaron a cantar desde su lado de las trincheras Noche de Paz. Los ingleses contestaron con villancicos. Se gritaron saludos de navidad, pasaron después a intercambiar regalos, cigarrillos, hasta hubo fútbol, etc. La tregua se propagó a muchas áreas y duró varios días. Pudo haber sido el final de la guerra. Pero los altos mandos de ambos lados no lo permitieron. Juzgue usted quién estaba detrás de Noche de Paz y quién detrás de la reanudación de la guerra. En Luz y Sombras en el Laberinto, en el Capítulo 11 vemos el testimonio de los pastores de Cali quienes en los meses sucesivos a una noche de vigilia con 27.000 creyentes enfocada contra los dominadores malignos de la ciudad, vieron derrumbarse al Cartel de Cali. Sencillamente llevaron a la práctica Efesios 6:12-14 ¿Es o no nuestra guerra con el terrorismo y el crimen organizado, además de física, espiritual?

¿De dónde deriva el terrorista yihadista su poder? De la pasión antinatural con la que difunde su energía destructora con gritos,amenazas y su suicida compromiso con la muerte garantizado con una explosión real. ¿De dónde salió la efectividad, la fuerza, la precisión para lograr el objetivo? Del espíritu obligado, sometido, por el mal. ¿Cómo se llegó a ese punto?En su libro “Jefe Atta” (Uno de los terroristas que estrelló el avión contra las Torres Gemelas) Pilar Burbano describe el procedimiento del lavado de cerebro, una técnica de demonización consciente:

1. Tener miedo es no tener fe en Alá. No pasa nada que él no quiera. Lo controla todo. En definitiva se trata de someter el instinto de conservación.
2. Ser ‘mártir’ shahid es un honor que se gana después de mucha exigencia. Aquí se le manipula con la aprobación social del grupo.
3. Se les dicen historias en las que se mezclan reverencia hacia la tradición y rebeldía frente al sistema. El occidente es el maligno que quiere destruir el Islam.
4. Se les entrena para el sacrificio.
5. Se neutraliza el escrúpulo de conciencia: el guerrero santo ha sido predestinado por Alá. Ni tú lo buscas, ni yo te convenzo; Alá lo quiere y Alá te elige; está escrito, no te rebeles; lo que ha de ocurrir ha de ocurrir, sin que puedas evitarlo. Cuando el shahid cierra los ojos, los abre en el cielo en donde lo esperan mujeres engalanadas. El heroísmo y el riesgo se vuelven adicciones sagradas.
6. El recurso para afianzar al ‘mártir’ en su decisión hasta llevar a cabo la operación se refuerza con reflexiones sobre la autoestima, el valor de la palabra empeñada, el servicio a la causa del islam, el respeto que un héroe o mártir tenían asegurado dentro de la organización de Al Qaeda y en el universo de los verdaderos musulmanes. O, por el contrario, el deshonor, la vergüenza, la ‘muerte civil’ y el asco que inspiraban los desertores.

Frente a todo lo anterior un musulmán u occidental normal e instruido inmediatamente discierne el gran sofisma. Por lo que, cuando se argumenta en contra, entonces la cosa puede descararse mediante una lógica de guerra y el sometimiento por otros intereses diferentes a los religiosos, o por reacción a ofensas políticas. Sin embargo, a ambos les queda muy difícil discernir las diferencias culturales a las que están inconscientemente asimilados, lo que les hace tolerar las incongruencias lógicas y morales, pues no saben por qué ven al otro como ‘malo’ o diferente MEDIANTE UN FACTOR INCONSCIENTE Y CONDICIONANTE que no entienden y que ACTÚA COMO EL PARADIGMA legítimo e incuestionable DE LAS DIFERENCIAS CULTURALES.

Según los estudios antropológicos de Kluckhohn y Strodbeck estas son las características que diferencian y se contraponen entre la civilización árabe y occidental, diferencias que conoce y aplica el entrenador de terroristas y que crean el ambiente de justificación.

Occidente: Orientado hacia el futuro, el ser humano es confiable (llave debajo de la matera, casa abierta para todos), domina la naturaleza, el resultado es lo que cuenta, individualismo. Cultura árabe: Orientada hacia el pasado (regido por la Sharia, vestimenta, etc.), el ser humano es malo (Gran Satán), sometido a la naturaleza, a Alá; lo que uno es, es lo importante (apellidos, renombre, palabra); autoritarismo y jerarquía. Esa es la entelequia del choque de las civilizaciones. En la vida normal decimos: no entendemos a esos tipos. Ellos dicen lo mismo. En ese contexto cultural es fácil seleccionar políticamente de El Corán lo que confirma la maldad del contendor. Los que se inmolan son de dos categorías: los que necesitan supervisión para que no reculen porque hay que ‘manejar’ el instinto de conservación y los mártires convencidos. Esos son los que sueltan en París. Las motivaciones de un soldado occidental pueden ser similares, pues están entrenados para el combate y la posibilidad de morir; pero no están entrenados para el suicidio. Esa es la desventaja militar estratégica que debe ser superada con la precisión de la tecnología y la información. El civil occidental, en su sociedad del bienestar no está entrenado para enfrentar el terrorismo. Tenemos que empezar. Pero también debemos entender cuál es nuestro entrenamiento para la resistencia física y espiritual. ¿Cómo resiste el torturado en las prisiones venezolanas? Con la PASIÓN por la convicción de una causa.

Veamos ahora un ejemplo de heroísmo que energiza a toda la sociedad y la dispone a ser creativa y resistir. Una madre ve en peligro a su hijo que ha quedado atrapado debajo de un carro. Corre, grita, no piensa, ES TODA ENERGÍA DE PROTECCIÓN Y SALVACIÓN, no hay egoísmo, se lanza, levanta el carro, libera al hijo. ¿De dónde salió la fuerza? Del espíritu libre en el bien. Esas son manifestaciones espectaculares que nos inspiran. ¿De dónde saca el poder el negociador que, desarmado, enfrenta al terrorista armado y con un rehén. Del contexto de la legitimidad de su altruismo, su inofensividad y el poder de su argumento. Pero rara vez se da ese escenario en el que se comprueba el triunfo del bien desarmado. ¿De dónde viene nuestra resistencia de 50 años frente a la violencia? De eso no se habla.

Ahora seamos conscientes del poder de toda esa fuerza de amor, controlada, dirigida, enfocada en una ORACIÓN QUE ES DICHA POR DIOS A TRAVÉS NUESTRO. Multipliquemos y sincronicemos esa fuerza por 7.000 millones de seres, como ocurrió en Washington, a ver qué pasa. Si no operamos así es porque hemos sido confundidos DURANTE SIGLOS. Por el contrario, el poder CONSTRUCTIVO Y RESTAURADOR de Dios opera todos los días al sostener el universo, y nosotros al trabajar por los demás. Imaginemos también la fuerza insidiosa, dirigida hacia el engaño, la corrupción, la creación de dolor. Ese es el mal cotidiano, el infierno que se nos hace ‘normal.’ Así opera Satanás. Por eso Jesús dio muestras del poder espectacular y cotidiano del Espíritu y lo registró en LA BIBLIA para que supiéramos identificarlo y actuar perfectamente.

El origen DEMONÍACO del complot para matar a Jesús se esclarece en Lucas 22: 3-6 “Y entró Satanás en Judas”… vino el complot de traición y el sacrificio permitido de Jesús para hacer su demostración del poder de Dios. Pero Satanás no conocía el futuro. De haberlo hecho no hubiera poseído a Judas. En Mateo 16: 23 leemos el origen de las dificultades del cristianismo: “Pero Jesús se volvió y le dijo a Pedro: ¡Apártate de mí, Satanás, pues eres un tropiezo para mí! Tú no ves las cosas como las ve Dios, sino como las ven los hombres.” AL IGNORARLO NOS MATAMOS ENTRE NOSOTROS. Judas fue poseído y Pedro estaba demonizado Y NO LO SABÍAN. Por ese motivo, el poder del mal político cotidiano lo asimilamos irresponsablemente a la ‘naturaleza’ humana, que se presta para ello, pero un hombre nos demostró QUE HAY OTRO ACTOR EN EL CONFLICTO como nos gusta decir ahora y nos pidió de manera racional que fuéramos perfectos COMO NUESTRO PADRE EN LOS CIELOS, porque conoce nuestro origen y capacidades, PERO NO LE CREEMOS. Ese es el problema de una cierta clase de fe perezosa que no nos invita a experimentar para comprobar, con el conocimiento, que lo imposible es posible. Porque nos olvidamos de cómo fuimos creados, ya que hemos preferido descender del mono.

¿Por qué es perezosa nuestra fe por lo cual Jesús nos regañaba? Porque no confiamos en que Dios nos ama y protege, y porque desconocemos cómo opera el mal. En el video del Padre Spahn, éste confronta al demonio cuando en el exorcismo se producen fenómenos paranormales intimidantes. Hay este diálogo.

-¿Quién eres?
-Satanás
-¿En dónde estás?
-Tú lo sabes, estúpido.
– ¿Estás en el infierno?

-Sí. El Padre explica que desde el infierno el demonio tiene capacidad de operar ‘a distancia’, mover objetos, teletransportarlos a gran velocidad para aparentar que los materializa, causar daño, influir en personassin protección. Pero toda esa actuación la controla Dios y el sacerdote lo sabe. El demonio puede poner ideas en la cabeza, manipular instintos, hacernos ver lo que no es. La tecnología nos habla de propaganda subliminal, de armas psicotrónicas que son un reflejo de la guerra que ocurre en el plano espiritual. Lo mismo ocurre con los ángeles buenos desde el cielo. ¿Cómo creemos que se ha evitado una guerra nuclear?

El proceso de paz es el campo de la guerra espiritual que ocurre en la mente de las personas sometidas a medios, declaraciones, leguleyadas, encuestas, persecución judicial, etc. El pensamiento crítico alrededor del Proceso de Paz se inspira en la luz racional, se hace sobre una premisa tan antigua como la humanidad: luchar contra el engaño. Según el presidente y sus amigos hay que obedecer, dejarse hipnotizar por la propaganda; no quieren que pensemos; no podemos preguntar por qué. Debemos aceptar que a las Farc se les cree un nuevo pasado para el futuro que les conviene, con leyes especiales para ellos.Así, nadie tiene más posibilidades de caer en el engaño que aquel para quien la mentira se ajusta a sus deseos. Sin un pasado cierto, el futuro basado en el deseo tiene más posibilidades de perpetuar el engaño y llamarlo revolución andante, paraíso recargado, el hato de las vacas sagradas o el cielo de los espejismos en el Macondo de las Maravillas del Siglo 21. De esa manera viviremos sorprendidos o indignados con cada ocurrencia del sapo mágico, pero ¿estaremos viviendo la vida verdadera?

Otros artículos en

Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Jaime Espinosa

30/11/2015 9:44 PM

¿Y qué tal que con estas mismas armas que está creando este desgobierno sean juzgados ellos mismos?

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido