Photo Uribe
Logo Small

Jueves 22 de Agosto del 2019

Penuria

Publicado en:

El Nuevo Siglo  | 

Autor(a): Adriana Llano Restrepo  |

Fecha: 27/03/2015

 

Foto: economiaparatodos.net

La realidad nacional me anima a parafrasear a Winston Churchill y afirmar que cada pueblo tiene a los pensadores que se merece. O a Hölderlin, y asegurar que para qué filósofos en tiempos de penuria.

Florecen personajes que a duras penas hacen sinapsis y escasamente articulan una teoría epistemológica. Como el abogado Abelardo de la Espriella, que dijo con ignorancia supina que “la ética no tiene nada que ver con el derecho”; o el seudogenetista del carrusel de la contratación, Miguel Nule, a quien le debemos el descubrimiento de que “la corrupción es inherente a la condición humana”; o Julio César Turbay Ayala, quien no se ruborizó con su pragmático deseo de “reducir la corrupción a sus justas proporciones” durante su mandato.

Hablar de ética resulta insoportable porque somos laxos y acomodaticios; hace rato transitamos las sendas perdidas de los atajos y nuestra filosofía de cabecera parece ser La Pelota de Letras de Andrés López con su “deje así”; por ser como somos desoímos a Antanas Mockus, quien hace unos años advirtió en un trino que “no puede haber un policía detrás de cada ciudadano” para que cumplamos con las leyes y los deberes, porque “deberíamos obedecerlos desde adentro”.

Para rematar, por cuenta de esta ausencia ética que deviene en corrupción, “este es el momento más bajo en términos de confianza institucional” como lo asevera Jorge Londoño de la Cuesta, gerente de Gallup, aunque Santos cree que no.

Busco ponderación en la voz de los académicos, como Marcela Anzola y Juan José Botero, quienes en un ensayo aún vigente publicado en 2011 en Razón Pública, escribieron: “Es imposible hablar de democracia ante la presencia de corrupción, ya que esta última afecta las bases mismas del acuerdo democrático, esto es, la confianza de los ciudadanos en que el Estado tiene como objeto la garantía de un conjunto de derechos que aseguran la convivencia pacífica”.

Recuerdo a otro inefable colombiano, el técnico de fútbol Francisco Maturana, cuya excusa en la derrota “perder es ganar un poco”, nunca fue entendida a cabalidad como una oportunidad para remontarse sobre los errores. Pero es que  no hay tiempo para pensar y preferimos echar al olvido cada corruptela. Qué importa si no hay Oráculo de Delfos ni un “conócete a ti mismo” como mandato, sino el ramplón adagio “hagámonos pasito”.

Quizás sea cierto el vaticinio de Hölderlin: “Nuestro tiempo habita en tinieblas, separado de todo lo que es divino”.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed